Escúchenos en línea

Mano de NED, Soros y CIA tras la campaña por Puracal

Managua. Radio La Primerísima. | 16 de Agosto de 2012 a las 00:00

La campaña a favor del convicto narcotraficante estadounidense Jason Puracal está fuertemente apoyada por poderosos grupos de injerencia política de los Estados Unidos que han llegado a instrumentalizar al Grupo de Trabajo sobre las Detenciones Arbitrarias de la ONU, indica un extenso artículo del analista Jorge Capelán publicado por Radio La Primerísima.

"El caso de la campaña a favor del convicto narcotraficante Jason Puracal ilustra a la perfección el nivel de corrupción y de manipulación de los derechos humanos por parte de los Estados Unidos y sus aliados en el mundo", afirma el autor del informe "¿Qué hay tras la campaña a favor de Puracal? - La OTAN y la libertad de los narcos".

En agosto de 2011, el ciudadano estadounidense Jason Zachary Puracal fue condenado por la justicia de Nicaragua a 22 años de prisión por narcotráfico y lavado junto con otros 10 nicaragüenses también condenados a largas penas. El hecho dio lugar a una campaña internacional sin precedentes en la que una petición de libertad a su favor organizada en la Internet ha llegado a recabar más de 90 mil firmas.

Además, la campaña ha sido apoyada por grupos estadounidenses como el Innocence Project (Proyecto Inocencia), así como del ex director de la DEA Tom Cash y del ex ministro de justicia y fiscal de la nación de Canadá, Irwin Cotler.

La empresa estadounidense Perseus Strategies, LLC, que envió una solicitud al Grupo de Trabajo de la ONU que recomendó a Nicaragua liberar "de inmediato" a Puracal, está fuertemente influenciada por la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), por el Consejo de Relaciones Exteriores y por la Central de Inteligencia Americana, indica el informe.

Según el informe de Capelán, el gerente de Perseus Strategies, Jared Genser, con un pasado de servicio en la NED, usó de su realción profesional con el ex ministro de justicia canadiense, con quien ha escrito un libro en conjunto, para involucrarlo en la campaña a favor de Puracal. A su vez, el collega de Genser, Chris Fletcher, tiene un pasado de servicio en proyectos de la universidad de Virginia, una conocida fachada de la CIA.

Perseus Strategies, especializada en trabajos de "consultoría" a gobiernos, grandes ONGs empresas multinacionales en las áreas de derechos humanos, responsabilidad social corporativa e "intervenciones humanitarias", controla la ONG Freedom Now, supuestamente comprometida en la liberación de reos de conciencia en el mundo, pero en la práctica centrada en realizar campañas políticas en países cuyos gobiernos no son del agrado de Washington.

"El presidente de Freedom Now es el abogado Jeremy Zucker, ex actuario judicial el Tribunal Penal Internacional y miembro del influyente Consejo de Relaciones Exteriores, donde la élite de poder estadounidense, tanto demócrata como republicana, decide la política exterior de los Estados Unidos", escribe Capelán.

Además, el propio Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU está fuertemente influenciado por intereses de la OTAN, cercanos a los Estados Unidos, asegura el informe de Jorge Capelán.

Otra organización que ha sido activa en la campaña a favor del reo Puracal es el grupo denominado Innocence Project (Proyecto Inocencia), cuya misión es velar por los derechos de los ciudadanos estadounidenses injustamente encarcelados dentro y fuera de los Estados Unidos. Además de apoyo mediático, la organización ha dado a Puracal apoyo jurídico a través de sus redes de abogados en los Estados Unidos.

Según las investigaciones de Capelán, la organización en 2011 recibió una donación de 400 mil dólares por dos años para gastos generales de parte del grupo de fundaciones "Open Society Foundations" pertenecientes al Open Society Institute de Soros, conocido por sus acciones desestabilizadoras en varios países de Europa del Este y de América Latina.

Por último, el ex director de la DEA, Thomas V. Cash, reveló ser un estafador que trabaja en el lavado de imagen de paraísos fiscales como la isla de Antigua. En 2009 Cash debió dejar su puesto al frente de la oficina de Miami de la empresa Kroll, luego de que se confirmó que había recomendado a los inversionistas poner sus ahorros en el fraudulento Stanford International Bank en la isla de Antigua ocasionándoles millones de dólares en pérdidas.

La operación de Stanford es conocida como una de las estafas más grandes de los últimos años, causando a los inversionistas pérdidas por unos 7 mil millones de dólares.

El estadounidense Jason Puracal ha apelado la sentencia a 22 años de cárcel por narcotráfico y lavado de dinero y el jueves comienzan las audiencias en Nicaragua.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play