Escúchenos en línea

Chávez promete no pelear con Lula por el etanol

Agencias AP y PL. Desde Caracas, Venezuela. | 10 de Abril de 2007 a las 00:00
El presidente venezolano Hugo Chávez descartó el martes que vaya a pelear con su colega brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por la producción del etanol, y acusó a Estados Unidos de utilizar el tema para tratar de generar divisiones en la región. "Hay toda una estrategia para tratar de ponernos a pelear con Brasil en torno a este tema (el etanol). Nosotros no pelearemos con Brasil en torno a este tema. Nosotros no pelearemos con Lula en torno a este tema. Jamás pelearemos con Lula, jamás pelearemos con Brasil, en eso estamos muy claro, nuestro enemigo es el imperio norteamericano", dijo Chávez durante un acto en un teatro capitalino que fue transmitido en cadena de radio y televisión. El mandatario venezolano alabó los avances tecnológicos logrados por Brasil para producir etanol a partir de caña de azúcar porque eso "nos permite sustituir uno de los componentes más contaminantes de la gasolina que es el tetraetilo de plomo". "Una cosa muy distinta es utilizar el etanol para inyectarlo a la gasolina como un aditivo para sustituir un elemento contaminante por uno ecológico", acotó. Chávez afirmó que la propuesta de Lula sobre el uso del etanol es una "cosa muy distinta" a la que plantea Bush de "sustitución de gasolina por el etanol. Ahí esta la locura". Sostuvo que para reemplazar la gasolina que consume Estados Unidos se requeriría sembrar "casi todas las tierras cultivables de este continente", y eso podría originar un desequilibrio natural. "Esto es como para acabar ya finalmente con el mundo...esa propuesta pudiera ser desencadenante de no se cuantas rebeliones populares y de violencia en el mundo", añadió. El gobernante suramericano indicó que "nosotros estamos trabajando una propuesta alternativa", pero no ofreció detalles. "Así como derrotamos al ALCA en este continente derrotaremos ahora al ALCO", dijo al referirse a la propuesta estadounidense sobre el uso del etanol. Insistió en que de la derrota del planteamiento del gobierno estadounidense sobre el etanol "dependen en buena medida el futuro de nuestros pueblos, de la integración de nuestros pueblos...además es una propuesta mal intencionada, trae la intención de dividir". Aseguró que las críticas hechas por el gobernante cubano, Fidel Castro y él sobre el etanol no son para atacar Lula, sino "contra el imperio norteamericano". "Produzcamos alimentos, pero no para los vehículos. Produzcamos alimentos para la gente", agregó. La declaración de Chávez se produce a menos de una semana de una cumbre de presidentes suramericanos sobre energía que se realizará entre el 16 y 17 de abril en la isla venezolana de Margarita, a la que asistirá Lula junto con otros mandatarios de la región.

Yankis detrás de las reservas petroleras del mundo

Chávez reiteró que la razón esencial que motivó al gobierno de los Estados Unidos a invadir Iraq fue el petróleo. Ellos pusieron en marcha, dijo, su estrategia para asegurar las fuentes principales de hidrocarburos del planeta y por ello primero lo intentaron en Venezuela hace cinco años atrás, pero fracasaron. Recordó Chávez que en 1992, cuando desapareció la Unión Soviética, Estados Unidos se creyó dueño del mundo y anunció clara y abiertamente que aseguraría sus fuentes de petróleo en cualquier parte del mundo, aun si tuviera que utilizar recursos militares. Nadie puede dudar que fue esa la principal motivación del gobierno estadounidense para lanzar el golpe contra Venezuela y ahora están empantanados en Iraq, apuntó, todo por intentar asegurarse las reservas de crudos. Por eso hoy cuando el actual presidente norteamericano dice que su país debe disminuir la dependencia del petróleo externo en un corto plazo, está reconociendo la gran derrota que se ha llevado el imperio en esta primera década del siglo XXI, acotó. Chávez reseñó como de forma cotidiana los medios de difusión de Estados Unidos y Europa, esencialmente, mantienen un ataque permanente contra la industria petrolera venezolana. Refutó informaciones sobre posible debilitamiento de dicha rama económica en esta nación sudamericana, cuando confirmó que la industria petrolera venezolana está casi totalmente recuperada. Todavía existen espacios en la Faja del Orinoco, señaló, que son controlados por empresas transnacionales, pero a partir del 1 de mayo tomaremos dichos campos petroleros en manos extranjeras y elevaremos entonces la bandera venezolana. Indicó que por primera vez en 100 años de historia petrolera, el país tiene una empresa verdaderamente nacional y fortalecida como nunca antes la tuvo. Tan fortalecida, acotó, que Petróleos de Venezuela (PDVSA) emitió bonos para invertir, con lo cual demostramos que no necesitamos ni del Fondo Monetario Internacional (FMI) ni del Banco Mundial (BM). Recaudamos varios miles de millones de dólares que invertiremos en programas y misiones para favorecer a todos los venezolanos, añadió. PDVSA, reiteró, es ahora una empresa comprometida con el país y no subordinada al mandato estadounidense como estuvo hasta 2002 prácticamente. Chávez argumentó que no es casual que sigan atacando a Venezuela en medios de difusión norteamericanos y de otras partes del mundo, mientras más fortalecida sea PDVSA, pues ello va contra la política irracional y perniciosa del gobierno estadounidense.

Descarga la aplicación

en google play en google play