Escúchenos en línea

Controlan incendio en refinería que causó muerte de 39 personas

Caracas. Agencia PL. | 26 de Agosto de 2012 a las 00:00

El fuego provocado por una explosión ocurrida en la madrugada del sábado en la refinería Amuay ha sido controlado, afirmó el domingo el vicepresidente ejecutivo, Elías Jaua.

La explosión provocó el fallecimiento de 39 personas, más de 80 heridos e importantes daños materiales. La refinería de Amuay, inaugurada el 3 de enero de 1950, es actualmente la mayor del mundo.

Jaua aseguró que los bomberos y personal especializado batallan contra un viento errático que han hecho complejas las operaciones, pero el área incendiada está localizada en sólo dos tanques del bloque 23 de almacenamiento, donde se manejan productos como gas licuado, propano y butano.

El Vicepresidente ejecutivo aseguró que la ciudad Punto Fijo, en la península de Paraguaná, estado venezolano de Falcón, es patrullada por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, a fin de garantizar la seguridad de personas y recursos, mientras en la Base Naval son atendidas más de 20 familias albergadas, provenientes de la zona afectada.

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, subrayó que el incidente está localizado en el extremo sur de la refinería y confinado a dos de los nueve tanques del área, y "estamos en las labores de enfriamiento y extinción", dijo.

Afirmó que todas las áreas de proceso operativo de la refinería están en completa normalidad, y se han realizado las paradas programas.

"Estamos en capacidad de reactivar nuestra refinería en dos días a partir de que declaremos la zona completamente segura", anunció Ramírez.

En cuanto al suministro de combustible hacia el mercado interno, señaló que "tenemos 10 días de inventario de productos, lo cual significa cuatro millones de barriles almacenados".

El gerente general del Centro de Refinación de Paraguaná, Jesús Luongo, informó que las áreas aledañas al bloque 23 fueron detenidas en forma preventiva y algunas unidades que no corren ningún riesgo están en servicio.

"En caso de que nosotros no pudiéramos apagar los tanques, el incendio está controlado y confinado. La técnica tradicional cuando se incendia un tanque de productos de hidrocarburos en una refinería, es garantizar el enfriamiento de las paredes del tanque y de los dos aledaños, y dejar que se consuman", amplió Luongo.

"En el peor de los casos, si no se pueden apagar, se consumiría el tanque, proceso que duraría un par de días, lo cual no reviste ningún riesgo para el resto de las áreas porque están todas completamente bajo control", sentenció.

Luongo exhortó a la población a mantener la calma y mencionó que eventos como este han sucedido anteriormente, uno de ellos en 1989, cuando se dejó consumir el tanque, lo cual demoró tres días.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play