Escúchenos en línea

Golpe demoledor al Cartel de Sinaloa

Varias agencias. Desde Managua. | 14 de Abril de 2007 a las 00:00
Tropas combinadas del Ejército y la Policía Nacional destrozaron este sábado el cuartel general de Sinaloa, instalado hace menos de un mes en una comarca a 67 kilómetros al norte de Managua, y capturaron a 18 personas, incluyendo siete mexicanos y dos guatemaltecos, en menos de 24 horas. Este sábado, un operativo fulminante ejecutado desde las seis de la mañana, permitió la captura de 13 individuos, la destrucción de una pista de aterrizaje de más de 1,500 metros de largo, armas, granadas de fragmentación, radiocomunicadores, maquinaria, vehículos y depósitos con combustible, motores para lanchas y un camión cisterna, informó la Policía. La misma mañana del sábado, tropas especializadas del Ejército destruyeron la pista con dinamita y otros explosivos. El coronel Rafael Ramírez, jefe de operaciones especiales de las fuerzas armadas, declaró que la pista fue destruida, ya que según las autoridades en los próximos días aterrizaría una avioneta cargada de estupefacientes. Ramírez precisó que hace algunos días los servicios de inteligencia detectaron maquinaria trabajando en la construcción de la pista, la cual podía recibir aviones de hasta ocho toneladas de peso. "Nosotros estamos desarticulando una agrupación peligrosísima, muy fuerte, que se quería asentar en Nicaragua", afirmó el subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Carlos Palacios. Los sospechosos fueron detenidos en la Comarca San Agustín, 67 kms al norte de la capital, en la jurisdicción del municipio de Tipitapa, donde la policía descubrió una enorme pista de aterrizaje clandestina, modernos radios de comunicación, armas de fuego y motores fuera de borda, precisó el jefe policial. Entre los detenidos figuran dos mexicanos de nombre David Ricardo Alvarado Zazuek y Pedro Pablo Olivas, que forman parte supuestamente de la red local del cartel de Sinaloa que opera en Nicaragua desde hace tres años. Los otros detenidos son nicaragüenses. Uno de los arrestados el sábado tenía la palabra Sinaloa tatuada en su espalda. De manera simultanea la policía decomisó 15 granadas de fragmentación, un fusil AK, proyectiles, 17 radios de comunicación, una ambulancia, una cisterna llena de combustible, una camioneta y un camión dentro de dos residencias que el cartel tenía en el municipio de Tipitapa y en una residencial de los suburbios de Managua. Palacios dijo que los allanamientos de las moradas forman parte del operativo que desarrolla la policía en otros puntos del norte de Nicaragua para desarticular totalmente la red mexicana. "Tenemos muy buena información de inteligencia y precisamente por eso logramos desarticular esta agrupación casi por completo, y digo casi, porque nos falta algunos detalles en los que estamos trabajando todavía", precisó. El viernes la policía arrestó a otros cinco presuntos narcotraficantes de nacionalidad mexicana que estarían ligados al mismo cartel, que es considerado como una organización "sumamente peligrosa", dijo Palacios. Las armas eran utilizadas supuestamente para defender la pista aérea, situada en una finca cercana a la carretera Panamericana y donde aterrizaban aviones cargados con cocaína, dijo el funcionario. Todos los detenidos serán acusados ante los tribunales de cargos de tráfico ilegal de estupefacientes, comentó Palacios. El cartel de Sinaloa es dirigida en Nicaragua por el mexicano Doroteo Martínez León, quien no ha sido localizado y se habría encargado de comprar propiedades en lugares que brindan condiciones para el aterrizaje de avionetas y a reclutar pescadores para sacar la droga por alta mar. En febrero, un jefe antinarcóticos dijo que narcotraficantes del cartel de Sinaloa –que encabeza el fugitivo Joaquín "El Chapo" Guzmán, uno de los delincuentes más buscados de México– sería responsable de planear un atentado contra la directora de la policía nicaragüense, comisionada Aminta Granera. El supuesto ataque sería en respuesta a decomisos de cocaína, luego de que entre fines del 2006 y principios de este año las autoridades requisaran alrededor de 10 toneladas de droga. Las redes de narcotraficantes utilizan Centroamérica como puente para el tránsito de cocaína desde Colombia hasta Estados Unidos, el mayor consumidor de drogas ilegales en el mundo.

Descarga la aplicación

en google play en google play