Escúchenos en línea

Principal estrategia del BM ayudar a reducir la pobreza

Managua. Radio La Primerísima/El Nuevo Diario. | 21 de Mayo de 2012 a las 00:00

Una de las principales estrategias del Banco Mundial (BM) es contribuir a acelerar la reducción de la pobreza en Nicaragua, profundizando en la competitividad y la productividad sostuvo la representante de ese organismo Camille Lampart.

Informó que se planteó una estrategia país para período 2008-2012, que contiene cuatro objetivos estratégicos y el desembolso que supera los USD140 millones.

En declaraciones que publica el Nuevo Diario este lunes, Lampart expresó que en el último trimestre del 2012, el Banco Mundial podría tener revisada y aprobada por la Junta Directiva el trabajo a desarrollar.

"Estamos pensando, consultando y discutiendo hacia dónde vamos y cómo estaremos apoyando a Nicaragua. Tenemos que preparar un informe de cumplimiento de la estrategia anterior (2008-2012), del cual ya tenemos el primer borrador. Hemos iniciado discusiones con el gobierno y con otros socios: el sector privado y la sociedad civil. Debemos presentar pronto el primer resultado de estas discusiones a la gerencia de la región; luego, retomaremos el diálogo con el gobierno y los otros socios para cumplir las discusiones, y esperamos tener una nueva estrategia aprobada para el último trimestre del año", dijo.

La funcionaria confirmó que para el presente año fiscal 2012, ese organismo multilateral ha programado desembolsar US$65 millones para Nicaragua, y US$45 millones para el año próximo. Asimismo, la Corporación Financiera Internacional, IFC, el brazo financiero del BM, ha invertido US$397 millones en el sector privado, en el período 2008-2012.

El BM se planteó una Estrategia País para el período 2008-2012, en la cual se expresaron cuatro objetivos estratégicos y el desembolso de más de US$140 millones en proyectos relacionados con esos objetivos estratégicos. ¿Cuál es su valoración sobre el grado de cumplimiento de esa Estrategia País quinquenal, al primer trimestre de 2012? ¿Cómo marcha a su vez el desembolso de los recursos?.

Aseveró que actualmente se encuentran en un proceso de evaluar la Estrategia de Asistencia de país AF2008-12. Durante este período, Nicaragua y el mundo han enfrentado una serie de crisis que requerían algunos cambios de nuestros planes para responder, por ejemplo, la pandemia de H1N1, la crisis global y el aumento rápido de precios de los alimentos y petróleo, así como el Huracán Félix. Estamos seguros de que nuestro apoyo ha contribuido a la recuperación rápida después de los choques.

Agregó que la economía está creciendo un poco más rápido que antes, el nivel de pobreza está bajando, sobre todo en el sector rural. Por supuesto, el desafío que queda es cómo acelerarlos.

Sostuvo que en términos de resultados, el programa en infraestructura ha sido notablemente exitoso, desde caminos rurales, servicios de telecomunicaciones, agua y saneamiento, hasta electrificación rural.

En cuanto a los servicios sociales, señaló que han contribuido a implementar importantes avances en la calidad de la educación, con la colocación de nuevos libros de textos de primaria y con la implementación de un sistema de evaluación del aprendizaje, todo esto mientras ayudamos a establecer las bases para la nueva estrategia de educación del país. Asimismo, hemos contribuido a fortalecer y a financiar los modelos de salud comunitaria y asistencia social en los municipios más necesitados del país.

Afirmó que la cartera de proyectos de Nicaragua continúa siendo la de más rápido desembolso en Centroamérica, y entre las más rápidas de América Latina. Hemos alcanzado un promedio de 27% (del monto disponible) por año, lo cual es muy satisfactorio e indica una capacidad creciente para ejecutar proyectos. Este año fiscal AF2012 desembolsamos alrededor de US$50 millones de los proyectos en implementación. Y notablemente, la cartera de IFC al sector privado se ha multiplicado durante este período, de US$20 millones en 2002-06 hasta US$465 millones en 2012.

Retomando ese último comentario, ¿qué recursos destinará el brazo financiero del Banco Mundial (el IFC) para Nicaragua hasta 2012? Y para los próximos años, ¿qué proyectos y programas se priorizarán?

