Escúchenos en línea

A un siglo de la intervención militar de EU en Nicaragua

Managua. derstandard.at. | 13 de Agosto de 2012 a las 00:00
Hace cien años, en agosto de 1912, los marines de EE.UU. en Nicaragua ocuparon la capital, Managua, Granada y León.
La intervención militar fue para evitar el derrocamiento del gobierno títere del conservador presidente Adolfo Díaz (ex contable de una empresa minera de EEUU) por un ejército rebelde.
No fue sino hasta 1933, las tropas estadounidenses se retiraron después de un levantamiento de seis años bajo el liderazgo del General Augusto César Sandino.
El presidente William Taft (1909-1913) continuó el "gran garrote", política de su predecesor, Theodore Roosevelt, ("América para los americanos") como una extensión de la Doctrina Monroe de 1823 iba a ser entendido.
En consecuencia, los EE.UU. tuvieron que proporcionar la paz y el orden en las Américas y el Caribe y para ejercer una especie de fuerza policial en su "patio trasero". En 1898 se había expulsado a los colonizadores españoles en Cuba y Puerto Rico (así como de las Filipinas). En Cuba, se instaló un régimen satélite y atacaron a varios militares hasta 1933. A fin de salvaguardar sus intereses en la construcción del canal por el istmo de Panamá, los Estados Unidos en 1903 obligó a la retirada de esta región de Colombia, está asegurada la Zona del Canal y las tropas allí estacionadas.
Intervenciones
Además de las expediciones de castigo durante el torbellino de la revolución 1916/17 en México, los militares de EEUU intervinieron en Haití, 1915-1934 y 1916-1924 en la República Dominicana.
En Honduras, apoyó las dictaduras de 1933 Tiburcio Carias Andino y Juan Manuel Gálvez, como el hombre de confianza de la "United Fruit Company" (UFC) funcionaba. En 1954, Honduras, su territorio está controlado por los mercenarios de la CIA disponibles para derrocar al presidente guatemalteco Jacobo Arbenz, distribuyó las tierras de UFC a los pequeños agricultores y los salarios mínimos exigidos y lo hizo de inmediato por Washington había sido etiquetado como "comunista".
A continuación, utilizado por el gobierno de los EE.UU. hizo las reformas sociales de Arbenz cancelará inmediatamente.
Washington construyó las fuerzas armadas y de seguridad en los países latinoamericanos. Los oficiales de este ejército patrocinada por Estados Unidos estableció tiranías corruptas, como Somoza en Nicaragua, Rafael Trujillo en la República Dominicana o Fulgencio Batista en Cuba. La "política del gran garrote" era la reputación de los Estados Unidos una potencia imperialista y las han odiado en América Latina.
Incluso después de la Segunda Guerra Mundial disuadido a EE.UU. presidentes no dieron marcha atrás en la intervención militar directa a los gobiernos para llevar los casos de que quería mejorar la situación social de los pobres y en conflicto con los intereses económicos de Estados Unidos cayeron: 1965/66 en la República Dominicana, cuyo presidente democráticamente electo Juan Bosch, sustituido por una junta pro-estadounidense fue en 1983 y Granada en 1989 con 20.000 soldados en Panamá, el general Manuel Antonio Noriega a las autoridades, un ex confidente de la CIA, para capturar y volar a Florida. 
Durante la invasión a Panamá se acercó a 7.000 personas muertas, más de 12.000 personas quedaron sin hogar como consecuencia de los ataques aéreos estadounidenses.
El fracaso de la invasión organizada por la CIA de los mercenarios cubanos exiliados en la debacle de Bahía de Cochinos en 1961 para la política de Washington.
El éxito de las operaciones de inteligencia eran masivas en Chile con el objetivo de que el gobierno de izquierda del presidente Salvador Allende para desestabilizar y crear las condiciones para el golpe militar de Augusto Pinochet en septiembre de 1973.
Enmarcado por los contrastes sociales extremos, las guerras civiles en El Salvador y Guatemala, con sede en Washington, las dictaduras militares y los grupos paramilitares al servicio de la oligarquía terrateniente. En Nicaragua, los EE.UU. apoyó a los rebeldes de la Contra lucha contra el gobierno sandinista en los años 1981 a 1990, con ganancias de tráfico de armas y drogas.

Descarga la aplicación

en google play en google play