Escúchenos en línea

FNT prepara marcha para obligar al gobierno y empresarios a subir 25% el salario mínimo

Agencia AFP. Desde Managua. | 17 de Abril de 2007 a las 00:00
Los trabajadores preparan su primera protesta callejera para exigir un incremento salarial del 25% y no del 10% como se les ofrece, cuando el gobierno del presidente, el sandinista Daniel Ortega, cumple el viernes 100 días en el poder. "Iniciaremos una jornada de protestas con una marcha pacífica para obligar al gobierno y a los empresarios a tener una posición acorde con la realidad y situación de la gente", dijo a la AFP el dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), Roger Barrantes. "Hay una posición intransigente a reconocer lo justo del reclamo de los trabajadores a tener un salario digno" después de siete reuniones en el Ministerio de Trabajo para establecer un ajuste salarial, añadió. Las negociaciones para establecer un ajuste de salarios fracasaron la semana pasada, cuando los sindicatos afines al gobierno y opositores abandonaron las pláticas al rechazar la oferta oficial y privada, que difieren entre sí en 40 centavos de dólar. Según el sindicalista, hay 13 salarios mínimos establecidos en el país que oscilan entre los 52 y 87 dólares mensuales, según la ocupación. Barrantes rechazó la oferta gubernamental y empresarial que pretende darles "pírricos" aumentos que oscilan entre los 10 y 30 centavos dólar por día laborado, mientras en el país hay una espiral alcista en los bienes y servicios que integran la canasta básica de 53 componentes incluida la renta de vivienda. "Con esto se esta empujando a la gente a la emigración, a la delincuencia, a una situación que puede venir un caos al país", advirtió. La CST agrupa a un amplio sector de trabajadores y es miembro del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), principal organización sindical del país, que respalda al gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional. "Esta protesta es de verdad (...) no hay luna de miel" con el gobierno, manifestó Barrantes. Esta protesta es una crítica a la falta de claridad en la política salarial del gobierno "y creemos que el silencio y el hambre son malos consejeros, hay que resolver ahora estos problemas sociales; y aquí la gente está ganando menos de un dólar para comer a diario", apuntó el sindicalista. El dirigente de la opositora Central de Unificación Sindical (Caus), Emilio Márquez, asegura que el gobierno no dice la verdadera razón para no aumentar en un 25% el salario mínimo, y sus representantes en la mesa de negociación recurren a exposiciones económicas para asustarnos. Según Márquez, la oferta del gobierno y de la empresa privada no les alcanzará a los trabajadores ni para pagar el pasaje de autobus en la capital. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) manifestó su desacuerdo con las acciones del gobierno que, mientras toma 100 millones de dólares de las reservas internacionales para pagar la deuda interna a los banqueros, "no resuelve el problema salarial" de los trabajadores.

Descarga la aplicación

en google play en google play