Escúchenos en línea

Resonante triunfo de Correa: casi el 80% de los ecuatorianos respaldan Constituyente

Agencia AFP. Desde Quito, Ecuador. | 15 de Abril de 2007 a las 00:00
Los ecuatorianos aprobaron este domingo con alrededor del 80% de los votos el referendo para convocar una Asamblea Constituyente promovida por el presidente Rafael Correa según los resultados oficiales que de paso confirmaron los sondeos a boca de urna de todas las firmas encuestadoras. Correa ha celebrado con cánticos su triunfo y se ha declarado "feliz porque es el triunfo de la patria, no es un triunfo del Gobierno", en declaraciones a la cadena de televisión Ecuavisa. ADEMÁS: Correa anuncia expulsión de representante del Banco Mundial "De parte del gobierno siempre responderemos con más democracia como lo hemos hecho este domingo", expresó el mandatario en el puerto de Guayaquil (suroeste), al celebrar el mayoritario apoyo para la Constituyente que redactará una nueva Carta Política, cinco meses después de haber sido electo presidente. Correa, quien había vinculado su continuidad en el cargo al resultado de la consulta, busca con la iniciativa reforzar el poder del Estado sobre la economía en especial en los sectores petrolero y financiero. Los ecuatorianos han respondido abrumadoramente que sí a la única pregunta de la consulta popular: "¿Aprueba usted, que se convoque e instale una Asamblea Constituyente con plenos poderes de conformidad con el Estatuto Electoral que se adjunta, para que transforme el marco institucional del Estado y elabore una nueva Constitución?". Hasta las tres de esta madrugada, los resultados oficiales confirman lo que han anticipado los sondeos. Con el 41.81% de los votos escrutados en 15.417 de 36.873 casillas electorales instaladas en todo el país, el Sí obtenía 2,243,850 votos (81,73%) y el No apenas 347, 175 (12,65%), mientras el 5.62% equivale a votos nulos y blancos. El triunfo de Correa ha sido absoluto: gana en todas las provincias, incluyendo aquéllas donde se supone que hay mayor arraigo de las fuerzas de la derecha ecuatoriana. Los resultados oficiales consolidados se conocerán en una semana, de acuerdo con las autoridades electorales. Unos 9,2 millones de electores estaban convocados a pronunciarse sobre la Constituyente. Los ecuatorianos deberán elegir entre octubre y noviembre a los 130 miembros de la Asamblea que redacte la nueva Constitución, cuyo texto sería sometido a referendo en 2008. "Sabremos ser humildes por esta victoria ciudadana y llamaremos a todas las puertas a unirse a esta lucha cívica por ir a una Asamblea Constituyente que rediseñe el país", declaró el ministro de Gobierno Gustavo Larrea. "Esta victoria tiene sin duda perdedores y ganadores. Los perdedores son los partidos que no comprendieron los cambios", agregó el ministro de Gobierno. Correa aseguró que la aceptación del plebiscito no es un "triunfo de un solo hombre, sino de la patria" y descartó "la imposición de un modelo extranjero" ante las críticas que lo vinculan con su aliado venezolano, Hugo Chávez. "Jamás permitiremos la imposición de un modelo extranjero. Como dijimos, el pueblo ecuatoriano aprendió a confiar en nosotros, se ha dado cuenta de que cumplimos", afirmó Correa en una conferencia de prensa. Tras admitir su derrota, la oposición advirtió que el proyecto de Correa "pondrá en grave peligro la democracia" y afectará la economía. "La economía ecuatoriana va a estar catalogada por todos los organismos como la de peor empeño en América Latina. En cuanto a la democracia no hay lugar a duda de que está en grave peligro", dijo el ex mandatario Osvaldo Hurtado (1981-1984), dirigente de la Unión Demócrata Cristiana. El gobierno aseguró que "sabrá ser humilde en la victoria y que llamará a todas las puertas a unirse en la lucha cívica por la Constituyente que rediseñe el país", según expresó el ministro de Interior, Gustavo Larrea. El jefe de la delegación de observadores de la OEA, el chileno Enrique Correa, dijo a su vez que "no tenía indicios" sobre irregularidades que pudieran incidir en el resultado tras la alerta del oficialismo sobre un posible fraude. Correa prevé transformar la Constitución de 1998 para recortar los poderes del Congreso para destituir mandatarios, despolitizar tribunales y devolver al Estado un papel protagónico en la economía, aunque sin estatizar los medios de producción. "Votaré por el sí para que haya la Asamblea del pueblo. Y le diré a todo sí en el gobierno de Correa, que nos ha ofrecido crédito para cultivar la tierra", dijo a la AFP José Chiguaiza, un agricultor indígena de 59 años, quien sufragó en Cangahua (80 km al norte de Quito).

Descarga la aplicación

en google play en google play