Escúchenos en línea

Chávez y Lula pusieron primera piedra de complejo petroquímico binacional

Agencia AFP. Desde Complejo Petrolero de José, Venezuela. | 16 de Abril de 2007 a las 00:00
Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, colocaron este lunes la primera piedra de un conjunto petroquímico binacional que comenzará a funcionar a partir de 2009 en el complejo petrolero de Jose (300 kms al este de Caracas). Acompañados por sus homólogos de Bolivia, Evo Morales, y Paraguay, Nicanor Duarte, Lula y Chávez tomaron las palas y echaron cemento sobre la loza fundacional del complejo de oleofinas. El complejo petroquímico será construido por una empresa mixta integrada por la estatal venezolana Pequiven y la privada brasileña Braskem, en la cual tendrán participación accionaria paritaria de 50% cada una. Venezuela "se reserva el manejo estratégico de la empresa, porque estamos en territorio venezolano, así como el desarrollo aguas abajo de toda la cadena de los plásticos", precisó Chávez en su discurso. En el acto, Lula destacó el papel de la empresa privada para la integración en América Latina y en el desarrollo de la región. "Los avances que estamos logrando en América Latina permiten que no sólo los presidentes sino también los empresarios puedan establecer acuerdos, ser socios, y puedan garantizar que la materia prima se transforme en empleo, en salarios, en bienestar para la poblacion", dijo Lula. El mandatario se declaró "muy feliz" por la asociación con empresarios brsileños y aseguró que "cuando este polo se desarrolle tendremos tecnología para llevarla a otros países". "No estamos creando una asociación entre empresas, sino que estamos sembrando algo más sagrado, que es darle a los pueblos de Brasil y Venezuela un conocimiento para que pueda convertirse en exportador de productos con alto valor agregado". Chávez, por su parte, aseveró que el socialismo que promueve para Venezuela "no excluye a la empresa privada", e insistió en que acuerdos como el de este lunes podemos firmarlos "gracias a que Venezuela se liberó de las cadenas del imperio norteamericano". "Este proyecto ya estaba amarrado hace diez años con la Exxon-Mobil, en las condiciones más leoninas que puedas imaginarte", le dijo Chávez a Lula. Al referirse a la empresa privada venezolana, Chávez dijo que "este gobierno no es su enemigo, queremos darle participación", aunque subrayó que el empresariado no deberá "prestarse para atentar contra su propia patria" y evocó el golpe de Estado que lo sacó del poder por dos días en 2002. "Queremos un empresariado que tenga un compromiso con el pueblo, con la nación, con la patria, que tenga un compromiso con la integración suramericana", asentó. El acuerdo permitirá construir una planta de etileno, obtenido a partir de gas natural, con una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas de etileno anuales. La planta producirá además 1,1 millones de toneladas anuales de polietileno, 285.000 toneladas de soda cáustica y 200.000 toneladas de PVC. La otra planta, de polipropileno, tendrá una capacidad de producción de 450.000 toneladas anuales. Se calcula que las inversiones totales alcanzarán los 5.000 millones de dólares. Pequiven es una filial de la estatal Petróleos de Venezuela, mientras que Braskem, basada en Salvador de Bahía, es controlada por el grupo Odebrecht-Mariani.

Descarga la aplicación

en google play en google play