Escúchenos en línea

Costa Rica admite que necesita mano de obra extranjera

Agencia AFP y Diario La Nación. Desde San José. | 2 de Abril de 2007 a las 00:00
El gobierno de Costa Rica promueve reformas a una reciente Ley de Migración y al Código de Trabajo para facilitar el ingreso de mano de obra extranjera y llenar un faltante de 150.000 empleos para los próximos tres años, informó este lunes el diario La Nación. La Asamblea Legislativa revisa las propuestas gubernamentales en materia de migraciones para la ley que rige desde agosto pasado. Abogados y expertos de la Organización Internacional para las Migraciones elaboran posibles reformas al Código de Trabajo, vigente hace poco más de 50 años, señaló la información. Las reformas pretenden allanar el camino a los extranjeros, ya que disminuirían los trámites que deben completar quienes deseen integrarse a la fuerza laboral del país, indicaron fuentes gubernamentales. El ministro de Trabajo, Francisco Morales, argumentó la necesidad de los cambios porque la Ley de Migración y Extranjería y el Código de Trabajo no reflejan la "realidad laboral" actual de Costa Rica. Cifras del Ministerio de Trabajo precisan que en los próximos tres años el país requerirá de 150.000 plazas nuevas en los sectores del turismo, construcción, telecomunicaciones y agroindustria, principalmente, que difícilmente podrán ser llenadas por costarricenses. Esa cantidad es igual al 15% de los empleados asegurados ante la Caja Costarricense del Seguro Social a finales del año pasado y al 8% de la población empleada, que en julio pasado era de 1,8 millones, según datos del gobierno. Morales afirmó que las reformas darían al empleado migrante derechos y deberes al igual que los nacionales. Por su parte, el director de Migración y Extranjería, Mario Zamora, explicó que una de las reformas permitirá a las empresas contratar a los migrantes cuando estén en el país, contrario a lo que ocurre actualmente, que las empresas desplazan personal a los países vecinos para las contrataciones. En Costa Rica hay decenas de miles de trabajadores extranjeros, especialmente nicaragüenses, que laboran en la agricultura, oficios domésticos y construcción, principalmente. Cifras extraoficiales indican que los migrantes rondan los 600.000, de los cuales un 50% carecen de documentos.

Gobierno analiza estímulos para atraer trabajadores extranjeros

Por José Enrique Rojas, diario La Nación, de Costa Rica.

La necesidad de contar con más trabajadores en los próximos tres años, motiva al Gobierno a impulsar medidas que faciliten el ingreso de extranjeros para responder a esa demanda. Las disposiciones incluyen reformas a la Ley de migración y extranjería y al Código de Trabajo. Las enmiendas buscan disminuir los trámites que deben realizar las empresas que contratan extranjeros y definir derechos y deberes de los inmigrantes. Los cambios se requieren pues el Código y la Ley de migración no incluyen la "realidad laboral" actual, que exige la llegada de trabajadores especializados en campos como el tecnológico, dijo Francisco Morales, ministro de Trabajo. Migración estima que unos 40.000 extranjeros viene a trabajar pero lo hacen como turistas. Estimaciones del Ministerio de Trabajo y del sector privado señalan que el país requerirá más de 150.000 empleos nuevos en los próximos tres años. Esa cantidad equivale a 15% de los trabajadores asegurados en la Caja Costarricense de Seguro Social, a diciembre pasado, y al 8% de la población con empleo, que según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, era de 1,8 millones en julio del 2006. Según el Ministerio de Trabajo, los sectores productivos asociados al turismo, construcción, infocomunicaciones (centros de llamadas) y agroindustria son los que requerirán más personal adicional. Cambios. Abogados del ministerio de Trabajo y de la Organización Internacional para las Migraciones elaboran una reforma al Código de Trabajo para regular las labores de los inmigrantes e integrarlos a los servicios sociales, indicó Morales El Ministro prefirió no profundizar en la reforma, que espera esté lista en los próximos meses, sin embargo, afirmó en que el trabajador inmigrante requiere derechos y deberes, que eviten poner en peligro su estadía en el país. El Ministerio también estudia variar los horarios de trabajo, facilitar horarios para madres y reglamentar el empleo que se realiza desde los hogares. "Muchas empresas ya facilitan las labores a los trabajadores, pero es necesario reglamentar esas prácticas", indicó. La Asamblea Legislativa estudia una reforma a la Ley número 8487 de Migración y Extranjería (rige desde agosto del 2006) convocada el 28 de marzo al periodo de sesiones extraordinarias, indicó Mario Zamora, director de Migración. Desde agosto pasado las empresas que quieran contratar extranjeros deben realizar el papeleo en el extranjero y presentarlo en un consulado de Costa Rica. "Eso implica costos altos para las pequeñas y grandes empresas. los permisos deben gestionarse aquí", dijo Zamora. El Director afirmó que eso provoca que los extranjeros trabajen con una condición migratoria de "turista ", lo que favorece la ilegalidad y además no cotizan a la seguridad social. En Costa Rica laboran cada año unos 40.000 trabajadores extranjeros "volátiles" que vienen a dar cursos, arreglar máquinas o a desarrollar tecnología, dijo el Director. Para Zamora, la legislación de migración es la que debería regular a esos trabajadores y estimulando la legalidad.

