Escúchenos en línea

Nicaragua, «muy bien» en el juicio contra Colombia

Managua. Radio La Primerísima. | 24 de Abril de 2012 a las 00:00

El día de hoy (martes), el esfuerzo estuvo dirigido a demostrar que, independientemente de a quién correspondan esas pequeñas piedras e islotes que se encuentra regados por ahí, el hecho es que la plataforma continental privilegiada que tiene Nicaragua y los espacios marítimos que le corresponden no pueden ser mermados, dijo el embajador de Nicaragua ante La Haya, el doctor Carlos Argüello.

En declaraciones a Multinoticias Canal 4, el diplomático aseguró que "la totalidad del llamado Archipiélago de San Adrés, incluyendo cayos y demás, tiene una extensión de 42 kilómetros cuadrados. Aún suponiendo que esos 42 kilómetros fueran de Colombia, eso no significa que un territorio que cabe en la cuarta parte de la Isla de Ometepe vaya a generarle (a Colombia) derechos a quedarse con (una extensión comparable a) todo el Lago de Nicaragua".

Así resumió Argüello los puntos fundamentales del alegato presentado por Nicaragua en La Haya este martes durante el segundo día de deliberaciones en el diferendo limítrofe que sostiene con Colombia.

"El día de hoy (martes) pasamos explicando que cualquier delimitación que se vaya a hacer, primero tiene que tomar en cuenta que la plataforma continental de Nicaragua se extiende por un espacio inmenso de casi 500 millas de extensión, al contrario, la plataforma natural de Colombia es cortísima al igual que la plataforma de Panamá y de la mayor parte de los otros países del Caribe", aseguró el diplomático.

Es una plataforma muy corta porque a 25 millas de la costa se hunde a unas profundidades enormes. No existe plataforma natural de Colombia que se extienda más allá de ese espacio, explicó.

Según el doctor Argüello, el argumento de Nicaragua es que la plataforma continental del país se extiende hasta dentro de las 200 millas de Colombia. O sea, a 350 millas de Nicaragua, y que se necesita delimitar esa plataforma continental.

En segundo lugar, explicó, suponiendo que la Corte determinara que las islas, cayos o piedras corresponden a Colombia, tienen que quedar enclavados en un área de 12 millas para las islas, y de tres millas para los cayos o piedras.

Lo que Colombia pretende es dejarnos un territorio que incluso es más pequeño que lo que correspondía al meridiano 82 que anteriormente era su máxima pretensión, dijo.

Lo que Colombia reclama en la Corte es que se haga una delimitación entre las piedras sobre las que ella presuntamente tiene soberanía, entre las que incluyen al Cayo de Quitasueños, que no es un verdadero cayo sino un banco que está permanentemente sumergido. Ellos pretenden que la delimitación debe ser entre, por ejemplo, los Cayos Miskitos, entre la Isla de Maíz (Corn Island) y entre las islas que supuestamente le pertenecen a Colombia, dijo Argüello.

Lo que pretentde Colombia es dejarnos con la tercera parte de lo que nos corresponde, aseguró.

Estamos hablando de 300 mil kilómetros cuadrados y Colombia quiere encerrarnos a nosotros en menos de 100 mil kilómetros, dijo.

Ese era el principal tema que estaba en juego hoy y Nicaragua lo expuso excelentemente. Todos los abogados de Nicaragua hicieron unas presentaciones excelentes. Yo estuve oyendo a los embajadores y otras personas que estuvieron allí y francamente, quedé muy satisfecho con todo el trabajo de los colegas, comentó Carlos Argüello.

Todos debemos estar muy contentos (con el trabajo realizado). Lo digo con la experiencia que tengo de trabajar en esto, aseguró el embajador que expresó que tiene "toda la confianza de que Nicaragua va a salir muy bien en este juicio".

El embajador aclaró que la demanda de Nicaragua no se hace relativa a la pretensión colombiana de establecer una frontera en el meridiano 82:

El meridiano 82, en algunas partes está escasamente a unas 70 millas de distancia de las costas de Nicaragua; en otras partes estará a 80 ó 90 millas. Lo que nosotros estamos solicitando es 350 millas de plataforma continental. Es decir que vamos absolutamente mucho más allá de eso (el meridiano 82). Y en la Zona Económica Exclusiva, que es de 200 millas, obviamente son las 200 millas completas de Nicaragua, dijo Argüello.

Por eso digo que Colombia nos quiere dejar la tercera parte de lo que nos corresponde de la Zona Económica Exclusiva y nos quiere dejar como la quinta parte de lo que nos corresponde de plataforma continental, agregó.

Entonces, lo que estamos peleando aquí es un asunto importantísimo y son territorios más grandes que el mismo territorio continental de Nicaragua. Eso es lo que tenemos en juego ahorita, y lo que tenemos que recuperar y mantener, aseguró.

Acerca de la fortaleza en el argumento colombiano, a presentarse el día jueves, el embajador comentó que lo único que tiene es la interpretación del tratado Bárcenas-Esguerra de 1928.

Colombia, lo que tiene en sus manos es el tratado, es lo único. Y, obviamente, como Colombia tiene una marina y una fuerza naval con las que Nicaragua nunca ha podido ni puede competir, evidentemente Colombia es la que ha estado poseyendo esas zonas porque, por el uso de la fuerza, no nos dejan entrar a nosotros, explicó.

El embajador comentó que "hace dos meses, una embarcación científica nuestra enviada por el Estado de Nicaragua para hacer exploraciones y verificar la situación en el Cayo de Quitasueños tuvo que retirarse sin cumplir su misión por las amenazas de Colombia, que empezó a mandar notas diplomáticas diciendo que Nicaragua estaba invadiendo territorio de ellos".

Entonces, nosotros no podemos asomarnos, porque no vamos a entrar en una guerra ni permitir que vayan a matar a nuestra gente ni a nuestros pescadores ni a demás gente para que anden en esa zona donde andan los barcos de guerra de Colombia (que) lo que ha estado haciendo, es poseer ilegalmente territorios que pertenecen a Nicaragua dijo Argüello.

Acerca de la cuestión del resarcimiento económico a Nicaragua por parte de Colombia, el embajador explicó que esa era la demanda inicial del Estado nicaragüense.

La verdad histórica (es que) Colombia, desde hace más de 40 años ha estado impidiendo que Nicaragua pueda usufructuar los espacios marítimos que le corresponden al este del meridiano 82 (...) evidentemente, Colombia ha estado dando permisos de pesca, permisos de exploración, y ha estado explotando todos los recursos naturales que se encuentran al este del meridiano 82 (...) entonces, es un país que ha estado usufructuando indebidamente el territorio nicaragüense. Es lógico que Nicaragua tenga derecho a pedir una indemnización, y es lo que hemos pedido, concluyó el embajador Carlos Argüello.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play