Escúchenos en línea

Gobierno anuncia plan de emergencia en las comunidades del Río Wanki, donde cada mes mueren de hambre 17 personas

Agencias DPA, AFP, ACAN–EFE, Reuters y PL. Desde Managua. | 2 de Abril de 2007 a las 00:00
El gobierno anunció este lunes que pondrá en marcha un plan para combatir el hambre en las comunidades indígenas de las riberas del río Wanki (Coco), en la región del Caribe, donde 17 personas mueren mensualmente por inanición. "Es increíble el nivel de pobreza que tenemos en esa zona. Una zona que vive en permanente emergencia y calamidades es el río Coco, ahí hay comunidades con 1.500 familias (unas 12,000 personas) donde mensualmente se están muriendo 17 personas", afirmó el ministro agropecuario, Ariel Bucardo, La región de Río Coco es afectada por inundaciones y ocasionales plagas de ratas que destruyen sus pocos cultivos. Durante una rueda de prensa conjunta con el presidente Daniel Ortega, en la sede del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Bucardo dijo que las comunidades indígenas de la etnia miskita y mayagnas que habitan a orillas del río Coco viven de manera primitiva intercambiando los pocos granos que producen como el arroz, maíz y hortalizas, por un poco de jabón o azúcar. "El nivel de intercambio comercial que hay (en estas comunidades) es increíble, porque por un jabón los comunitarios dan ocho libras de arroz (3,6 kilos) y por una libra de azúcar (45 gramos) dan 12 libras de arroz (5,45 kilos)", señaló el funcionario. La asistencia forma parte del programa contra el hambre que el Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor), denominado "Programa Productivo Alimentario", dirigirá anualmente a 15.000 familias (100,000 nicaragüenses) de las zonas más pobres del país. "Estamos comenzando. Ya enviamos técnicos a la zona del Río Coco, que es donde está la pobreza más acentuada", aseguró Bucardo. El programa, que pretende beneficiar a 75 mil familias campesinas pobres durante los próximos cinco años, cubrirá este año a las comunidades indígenas del río Wanki o Coco, limítrofe con Honduras. El plan se extenderá luego a los departamentos de Madriz, Nueva Segovia, Estelí, y algunos municipios de Managua, hasta abarcar todo el país, agregó Bucardo. El costo total del proyecto será de 150 millones de dólares. Como parte del programa Hambre Cero, a cada núcleo familiar se le entregará una vaca, una cerda preñada y aves de corral, para que las reproduzcan y utilicen sus derivados para el autoconsumo y comercialización. También recibirán forraje, un molino, y un biodigestor para producir biogás a partir del estiércol. El objetivo fundamental del proyecto es garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de esas familias pobres, y dinamizar el mercado interno. Los beneficiados sólo pagarán por la mitad de lo entregado a una caja de ahorro que ellos mismos conformarán. En las comunidades del río Coco existen alrededor de 100 comarcas habitadas por más de 50,000 indígenas que viven en extremas condiciones de pobreza, algunas de las cuales fueron afectadas en los últimos dos años por una plaga de ratas que se comieron buena parte de sus cosechas de autoconsumo. El gobierno planeaba inicialmente impulsar el plan contra el hambre mediante un programa especial denominado "Hambre Cero", que sería dirigido directamente por el Consejo de Seguridad Alimentaria, pero fue suspendido y delegado al Magfor y otras dependencias del gobierno. Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) indican que 27% de los 5,4 millones de nicaragüenses presenta algún grado de desnutrición. Bucardo añadió que como parte del programa de producción de alimentos se están entregando a más de 100 mil familias campesinas, semillas de arroz, sorgo, frijoles y maíz, además de urea venezolana a precios más bajos que los del mercado local. Se trabaja además en incrementar la masa ganadera, en vista de la disposición de Venezuela de comprar carne vacuna y reses en pie, además de dos mil 500 toneladas de frijoles, apuntó el ministro.

148 millones de dólares para iniciar el ciclo agrícola

Bucardo informó que el país dispondrá de 148 millones de dólares para iniciar el ciclo agrícola, que comienza en mayo próximo –si las lluvias inician ese mes– y culmina en abril de 2008. El funcionario que esos fondos provendrán del Estado y de instituciones financieras privadas. Agregó que el Estado destinará 33 millones de dólares y entre la banca comercial e instituciones microfinancieras dispondrán de otros 115 millones de dólares para el ciclo agrícola. Bucardo calculó un incremento de la producción de un diez por ciento si consiguen un "buen invierno". Reafirmó que durante el ciclo agrícola 2007-2008 darán prioridad a la producción de alimentos, entre ellos granos básicos como maíz, fríjol, arroz y sorgo; y también a la carne. Anotó que el caso del maíz "estamos teniendo un problema ya muy sensible", debido a que Estados Unidos "está utilizando todo su maíz para la producción de etanol", lo cual ha encarecido el precio de ese producto en el mercado local. El funcionario nicaragüense calculó producir unos 12 millones de quintales de maíz este año para suplir la demanda local. También proyectó incrementar la producción de fríjoles, debido a que deben exportar a Venezuela, durante este año, en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), 2,5 toneladas de ese grano. Bucardo dijo que también aumentarán la producción de sorgo y de arroz. Asimismo, anunció que abastecerán a 100,000 pequeños productores con semillas como arroz, sorgo, fríjol y maíz, y posiblemente urea, esta última que la obtienen de Venezuela a precio preferencial. También, agregó, procurarán incrementar la producción de ganado de engorde debido a que tienen que exportar carne industrial y leche a Venezuela. Bucardo dijo que sólo el café, principal producto de exportación de Nicaragua, es "donde hemos tenido problema", porque se redujo la producción del aromático. "El año pasado exportamos 2,05 millones de quintales de café y este año estamos exportando más o menos un millón de quintales", precisó. Dijo que esperan recuperar la baja de la producción, aunque no explicó cómo, y producir 1,8 millones de quintales de café exportado en este ciclo agrícola. Ortega pidió a los nicaragüenses no descuidar la producción por la celebración de la Semana Santa.

Descarga la aplicación

en google play en google play