Escúchenos en línea

Santos dice que el gobierno no está molesto con Colombia, pero los colombianos responden con arrogancia

Agencias AFP y AP. Desde Managua. | 9 de Abril de 2007 a las 00:00
El canciller Samuel Santos rechazó este lunes que exista inconformidad por la participación de Colombia en el Plan Puebla Panamá (PPP) y aseguró que el diferendo bilateral por las islas San Andrés y Providencia debe resolverse por "canales civilizados" de cortes internacionales. "Cómo nos va a molestar si (Colombia) es un país hermano. Al contrario, lo que estamos tratando es de sumar, unirnos todos los países", dijo Santos. El diplomático nicaragüense fue entrevistado en Campeche (este de México) antes de una reunión de cancilleres previa a una cumbre presidencial para evaluar el mecanismo de integración del Plan Puebla-Panamá (PPP), y a la que asistirá el mandatario colombiano Alvaro Uribe, aunque no su colega Ortega. En días pasados, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que "llama la atención la presencia de Colombia" en esta cumbre regional y acusó a los colombianos de "hacer política con gobernantes hondureños y costarricenses, aliándose con ellos para tratar de despojarnos de territorios a los nicaragüenses". Sobre estas declaraciones, a una pregunta expresa de la prensa, Santos sostuvo que no existe molestia ni inconformidad alguna en el gobierno de Managua por la participación en el PPP de Colombia, que en la cumbre de Campeche formaliza su participación como miembro pleno de este plan. Ortega dijo la semana pasada que Colombia hace política con los gobiernos de Honduras y Costa Rica para aliarse y tratar de "despojarnos de territorios a los nicaragüenses". "Eso fue sólo una declaración", dijo Santos luego de explicar que el diferendo entre Nicaragua y Colombia por el archipiélago de San Andrés y Providencia está en manos de las cortes internacionales. "Eso está en La Haya, dejemos que las cosas caminen por canales civilizados. Nosotros queremos que todas estas cosas se vayan por una ruta civilizada, está en la Corte Internacional de La Haya, dejemos que las cosas por ahí caminen", añadió. A petición de Nicaragua, la corte de La Haya analiza este diferendo territorial. El domingo, Colombia respondió a las declaraciones de Ortega con el argumento de que su participación en el PPP está "animada por la cooperación" y refrendó su soberanía sobre los territorios en disputa. El PPP es un proyecto de cooperación entre los países centroamericanos y México, al que Colombia se suma formalmente durante la cumbre de Campeche. El vicepresidente Jaime Morales, que viaja a la cumbre del PPP en representación de Ortega, se sumó a los comentarios de Ortega. La cancillería colombiana, por su parte, emitió el domingo un comunicado en el que señaló que el archipiélago de San Andrés "es parte integral y fundamental de Colombia" y aseguró que Nicaragua ha pretendido desconocer desde hace más de un siglo los tratados o laudos arbitrales que establecieron las fronteras.

Canciller colombiano arrogante

Más tarde, también en Campeche, el ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Fernando Araujo, reiteró que su país no tiene "ningún conflicto pendiente" con Nicaragua. "No tenemos ningún conflicto pendiente con ningún país", afirmó Araujo. "Tenemos nuestros límites muy claros, muy bien definidos, respaldados por convenios internacionales, por tratados que están vigentes", agregó el canciller, quien dijo haber encontrado un buen ambiente entre las delegaciones presentes en la cita multilateral. Por otra parte, en Bogotá, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Colombia, Óscar Fernando Bravo, consideró que el presidente Ortega busca presionar a la Corte Internacional de La Haya. "Ortega queda muy bien con su pueblo, pero muy mal con la comunidad internacional al intentar presionar a la Corte Internacional de la Haya" con sus declaraciones, dijo Bravo.

Descarga la aplicación

en google play en google play