Escúchenos en línea

Las diez maravillas de la naturaleza, amenazadas por el cambio climático

Por Mar Gonzalo (EFE). Desde Ginebra, Suiza. | 5 de Abril de 2007 a las 00:00
Las tortugas caribeñas, los alerces chilenos, el entorno del Río Grande o los cientos de especies aún sin clasificar del bosque amazónico son algunas de las "mayores maravillas naturales del mundo" que podrían desaparecer a causa del cambio climático, según el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF). Con el objetivo de concretar qué efectos tiene el cambio climático en el medioambiente y cuáles cabe esperar si el calentamiento del planeta continúa al ritmo actual, el WWF ha publicado un informe con una decena de ejemplos concretos. Uno de ellos es el bosque valdiviano de Chile y Argentina, de unos 250.000 kilómetros cuadrados, donde se encuentran alerces de hasta 3.000 años y hasta 100 metros de alto (crecen un milímetro al año), lo que los convierte en "los segundos árboles más viejos del mundo", después del pino bristlecone de California. Para mitigar los efectos, el WWF está elaborando mapas de las zonas de sequía y más propensas a los fuegos y planes para mejorar la protección de los bosques. Para la organización con sede en Suiza, la rápida desaparición de los glaciares andinos y los cambios de pauta de las lluvias terminarán modificando drásticamente los recursos hidráulicos de la zona, al tiempo que causarán mayores periodos de sequías y un mayor número de incendios forestales. El WWF estudia también en su último informe el efecto del cambio climático en el desierto de Chihuahua (México y Estados Unidos), el mayor del continente y por el que pasa el legendario Río Grande. Ese río, el principal recurso hídrico para las poblaciones aledañas, cada vez lleva menos agua debido al descenso de las lluvias, hasta el punto de que en ocasiones se seca antes de llegar al mar. Para paliar ese problema, expertos del WWF están llevando a cabo varios proyectos en distintos puntos del planeta, entre ellos Belice, donde la organización está formando a la población sobre las maneras de frenar la contaminación de las aguas y métodos de pesca alternativos. Sin dejar el continente, la organización alerta igualmente del efecto del calentamiento mundial sobre la Selva Amazónica, que, con unos 6,9 millones de kilómetros cuadrados repartidos entre Bolivia, Brasil, Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela, es la selva tropical más extensa del mundo. En el 'pulmón del planeta' viven cerca de 30 millones de personas y al menos 40.000 especies de plantas y 427 tipos de mamíferos, aunque, según el WWF, aún queda un gran número de especies sin identificar. En el entorno del río Amazonas, el segundo en longitud de la Tierra, se prevé que el cambio climático origine una subida de temperaturas de dos a tres grados centígrados y que la disminución de las lluvias suponga un avance de la sequía en amplias zonas. Estos dos factores pueden llegar a convertir del 30 al 60 por ciento de la selva amazónica en sabana, según un estudio del Instituto Nacional de Investigación brasileño mencionado por el WWF.

Aumento de la temperatura media

El informe indica que, según los estudios más recientes, en el año 2050 la temperatura media podría aumentar allí entre 2 y 3 grados centígrados, al tiempo que descenderán notablemente las lluvias, lo que podría convertir del 30 al 60 por ciento el porcentaje del bosque tropical en una sabana seca. Las tortugas marinas del Caribe son otro de los ejemplares que el WWF ha escogido para concretar los efectos del cambio climático: El aumento del nivel del mar hará desaparecer las playas donde ponen sus huevos y el cambio de las corrientes impedirá sus migraciones. Además, las tortugas no serán capaces de reproducirse si la temperatura ambiente sigue creciendo, ya que se alterará el ratio entre hembras y machos, al tiempo que las fuentes de alimentos -arrecifes de coral y plantas del fondo del mar- podrían desaparecer. Así, la supervivencia de seis de las siete especies de tortugas marinas de Latinoamérica y el Caribe está en peligro, según los datos de la organización, que también alerta sobre la amenaza climática que soportan tanto los tigres como las personas que habitan en el delta de Sundarbans (en la India), donde se encuentra el bosque de mangle más grande del mundo. Entre las soluciones puestas en práctica por WWF figura la mejora de la vegetación de la zona, proveyendo así un lugar donde las tortugas pueden dejar los huevos a una temperatura adecuada, dado que las altas temperaturas les hacen malograr. Otra de las 10 "maravillas naturales" amenazadas es, según el WWF, la Gran Barrera de Corales, 2.000 kilómetros de arrecife de coral en la costa australiana, que sufre un fenómeno de "blanqueamiento" provocado por el calentamiento de las aguas. Ese calentamiento provoca la muerte de las algas que viven adheridas al coral y que le dan color (zooxantelas), lo que hace que ese peculiar animal se aclare y en ocasiones perezca.

Descarga la aplicación

en google play en google play