Escúchenos en línea

Nicaragua exige a Gran Bretaña respetar la Convención de Viena

Managua. Radio La Primerísima. | 17 de Agosto de 2012 a las 00:00

El representante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Moncada, sostuvo que las relaciones diplomáticas de los países americanos están basadas en la Convención de Viena de 1961, tratado internacional que debe respetar Gran Bretaña, en el caso del asilo concedido por Ecuador a Julián Assange.

En su intervención durante una sesión extraordinaria de ese organismo este viernes, el diplomático rechazó los intentos de intimidación ante una decisión soberana.

Moncada Colindres, aludió a la responsabilidad internacional asumida por los países signatarios de ese tratado en función de hacer valer los privilegios e inmunidades de las misiones diplomáticas en sus roles como órganos de los Estados respectivos.

Destacó la obligación de resguardar la inviolabilidad de la sede y el domicilio de las embajadas, bajo el principio de la extraterritorialidad.

Finalmente exaltó el gesto ecuatoriano de otorgar protección a un ser humano cuya libertad y seguridad están en riesgo, como consecuencia de ejercer su derecho a la libertad de investigación e información.

A continuación, el texto de la intervención íntegra del embajador Moncada:

Intervención del Representante Permanente de Nicaragua ante la OEA

Compañero Denis Moncada Colindres, en respaldo a Ecuador ante amenazas de Gran Bretaña.

Señor Presidente:

Las relaciones diplomáticas de nuestros países están enmarcadas en la convención de Viena de 1961.

Los Estados suscriptores que ratificaron dicha Convención, asumen responsabilidad internacional, para cumplir y respetar los privilegios e inmunidades de las misiones diplomáticas en sus funciones como órganos de los Estados, así como la inviolabilidad del domicilio y de la sede diplomática, cubiertos por el principio de extraterritorialidad, como es el caso de la Embajada de Ecuador en Londres.

Las Convenciones y los Tratados se suscriben y ratifican para cumplirlos, para honrar el principio "Pacta sunt servanda", y su contravención genera responsabilidad internacional para el Estado transgresor.

Los edificios de la sede de la Misión Ecuatoriana en el Reino Unido son inviolables conforme el Derecho Internacional, y así lo regula categóricamente la Convención de Viena, ampliando esta prohibición al establecer con prístina claridad, que los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos, sin consentimiento del Jefe de la Misión.

Los principios reconocidos por el Derecho Internacional de igualdad soberana de los Estados; el mantenimiento de la paz y de la seguridad internacionales y el fomento de las relaciones de amistad entre las naciones, son fundamentos de la actividad, el dialogo y la negociación diplomática.

El uso de la fuerza ó la amenaza del uso de fuerza, transgreden el Derecho Internacional y no son aceptables por la comunidad internacional.

La amenaza desafiante, con pretensiones intimidatorias contra el Gobierno y el Pueblo de Ecuador por parte del Reino Unido de Gran Bretaña, es inaceptable para los países de Nuestra América.

Esas amenazas a Ecuador por actuar con plena soberanía y otorgar asilo, refugio y protección diplomática a un ser humano; Julián Assange, quien siente amenazada su vida y su seguridad por ejercer su derecho a la libertad de investigación y de información; no solo son inaceptables, sino también condenables.

La representación de Nicaragua expresa su decidido apoyo y solidaridad a la hermana República de Ecuador, a su Pueblo y a su Gobierno. Apoyamos la propuesta de Ecuador y estamos de acuerdo en convocar a Reunión de Cancilleres.

Muchas gracias.


Descarga la aplicación

en google play en google play