Escúchenos en línea

21 años para asesino de Oslo

Oslo. Página/12. | 24 de Agosto de 2012 a las 00:00

Los jueces del tribunal que condenó a Anders Behring Breivik por la masacre de 77 personas consideraron que ese hecho se trató de un "acto terrorista" porque "provocó un grave terror, aunque no en toda la población", pero que sí "fue provocado de una forma especialmente cruel". La pena que recibió el asesino es la máxima vigente en la Justicia noruega, pero podrá prorrogarse por períodos ilimitados de cinco años si el hombre es considerado un peligro para la sociedad.

Según sus abogados, la sentencia no le soprendió. Breivik podría pasar toda su vida en prisión, pues cumplirá un mínimo de diez años en la cárcel bajo la figura legal de prisión preventiva, lo que permitirá que su encarcelación sea prorrogada por periodos ilimitados de cinco años si es considerado un peligro para la sociedad.

En abril de 2011 alquiló una granja en el norte de Oslo, donde las autoridades aseguran que preparó su bomba y completó un manifiesto de 1.500 páginas, en el que atacaba el multiculturalismo, el islam y la inmigración, y que envió por email horas antes de los ataques del 22 de julio que costaron la vida a 77 personas.

Tras su arresto el 22 de julio, permaneció en custodia policial y fue examinado por dos equipos de psiquiatras nombrados por el tribunal que presentaron informes contradictorios sobre su capacidad de ser o no imputado penalmente por sus acciones. Finalmente, ganó el segundo, que lo consideró imputable.

Durante el proceso, en el que testificaron más de medio centenar de testigos, Breivik únicamente lloró en una ocasión: cuando el tribunal mostró un video elaborado por él mismo sobre su "lucha" contra la islamización de Noruega. Sin embargo, se mostró impasible ante los testimonios de los supervivientes. Admitió que sus atentados fueron actos barbáricos pero afirmó que los consideraba necesarios para evitar una toma de poder islámica.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play