Escúchenos en línea

No más suicidios

Buenos Aires. Por José Steinsleger, La Jornada. | 25 de Abril de 2012 a las 00:00

¿Qué se cavila en las usinas del capitalismo salvaje? ¿Ideas para que "la gente" sea más optimista" y deje de ahorcarse, o de arrojarse a las vías del tren? En Italia, un empresario y un trabajador se suicidan por día, y en Grecia hubo mil 725 suicidios desde 2010 (El País, 22/4/12).

Sin embargo, en lugar de examinar la crisis en su propia casa, el bilioso diario del grupo español Prisa embiste contra Cristina Fernández de Kirchner y la recuperación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), que hasta caer presa de los buitres de la "globalización" (Repsol) era la primera explotación estatal petrolera del mundo (gobierno de Hipólito Yrigoyen, 1922).

Trato de recordar si los funcionarios del franquismo identificaban los intereses del Estado con las empresas privadas. No lo consigo. ¿Alguien recuerda, incluso, si en las letras y el pensamiento hubo entre los "hispanistas" y simpatizantes del falangismo expresiones tan viles como las empleadas por el "marqués" Vargas Llosa en la referida edición de El País?

En el fondo, las violentas amenazas del fascista Mariano Rajoy y el grupo Repsol (clara evidencia de quién es quién en el "crimen organizado") nacen de la ignorancia. ¿O no se enteraron de que con las reformas de Carlos III la Casa de Contratación de Sevilla cerró sus puertas en 1790?

Pensándolo bien, la disparada y concertada mierda lanzada por "liberales", "socialistas" y "populares" contra Argentina (fenómeno que carece de precedentes en la política exterior de la "madre patria"), resulta entendible. Pues varios son los países de América Latina que empezaron el siglo sin deseos de suicidarse.

Debido a que la historia de la monarquía española es milenaria, subrayamos en tres párrafos su carácter parasitario y dependiente de otras potencias. Empecemos cuando, junto con Portugal, España se repartió el mundo con ayuda de los banqueros de Holanda y Alemania (bula del papa Alejandro VI, 1493).

Trescientos años y pico después, en 1814, los borbones recuperan la corona con ayuda de Inglaterra. En 1898, la intervención de Estados Unidos permite que sus ejércitos tomen algo de oxígeno frente a los independentistas cubanos, y en 1936... ¿qué habría ocurrido sin el apoyo de la Italia fascista y la Alemania nazi?

Derrotados, los republicanos recibieron la solidaridad de Lázaro Cárdenas y, durante muchos años, los pueblos de España aliviaron el hambre gracias a los alimentos que, desafiando el bloqueo de Estados Unidos y las "democracias occidentales", enviaron los buques fletados por Juan Domingo Perón, que su gobierno (vale aclarar) cobró a Franco peseta a peseta.

Luego, en 1975, la bestia murió en paz, y un torpe cazador de osos y elefantes subió al trono. ¿"Transición ejemplar"? Diseñada por la CIA, la "democracia" española fue pactada entre falangistas, socialistas y comunistas. ¿Y cuál "milagro" económico? No más que el impuesto para negar la realidad, que a las matemáticas convierte en fin en sí mismas, lavando el cerebro de "la gente" con una visión dogmática de la historia y la sociedad.

Antes de seguir, una brevísima lección de economía "moderna". Si desde el siglo XVI la fórmula P+SC (piratería más saqueo colonial) fue igual a LC+CyP (libre comercio más civilización y progreso), a mediados del decenio de 1970 se descubrió la fórmula TF/TM+PU/TM = CO (terrorismo financiero y militar, más pensamiento único y terrorismo mediático, igual a crimen organizado).

A modo de prueba piloto, la fórmula fue ensayada por Pinochet en Chile, y más tarde se aplicó en Gran Bretaña y Estados Unidos. Mientras, en América Latina, los astrólogos del consenso de Washington la ajustaron a las realidades de cada país. En México, Colombia y Perú tuvieron más suerte que en Brasil. Y mientras Hugo Chávez pateaba el tablero en Venezuela, los chulos de Madrid creían que con Carlos Menem el peronismo tocaba fondo en Argentina.

Autistas por vocación, los clientes de El Corte Inglés creen que las nociones de patria, Estado, nación, independencia, identidad, pueblo, soberanía, son cosa del "pasado". Premisas que, curiosamente, coinciden falazmente con la epistemología colapsada de ciertas izquierdas que, después de vivir de "los de arriba", decidieron vivir de "los de abajo" subestimando los grandes cambios en curso.

Pero bueno... Dios es grande. Y como frente al clamor vox populi vox dei está obligado a querernos a todos, puede ser más democrático que las izquierdas y derechas que no lo entienden.

Por esto la decisión de Cristina Fernández de Kirchner se tomó a nombre del Estado nacional, en un acto de soberanía política que la hermana con el general Lázaro Cárdenas de 1938.

Los mexicanos debemos estar atentos, porque el sistema económico que empezó a aplicarse hace 30 años demostró que sus objetivos respondían a la piratería moderna, y a los intereses del crimen organizado. O, en palabras del uruguayo Octavio Nadal, de la Secretaría de Seguimiento de la Comisión para la Paz, tras identificar cuatro de los desaparecidos asesinados durante la dictadura: "Nada fue al azar... hubo un sistema de producción de muerte en el país".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play