Escúchenos en línea

Presidentes de Suramérica celebran cumbre para integrar la región usando la energía en el combate a la pobreza

Agencia AFP. Desde Porlamar, Venezuela. | 16 de Abril de 2007 a las 00:00
Los países participantes en la Primera Cumbre Energética Sudamericana buscarán consenso para impulsar proyectos de integración en el área de energía, como el Gran Gasoducto del Sur, desde la perspectiva del desarrollo y combate a la pobreza en la región. Por primera vez, presidentes de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, junto con Trinidad y Tobago como invitado, estudiarán el estado de sus recursos en petróleo, gas, agrocombustibles, electricidad y energías alternativas en Sudamérica. Además: Chávez y Lula pusieron primera piedra de complejo petroquímico binacional "No se trata sólo de energía, la energía es un tema fundamental de nuestro pueblo y nosotros hemos demostrado en Venezuela que el tema energético es una herramienta muy efectiva para lograr el equilibrio social", dijo este domingo el ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, a su llegada a Isla Margarita, en el Caribe venezolano, sede de la cita este lunes y martes. "No vamos a hacer proyectos de infraestructura energética" que dejen de lado la lucha contra pobreza, dijo Ramírez, que encabeza los trabajos preparatorios de la cumbre y preside la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). El alto funcionario puso el ejemplo del gasoducto transoceánico, que busca conectar a Venezuela con las costas del Pacífico de Colombia y Panamá, y contempla una inversión de 10 millones de dólares para mejorar la calidad de vida de los poblados aledaños. Venezuela presenta otro gran proyecto de integración energética a la Cumbre, el Gran Gasoducto del Sur, que llevaría sus infraexplotadas reservas de gas, las mayores de la región, primero a Brasil, y después a través de 8.000 km al cono sur. "Los grandes países con potencial de exportación (de gas) son Venezuela, Bolivia y Perú", dijo Ramírez. El vicepresidente de Uruguay, Nin Noboa, pidió el domingo que haya un "espíritu de solidaridad" de los países ricos en energía con los que no tienen hidrocarburos. Noboa elogió la "vieja idea" de una integración energética regional, pero también opinó que a América Latina "le falta una coordinación de recursos con un espíritu solidario", afirmó. El ministro de Minas y Energía de Colombia, Hernán Martínez, dijo a la AFP, que las prioridades de Colombia en esta Cumbre Energética son un acuerdo para la construcción del gasoducto con Venezuela y un entendimiento para impulsar los agrocombustibles. El gasoducto, cuya construcción puede demorar dos años, con un costo de 335 millones de dólares, se extendería por unos 225 Km., entre Puerto de Ballena, en Colombia, hasta la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, en Venezuela. Los agrocombustibles son uno de los grandes temas de la cumbre, llevados por Brasil como una alternativa energética viable para la región, pero que han sido duramente criticados por el presidente venezolano, Hugo Chávez, que alerta contra el peligro de destinar tierras a combustibles en vez de a alimentos. En ese sentido, el gobierno colombiano quiere "demostrar" a Venezuela que "las críticas a los agrocombustibles no tienen validez para Colombia", dijo el ministro.

Descarga la aplicación

en google play en google play