Escúchenos en línea

Venezuela también busca desarrollar el etanol, dice presidente Chávez

Agencia AFP. Desde Porlamar, Venezuela. | 17 de Abril de 2007 a las 00:00
El presidente Hugo Chávez dijo este martes que Venezuela no está en contra del desarrollo del etanol, un tema que en los últimos meses causó una polémica con Brasil, al inaugurar la Primera Cumbre Energética Sudamericana. Al encuentro asisten los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner; Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva; Bolivia, Evo Morales; Colombia, Alvaro Uribe; Chile, Michelle Bachelet; Ecuador, Rafael Correa; Paraguay, Nicanor Duarte; Venezuela, Hugo Chávez; el vicepresidente uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, el ministro delegado de Surinam, Gregory Rusland, el primer ministro guyanés, Sam Hinds, con la ausencia de Alan García de Perú. Además: Acuerdan crear Unión de Naciones Sudamericanas "Quiero aclarar que no estamos contra los agrocombustibles (como el etanol), queremos importar etanol de Brasil sin arancel", y que Venezuela está procesando ese combustible, que "necesitamos hoy para inyectar etanol en la gasolina", explicó. Reseñó que Venezuela necesita 200.000 barriles diarios de etanol, como sustancia que reemplaza al tetralito de plomo, que aumenta la potencia y la convierte en gasolina verde. Venezuela considera que el etanol puede llevar a una reducción de tierras destinadas a alimentos. Chávez dijo que su país acepta el consumo de "agrocombustibles cuando no afecta a los alimentos", y es "complementaria al petróleo" -argumentó Chávez- de tal manera de "no quitarle el maíz a la gente, a la cadena alimenticia y alimentar los automóviles". Chávez fue aún más preciso y dijo que para mejorar las gasolinas porducidas en su red de refinerías actuales y proyectadas, Venezuela plantea producir hasta un 10% de etanol. "Necesitamos que en cada lugar donde se construya una refinería tener la producción de etanol necesario para inyectarle a esa gasolina, al menos un 10%, esto implica millones de hectáreas de caña o palma africana", precisó el mandatario. Las reuniones previas a la cumbre sirvieron así para bajarle el tono a la polémica del etanol, duramente criticado por Venezuela, luego de que Brasil suscribiera con Estados Unidos en Sao Paulo un memorando de entendimiento para el fomento del combustible verde brasileño, en especial en América Central y el Caribe. El asesor presidencial del presidente Luiz Inacio Lula Da Silva dijo la tarde del lunes que "el tono del debate que ocurrió en un determinado momento está más calmado. La temperatura bajó, y tenemos hoy una posibilidad de hacer una discusión de carácter más racional". "Creo que están atenuadas las críticas" del presidente venezolano, Hugo Chávez, al etanol", afirmó Garcia, indicando que Brasil habría conseguido explicar a los presidentes que la producción del etanol brasileño no amenaza a la producción de alimentos. Brasil presenta a los agrocombustibles como una opción viable y exportable a sus vecinos de la región, en especial el etanol verde de la caña de azúcar, del que es primer productor y exportador mundial. Antes de la cita en Venezuela, hubo duras críticas del presidente de Venezuela y del líder cubano, Fidel Castro, que alertaron del peligro de un desabastecimiento de alimentos si los agricultores cultivan caña para producir agrocombustibles.

Tratado energético

Los presidentes acordaron comenzar a trabajar en un Tratado Energético regional como primera tarea de la recién bautizada Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR. El proyecto de tratado propuesto por Venezuela estaría compuesto por cuatro líneas en la cual se debería "comenzar a trabajar en la UNASUR": petróleo, gas, ahorro de energía y energías alternativas, como agrocombustibles, energía eólica, solar e hídrica, dijo Chávez "Proponemos que nuestra UNASUR comience a trabajar en los próximos años un tratado energético que formemos todos los gobiernos y comiencen a activarse las decisiones técnicas y financieras para dar forma a este tratado", dijo Chávez en su discurso inaugural. El objetivo del planteamiento Venezuela es crear "un sistema de producción y distribución de suministro de energía segura para nuestros pueblos", argumentó el anfitrión de la cita de 12 presidentes y líderes de Sudamérica. Chávez dijo que al plantear esa misión para la recién bautizada UNASUR, Venezuela "cumple con el papel de proponer algún modelo energético para Sudamérica", en su calidad de anfitrión y potencia energética. Chávez anunció en el discurso inaugural que como uno de los acuerdos preliminares: "decidimos los presidentes y representantes nombrar a nuestro esfuerzo integrador Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR". Hasta ahora el grupo se llamaba Comunidad Sudamericana de Naciones, creada en la III Cumbre Sudamericana de Cuzco, en agosto de 2004.

Descarga la aplicación

en google play en google play