Nómadas

Leslie Saborío, administrador de proyectos turísticos, relata que "el 65% de los proyectos de mi empresa, Serco, están en Guanacaste, el resto en el Valle Central. Antes era lo contrario. Eso me obliga a vivir el 60% de la semana en Liberia. Algunas personas se van a vivir a Guanacaste con su familia, pero aún faltan escuelas y servicios, por lo que no hay no hay más remedio que viajar todas las semanas". También los comerciantes emigran. Por ejemplo, Rónald Jiménez oriundo de Tilarán y quien se dedica a la venta de artículos plásticos, explica que "Tilarán aún no está tan desarrollado como Liberia en el comercio, por lo que no constituye un mercado potencial. Llevo solo cinco meses en Liberia y me ha ido bien porque me prepare e invertí lo necesario" En cambio, entre los maestros hay mucha competencia, según Katerin Marchena, una educadora de 21 años. "El campo laboral en Liberia está muy duro sobre todo para los educadores por la sobreproducción que existe de esta profesión, sin embargo, yo tengo la suerte de trabajar con una tía en un proyecto de educación privada, esto me genera tranquilidad pues cuento con un empleo seguro", asegura. Quienes se dedican a bienes raíces, como Henry Gómez, creen que el futuro es prometedor en Guanacaste. Gómez incluso se plantea "en un mediano plazo, es venirme a vivir aquí".

INA quiere capacitar 100.000 en tres años

Ante la falta de trabajadores que vislumbran el Gobierno y el sector privado para los próximos tres años, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) prepara un plan para capacitar más de 100.000 jóvenes en ese periodo. Según el Ministro de Trabajo, Francisco Morales, la Autoridad Presupuestaria autorizó al INA 1.100 nuevas plazas para profesores. Carlos Sequeira, jerarca del INA, afirmó que la entidad identificó la necesidad de capacitar en áreas como turismo, inglés, informática, creación de pequeñas empresas y reconversión agrícola. Sequeira afirmó que en áreas como informática lanzarán un plan para capacitar 70.000 jóvenes, así como 32.000 en el idioma inglés, que puedan trabajar en centros de llamadas y en actividades turísticas. También se impartirá. cursos a trabajadores de construcción en las mismas obras. El INA evalúa disminuir requisitos para los cursos. Turismo El sector turístico estima que la hotelería emplea actualmente unas 92.000 personas y en los próximos tres años podría requerir llenar 12.000 puestos adicionales. Los empleos indirectos rondan los 400.000 y podrían crecer en más de 50.000. Construcción Este sector creció un 64% en el 2006. Este año estima que requerirá 21.000 trabajadores adicionales, en el 2008 unos 61.000 y en el 2009 serían 77.000. Esas necesidades incluyen obreros, arquitectos, ingenieros. El Gobierno está preocupado porque la construcción está atrayendo trabajadores agrícolas por los mayores salarios. Eso también podría afectar a la agroindustria. Tecnología Unas 30.000 personas trabajan en empresas de tecnología de información y comunicación. Ese sector tiene como meta duplicar la cantidad de trabajadores en menos de 5 años. Alexander Mora, representante de esa área, señaló que el sector enfrenta faltante de personal capacitado. Hay carencias del idioma inglés, matemáticas elementales y comunicación en español (oral y escrito).