Gracias por esta pregunta importante. La nueva estrategia continuará la tradición de ser una estrategia integral de todas las partes del BM --IDA, IFC y MIGA--, pero con más alineamiento técnico en el futuro. Esto refleja la encrucijada que Nicaragua ha alcanzado, cuando las inversiones privadas cuentan más que la cooperación. Y así debería ser. Nicaragua seguirá siendo un país seleccionado para IFC (Corporación Financiera Internacional, por sus siglas en inglés).

El compromiso de la IFC con Nicaragua se ha incrementado considerablemente. Durante los años 2008-2012, las inversiones del IFC en Nicaragua totalizaron más de US$397 millones (US$245 por cuenta de IFC) en 22 proyectos, comparado a inversiones totales de solo US$15 millones en dos proyectos en los cinco años anteriores. Las cartera de inversión actual del IFC incluye proyectos en diversos sectores, entre ellos agronegocios (48%), energía renovable (32%), sector financiero (15%) y otros (3%).

Las perspectivas para una mayor expansión son prometedoras, con una importante cartera de proyectos a financiar. Adicionalmente, la inversión del IFC en Servicios de Asesoría en Nicaragua asciende a más de US$5 millones a la fecha.

Entre los proyectos financiados por el IFC, recientemente, se encuentra el proyecto geotérmico San Jacinto-Tizate (72MW) de la empresa Polaris Energy Nicaragua (Pensa). IFC firmó un préstamo con Pensa que incluye una inversión por cuenta de IFC de US$50 millones, y un paquete de movilización de más de US$140 millones de otros bancos de desarrollo internacionales.

La central de San Jacinto-Tizate, cuyo costo está previsto en casi US$380 millones, cubrirá más del 15% de las necesidades energéticas de Nicaragua, y apoyará la estrategia del gobierno de crear fuentes de energía renovable en el país, para disminuir la dependencia de Nicaragua en los combustibles importados.

Avances en reducción de la pobreza

El Banco Mundial, entre sus directrices estratégicas se ha planteado contribuir a la reactivación económica y con ello a la reducción de la pobreza en Nicaragua. ¿Cómo valora el avance de la reducción de la pobreza extrema y de la pobreza en Nicaragua, tanto en el área urbana como en la rural?.

Se continúa avanzando en la reducción de la pobreza, la población bajo la línea de la pobreza pasó de aproximadamente 48% en 2005 a 42% en 2009 y, la línea de la extrema pobreza, de un 17 a 15%. Nuestro programa, por estar más enfocado en el mejoramiento de los servicios públicos en comunidades rurales y en las municipalidades más pobres, ha contribuido a la reducción de pobreza más alta, vista en las áreas rurales durante este período.

Señaló que han caracterizado los esfuerzos de Nicaragua (gubernamentales y no gubernamentales) en reducción de pobreza, como una fuente de creatividad sobre cómo extender los recursos limitados del país para llegar a los pobres dentro de una población muy dispersa en el territorio. Nuestro desafío es siempre evaluar la gama de estos experimentos para identificar los más exitosos y ampliarlos.

La meta a 2015 es reducir la pobreza extrema a menos del 10% de la población, ¿cree que es posible conseguir esa meta? ¿Qué desafíos deberá asumir el país para que se cumpla con esa meta?

Si ven los flujos en el mundo externo, el trabajo de reducir la pobreza es más difícil ahora que antes. Sobre todo, Nicaragua tiene que aumentar el nivel de crecimiento, sin perder la visión de tener crecimiento inclusivo, pero con recursos limitados. Otros países han hecho logros con un esfuerzo de mejorar continuamente la eficiencia del gasto público; por ejemplo, con una mejor coordinación a través de los diferentes servicios públicos y programas de cooperación. Esto necesita un enfoque franco y continuo de evaluar los resultados, encontrar eficiencias y ajustar los programas.

El Banco se ha planteado entre sus prioridades el acceso de la población, en igualdad de condiciones, al agua potable, a la salud y a la educación. ¿Cree posible que Nicaragua alcance los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

En agua potable, para el BM, la brecha urbana-rural es un desafío importante para Nicaragua, y se beneficiaría de una reasignación de recursos en agua y saneamiento. Para aumentar rápidamente la eficiencia técnica y financiera de los sistemas urbanos, particularmente Enacal en Managua, Nicaragua puede reasignar esas transferencias presupuestarias y otros recursos de cooperación hacia el problema rural. Por supuesto, arreglar sistemas urbanos no es fácil, pero es realizable, como lo muestra la historia de Enacal.

