Escúchenos en línea

CEPAL: baja pobreza pero empleo informal supera el 45% en América Latina

LATAM. Desde Madrid. | 19 de Abril de 2007 a las 00:00
La Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) afirman que en el período 2003-2006, se ha reducido la pobreza, se ha disminuido el desempleo, ha mejorado la distribución del ingreso y ha aumentado el número de puestos de trabajo en la región, auque el empleo informal supera el 45%. La CEPAL ha presentado su informe anual Panorama social de América Latina 2006 en Madrid, España, siendo la primera vez que esta comisión presenta su informe anual en Europa. El informe señala que un crecimiento "bajo y volátil" mantuvo estancado el producto interior bruto (PIB) per capita regional durante 22 años, destacando que desde el 2003 hasta hoy ha crecido un 16%. Igualmente muestra que este aumento ha sido mayor en unos países que en otros. Con un estudio anualizado del PIB desde 1991 al 2006, muestra que República Dominicana ha crecido casi un 6,0%, Chile se encuentra cerca del 5,5%, Costa Rica y Panamá un 5,0% y Perú aproximadamente un 4,3%, mientras que a Haití y Cuba les ha ido mucho peor, llegando al extremo de que Haití no ha aumentado su producto interior bruto en estas fechas y que Cuba sólo lo ha hecho en un 1,3%. En lo último de la lista también se encuentran países como Paraguay con un 2,2%, Uruguay, Venezuela y Brasil sin llegar al 3,0%. José Luis Machinea, Secretario Ejecutivo de la CEPAL, ha afirmado que en los últimos cuatro años la región ha crecido bastante "en comparación con su record histórico", llegando a crecer "en un 3% por año y por persona". Entre las principales razones que explican este crecimiento en los últimos años está el favorable contexto externo, entre ellos está el elevado crecimiento de la economía, la liquidez en los mercados financieros, los mejores términos de intercambio y mayores remesas. Por otro lado, el documento muestra que las bajas tasas de interés reales fueron importantes para una elevada liquidez en los mercados emergentes, que mejoraron en sus inversiones y apostaron más en el mercado, aunque también muestra que esta situación podría revertirse. También ha habido mejores términos de intercambio, sin embargo hay diferencias subregionales, en el 2006 respecto al promedio de los noventa. América del Sur goza de un variación de un 47,3%, América Latina y el Caribe con un 31,2%, América del Sur, excluyendo Chile y Venezuela, un 17,1%, México ha aumentado en un 25,5%, mientras que Centroamérica, incluyendo a Haití y Republica Dominicana, ha disminuido en un 13,4%. Otro de los temas es la importancia que han tenido las remesas, siendo la principal fuente de financiamiento externo en Centroamérica. El informe muestra igualmente algunas expectativas para el 2007 y el 2008. Afirma que los riegos asociados con la economía mundial ha aumentado, habiendo riesgo de que se produzca un retroceso de la economía en Estados Unidos. También prevé una mayor volatilidad de los mercados financieros a pesar de que haya un mercado exterior favorable. La región también se muestra menos vulnerable respecto a posibles cambios en el mercado externo o ante posibles "shocks", por que se muestran optimistas ante la continuidad de este crecimiento. Entre las perspectivas de crecimiento del PIB para el 2007 auguran que Argentina será la que más aumentará con casi un 8,0%, seguida de Venezuela, República Dominicana, Perú y Panamá, que estarán en un 7,0%, según declara el informa de la CEPAL. En lo que se refiere al empleo, Machinea asegura que en el periodo del 2002 al 2003 éste había crecido en un 11%, lo que después se redujo en 8,5%. Para este año esperan que esté por debajo del 8%. Afirma que "mejoró la estabilidad del empleo", especialmente en el "empleo formal, asalariado". Sin embargo, muestra que el trabajo "informal" sigue siendo superior al 8%, más del 45% en la región, en baja productividad. A pesar de esto, el informe muestra que la calidad del empleo "ha mejorado", habiendo crecido el empleo formal del 2003 al 2006. La calidad y el crecimiento anualizado del empleo formal han variado si lo comparamos con el periodo 1999-2002 contra el 2003-2006. Argentina ha aumentado en más del 8%, en Brasil ha superado el 4,0%, Chile en un 4,5%, México apenas muestra diferencias entre ambas etapas, Nicaragua en casi un 8,0%, Panamá se aproxima al 6,0% y Perú ha crecido en un 4,0%. Sin embargo, en el caso de El Salvador, especialmente, es donde se ha producido un cierto retroceso, ya que en el periodo del 1999-2002 llegaba a casi un 6,0%, mientras que en los últimos años sólo ha alcanzado aproximadamente un 1,9%, con lo que se deduce que ha empeorado esta situación del empleo en el país. Otros dos grandes temas son la pobreza y la desigualdad entre la población respecto a los ingresos. En el 2005, el 39,8% de la población de América Latina y el Caribe se encontraba en situación de pobreza, es decir, 209 millones de personas y un 15,4%, 81 millones, en pobreza extrema o indigencia. El señor Machina ha hecho especial alusión a lo que el Banco Mundial define como pobreza extrema, es decir, "menos de un dólar por día", hay una larga discusión metodológica al respecto, según el secretario ejecutivo, ellos miden pobreza "a partir de la canasta básica de alimentos", unas definiciones claramente dispares. El gasto social ha aumentado 40% per capita entre 1990 y 2004, "crecemos más, disminuimos el desempleo y eso unido al gasto público", explica lo que está pasando con la reducción del desempleo". En lo que se refiere a la desigualdad en la distribución de la rente, aunque éste tiende a mantenerse en la región, Bolivia, Brasil, Honduras y Colombia aparecen como los países en donde el grado de desigualdad es mayor.

Descarga la aplicación

en google play en google play