Foráneos importan conocimiento

La instalación de hoteles "cinco estrellas" en el país obliga a contratar chefs de igual categoría en los restaurantes, pero, en Costa Rica hay déficit de este tipo de profesionales. Así resume Mario Zamora, director de Migración, la realidad del mercado laboral en los últimos años. Más que una amenaza, los extranjeros toman las plazas que los costarricenses no pueden o no quieren desarrollar, dijo Zamora. El Director afirmó que, por ejemplo, en el 2006 ingresaron 270.000 nicaragüenses, que trabajan principalmente en el campo agrícola y de construcción. Sin embargo, la tasa de desempleo bajó de un 6,6% a un 6%. Agregó que en casos el sectores como el tecnológico, los foráneos se convierten en importadores de conocimiento. "Hay una realidad que a algunos les cuesta digerir, los extranjeros son fundamentales para la producción nacional", dijo. El área tecnológica requiere personal calificado pues hay déficit en el país, dijo Alexánder Mora, presidente de la Cámara Costarricense de Tecnologías de Información y Comunicación. La situación obliga a firmas a traer personal de India, Irlanda y Estados Unidos que viene a capacitar personal costarricense.

Pacífico es imán para trabajadores

"En los vuelos de Nature Air, que trasladan personas de Pavas a Liberia, yo conocí a diseñadores, fotógrafos, gente de bienes raíces e ingenieros que viajan a Guanacaste a trabajar. Usted los ve con sus computadoras portátiles preparando proyectos", relató Elimelec Juantá, quien viajó entre agosto a diciembre del año pasado de San José a Liberia para dirigir el centro educativo Ciudad Blanca School. "Aquí tenemos caras nuevas cada mes. Salarios competitivos y el privilegio de vivir cerca del mar atrae cada vez más gente de todas las edades a mudarse de la ciudad a la playa", contó Gina Alvardo, quien reside en Tibás, pero labora en una empresa de bienes raíces en playas del Coco. "En mi empresa trabajamos nueve personas, cuatro estadounidenses, un nicaragüense, tres josefinos y un guanacasteco", comentó Alvarado. Al igual que Elimelec y Gina muchos trabajadores se desplazan hacia el Pacífico a trabajar. La migración del centro del país hacia el Pacífico es reconocida, pero no obstante, por el momento no hay estadísticas, según el ministro de Trabajo, Francisco Morales. El vicepresidente de Nature Aire , Wálter Nihaus, había estimado, en agosto pasado, que esta aerolínea transporta a unas 100.000 personas al año, de los cuales un 20% son profesionales que se trasladan a laborar a las playas. Se intentó actualizar el dato, pero fue imposible obtenerla información. En construcción, la migración es muy común, asegura Alvaro Conejo, presidente de la Cámara de Turismo de Guanacaste. Jaime Molina, presidente de la Cámara de la Construcción, había informado que en Guanacaste y Puntarenas el pago por hora que recibe un peón pasó de ¢620 a ¢1.000 en menos de dos años, y el salario de profesionales se duplicó. Mientras que en el sector de hotelería, señaló Conejo, lo más común es llevar empleados del centro del país para cubrir mandos medios y altos.

Descarga la aplicación

en google play en google play