En salud, encontramos aquí un modelo estable (con un enfoque en las familias y comunidades como actores de su bienestar) que ha perdurado --aunque con diferentes títulos-- a lo largo de diferentes gobiernos, desde los años 90. Y este modelo ha llevado, aunque lentamente, el progreso en algunos Objetivos de Desarrollo del Milenio, tal como mortalidad infantil, y ahora en mortalidad materna. Para acelerar el progreso, las metas básicas serían cómo profundizar y ampliar las intervenciones que están funcionando, y encontrar otras en el resto de los sectores. El BM tiene un programa global, el cual está beneficiando mucho a Nicaragua, la llamada Cooperación Sur-Sur. Por eso, recientemente, el Minsa Nicaragua tuvo un intercambio con el Minsa de Argentina sobre su Plan Nacer: un proyecto de salud materno-infantil.

En educación, muchas personas lamentan la falta de recursos, pero cuando se incluye el famoso 6% y también la cantidad de donaciones del sector privado y no gubernamental al sistema educativo, los recursos son considerables para empezar un cambio sustancial y fundamental. Ya el país ha cambiado su trayectoria con el nuevo enfoque sobre la educación preinfancia, la ampliación en acceso y la atención a la calidad de educación primaria. Imagine lo que se podría lograr si todos los esfuerzos y recursos actuales estuvieran alineados.

Proyectan conexión de alta velocidad en las regiones autónomas

En la Estrategia se plantea también que se apoyará el sector eléctrico y de telecomunicaciones a nivel rural, ¿cuál es la meta que se han propuesto? ¿Cuáles son los fondos que se van a destinar con ese fin?

Las metas de la nueva estrategia todavía no están decididas. Durante el pasado hemos apoyado la provisión de soluciones fuera de la red en zonas aisladas a miles de hogares; como también la construcción de algunas pequeñas plantas hidroeléctricas. En este momento, no tenemos planes con el gobierno para contribuir con fondos al Peneser, que ahora tiene un buen financiamiento para la nueva y correcta estrategia del Gobierno de extender la red eléctrica.

Nuestro programa de telecomunicación ha llevado la interconexión al sector rural, ha introducido internet y telecentros a 101 municipalidades, y 600 teléfonos públicos en comunidades donde no existían. Estamos preparando un financiamiento adicional para llevar la interconectividad de alta velocidad a lo largo de las regiones autónomas, desde Río Coco hasta Río San Juan.

El Programa de Ordenamiento Territorial que apoyó el Banco Mundial atravesó serios problemas en el pasado. ¿Hacia dónde estarán dirigidos ahora los esfuerzos? ¿Qué metas y objetivos persiguen ahora?

El programa existente está llegando a su final con muchos éxitos, apoyando el desarrollo del marco legal de ordenamiento territorial, y promoviendo el ordenamiento y titulación real en cuatro departamentos y 15 territorios indígenas. Además, el piloto del Sistema de Informática Integrado Catastro-Registro, Siicar, también se ha realizado, logrando un mejoramiento en eficiencia de los procesos de administración de propiedad en Chinandega, y pronto será implementado en Managua. Aún quedan muchos desafíos en esta área en Nicaragua, como también ocurre en muchos países en desarrollo, incluso en Centroamérica.

El ordenamiento y los nuevos sistemas no van a resolver todos los conflictos entre propietarios --individuos, comercial y estatal-- pero invertir en esto podría reducir la cantidad de los conflictos y acelerar la resolución de otros, así como agilizar el mercado de propiedad, permitiendo así más inversión y desarrollo. Por esto, estamos preparando un nuevo proyecto para avanzar en otros departamentos. Probablemente, será el primer proyecto de la nueva estrategia 2012-2017. Sin embargo, el ordenamiento y los sistemas de propiedad tienen que ir acompañados por el mejoramiento en los servicios judiciales para resolver los conflictos.


Descarga la aplicación

en google play en google play