Escúchenos en línea

Con tanto calor, florece el negocio de las bolsas de agua

Agencia AFP. Desde Managua. | 12 de Abril de 2007 a las 00:00
Bajo un inclemente sol que provoca temperaturas de entre 34 y 37 grados centígrados, cientos de nicaragüenses, la mayoría desempleados, aprovechan la temporada de verano para ofertar agua fría como un producto de primera necesidad en las calles de la capital. Mujeres, hombres y niños con sacos plásticos de agua fría al hombro, se movilizan sorteando el peligro entre los vehículos que esperan el cambio de luces en semáforos de la capital para vender el vital líquido a sedientos conductores, quienes además no gozan de aire acondicionado en su unidades para ahorrar combustible. En los últimos días la capital nicaraguense registra un intenso calor, lo que se vio incrementado por escasos vientos, nubosidad y lluvias repentinas. Con el estribillo de "agua, beba agua", Argentina se escurre entre los vehículos ofreciendo su producto por el módico precio de 5 centavos dólar, lo que asegura le reporta ingresos de entre 10 a 12 dólares diarios. La hora de mayor demanda de agua fría es al mediodía, porque el calor es más sofocante "casi para dar un infarto", comentó jocosa la mujer, cuya piel luce los efectos inclementes del astro rey. Esta menuda mujer asegura que con esta actividad mantiene a su familia, porque en otra ocupación pagan poco y hay que esperar un mes para recibir un salario. "Vendiendo agua helada tengo dinero todos los días para comprar la comida", dijo la mujer a la AFP. Otro consideró que "la venta de agua está buena ahora porque el calor está horrible", pero en invierno casi nadie quiere comprar. "Yo vendo 100 (bolsitas de) aguas cada hora", agregó el hombre, que prefirió esconderse en el anonimato, mientras esperaba el cambio de luces del semáforo para acercarse a los conductores a ofrecer su producto. El coco de agua es otra bebida refrescante que tiene buena demanda en los semáforos, aunque su mayor demanda es de conductores de vehículos de lujo, aseguran los vendedores. En esta temporada, la venta de cocos le deja ingresos promedios de 17 dólares diarios a un vendedor que dijo llamarse Esteban mientras salía a satisfacer el pedido de un cliente.

Descarga la aplicación

en google play en google play