Escúchenos en línea

Millones de niños quedan huérfanos a causa de las drogas y el Sida

Agencia EFE. Desde Naciones Unidas, New York. | 2 de Abril de 2007 a las 00:00
La devastación causada por el sida, las guerras y las drogas ha convertido en padres forzosos a millones de abuelos de todo el mundo, que muchas veces se ven sin fuerzas y recursos económicos para sacar adelante a sus nietos. Según datos facilitados hoy en la ONU, sólo en Estados Unidos hay unos seis millones de niños que están siendo criados por sus abuelos, porque sus padres no son capaces o porque han fallecido víctimas del sida o las drogas. A las enfermedades y las guerras se unen otros factores, como las catástrofes naturales, que ha incrementado el número de huérfanos en los últimos años. El problema se extiende por todo el mundo, especialmente en el frica subsahariana, donde unos doce millones de niños viven con sus abuelos u otros familiares, lo que los convierte en afortunados, dado que otro gran número de pequeños son criados por sus hermanos, también menores de edad. En Europa oriental se calcula que hay cerca de 1,5 millones de niños "huérfanos" que viven con sus padres, en tanto que en Asia, Latinoamérica y el norte de frica se calcula que hay otros cuatro millones. "Unos niños sin padres son unos niños sin voz", dijo hoy la representante del Comité Nacional de Abuelos por los Derechos de los Niños, Brigitte Castellano, quien se quejó de que la Asamblea General de la ONU no haya adoptado ninguna recomendación al respecto. Precisamente, la falta de apoyo de los gobiernos ha llevado que diversas organizaciones organicen en Nueva York, del 6 al 8 de mayo, la "I Cumbre Mundial de Abuelos y Cuidadores Familiares", en la que abuelos de todo el mundo tratarán de buscar apoyo para las situaciones que atraviesan. "Muchos ancianos han vivido con dolor la muerte de sus hijos por sida, y ahora tienen que criar a sus nietos, quienes posiblemente también contraerán la enfermedad", dijo Castellano, al explicar las consecuencias que la pandemia está teniendo en las zonas más deprimidas del planeta. Los abuelos que crían a sus hijos tienen que superar unos desafíos tremendos, según explicaron en la ONU, como son las dificultades económicas por la falta de recursos y la brecha generacional que les separa de los pequeños. "Los abuelos son unos héroes. Dan un amor, cariño y un hogar estable a quien no lo tiene. Y eso es un gran servicio a la sociedad, por eso debemos apoyarlos", explicó Brigitte Castellano. En la cumbre, los ancianos tratarán de concienciar a los gobernantes de la necesidad de apoyar la labor que realizan, que normalmente no está remunerada.

Descarga la aplicación

en google play en google play