Escúchenos en línea

Ministro de Educación comparece este jueves ante comisión parlamentaria

Agencias EFE y PL. Desde Managua. | 12 de Abril de 2007 a las 00:00
El ministro de Educación, Miguel De Castilla, anunció que este jueves comparecerá ante la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, con la condición de que su presencia en esa instancia legislativa no se convierta en un espectáculo. "Con mucho gusto asistiré (al llamado que le hace la comisión parlamentaria) para que rinda un informe sobre el cambio en el modelo financiero (que se está llevando a cabo) desde enero pasado", declaró el titular de Educación. De Castilla dijo que también está dispuesto a informar a los miembros de la Comisión de Educación, Medios de Comunicación, Cultura y Deportes del Parlamento sobre la estrategia de educación que proyecta desarrollar el gobierno en los próximos cinco años Diputados de la Asamblea Nacional resolvieron el martes citar al ministro de Educación ante la comisión parlamentaria para que rinda un informe sobre el conflicto originado por la destitución hace tres semanas de cinco directores de institutos de segunda enseñanza de Managua. "A mi me invitaron a una entrevista con la Comisión de Educación de la Asamblea y no a una interpelación y me estoy preparando para eso, haciendo las consultas ante las instancias que corresponde", dijo De Castilla Pero advirtió que estaba preocupado de que su comparecencia ante la instancia legislativa se convierta "en un espectáculo, en algo sensacionalista, porque la educación se merece un mejor trato y no un escándalo ni la controversia, sino que la búsqueda del consenso". Un grupo de maestros, vinculados a los partidos de la derecha, está enojado porque el ministro despidió a cinco directores de otros tantos grandes institutos de Managua, debido a numerosos irregularidades administrativas, entre las cuales, desvío de fondos para autopagarse salarios de hasta cinco veces lo normado por el ministerio. El ministro dijo que las dificultades actuales son resultado de los profundos cambios realizados por el gobierno sandinista desde el 11 de enero pasado, para transformar el sistema educacional. De Castilla negó que exista caos en el sector y aseguró que de las nueve mil 220 escuelas públicas de Nicaragua, sólo 30 están paralizadas por los maestros. "Es un caos luminoso, un caos extraordinario, es el caos del parto que engendró lo viejo para que nazca lo nuevo", recalcó el ministro. Recordó que la primera medida tomada por su ministerio fue eliminar el cobro en las escuelas públicas, para permitir el ingreso de miles de niños cuyos padres no podían pagar la matrícula y otros cuotas exigidas ilegalmente. Lo viejo era la escuela pública-privada, donde los pobres tenían que pagar por su educación, aseveró el ministro, al referir que en algunos centros se cobraba a los alumnos hasta por el uso de los servicios higiénicos. Reveló que los directores de las escuelas de un municipio del país incluso se pusieron de acuerdo para clausurar los grifos de agua potable, y así obligar a los estudiantes a comprarla en las cafeterías de los planteles. De acuerdo con el funcionario, esas prácticas se justificaban porque eran los años del neoliberalismo, pero considera inadmisible que sucedan hoy. De Castilla aseguró que la restitución de la gratuidad de la enseñanza en todas las escuelas públicas del país, permitió el ingreso de 100 mil nuevos niños al sistema, pero al mismo tiempo, admitió, provocó un déficit de maestros y de aulas.

Descarga la aplicación

en google play en google play