Escúchenos en línea

Huracán Isaac va rumbo hacia New Orleans

New Orleans, EEUU. Agencias. | 28 de Agosto de 2012 a las 00:00

El huracán Isaac tocó tierra la noche de este martes en el sureste de Luisiana, EEUU, provocando una «peligrosa marea de tormenta» que azotaba la costa norte del Golfo de México, informó en su último boletín, el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

El meteoro que alcanzó fuerza de huracán en horas de la mañana, tiene vientos máximos sostenidos de 130 km por hora, y se dirigía a Nueva Orleans.

Precisamente en la ciudad de Nueva Orleans se cumplirán el miércoles siete años de los efectos causados por el devastador huracán de categoría 5 "Katrina", el más devastador y letal de la historia de Estados Unidos.

Autoridades en Louisiana emitieron órdenes de evacuación obligatoria, pero solo a los residentes de áreas bajas en los alrededores de Nueva Orleáns no protegidas por diques.

Los habitantes de Nueva Orleáns fueron exhortados a abandonar la ciudad, pero no están obligados a ello. El aeropuerto internacional Louis Armstrong de Nueva Orleáns fue cerrado hoy a toda la navegación aérea como medida de precaución, al comenzarse a registrar los vientos de la tormenta.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Laudrieu, advirtió que ya es demasiado tarde para evacuar, y mostró su confianza en que la ciudad está preparada para a la llegada de "Isaac". "Habíamos recomendado a la gente que quisiera hacerlo que se fuera de la ciudad con suficiente antelación. Pero ese margen ya ha pasado, ahora es demasiado tarde", aseguró Laudrieu en una rueda de prensa.

Según explicó, ahora ya es momento de que la gente se prepare, se asegure de tener lo necesario, cubra las ventanas, despeje garajes y jardines y se disponga a "quedarse en casa esta noche jugando a las cartas".

"Confiamos en que hemos hecho todo lo que podíamos hacer en los últimos años para asegurarnos de que somos capaces de lidiar con este tipo de tormentas", dijo el alcalde, quien en las últimas horas ha ofrecido también múltiples entrevistas con medios locales insistiendo en que "estamos preparados para lo peor".

Según el último informe del Centro Nacional de Meteorología (CNH) de Estados Unidos, el centro de la tormenta se encuentra a unos 85 kilómetros al sur-sureste de la desembocadura del Misisipi y a unos 220 kilómetros al sur-sureste de Biloxi (Misisipi). Lleva consigo vientos de 120 y rachas de hasta 150 kilómetros por hora.

"Isaac" podría llegar a la costa acompañado de precipitaciones de entre 25 a 40 centímetros de acumulación y una marejada de 1.5 metros a tres metros de alto.

"La llegada de 'Isaac' a la costa será lenta por lo que va arrojar una gran cantidad de lluvia", dijo el especialista en huracanes Eric Blake, un veterano del CNH.

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó este martes de "peligrosa" la tormenta, por lo que instó a los residentes a "seguir las instrucciones" de los funcionarios, que mantienen en máxima alerta las costas de Louisiana, Mississippi y Alabama.

"Quiero exhortar a todos los residentes a seguir las instrucciones de los funcionarios, evacuando si es necesario. Estamos tratando con una gran y peligrosa tormenta, no es momento de tentar el destino", indicó Obama en una breve declaración desde la Casa Blanca.

Asimismo, el presidente estadounidense aseguró que "todo el mundo debe estar listo" y subrayó que "el mayor trabajo está por delante".

Obama afirmó que está en contacto directo y recibe actualizaciones periódicas sobre el avance de "Isaac" por parte de la directora del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y Craig Fugate, director de la Agencia Federal de Gestión de Emergencia (FEMA, por su sigla en inglés).

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, emitió este martes una orden de evacuación obligatoria para los condados costeros de Mobile y Baldwin, ante el inminente embate del ciclón "Isaac". Bentley ordenó comenzar la evacuación de los miles de residentes de ambos condados a partir de las 08:00 horas locales (14:00 GMT).

Los hoteles en las playas de Gulf Shores y Orange Beach planean cerrar este martes y permanecer así hasta que pase la tormenta, al igual que decenas de escuelas públicas en la zona.

La tormenta tropical Isaac se convirtió el martes en huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpsons, al aproximarse a Luisiana (sur de EEUU), un estado afectado en 2005 por el huracán de categoría 3 Katrina, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Isaac revive horrores del Katrina

Mientras sube sus cosas a su vehículo para preparase para Isaac, Linda Grandison recuerda la pesadilla de Katrina: en 2005 tuvo que huir de la casa inundada de su familia y esperó más de tres días en un puente antes de ser rescatada por un helicóptero.

Aunque Isaac es mucho menos poderoso que el histórico huracán que devastó Nueva Orleáns, el meteoro recorre el mismo espeluznante trayecto y se prevé que llegue a las costas cuando se cumplan siete años del arribo de Katrina, despertando temores conocidos y viejas ansiedades en una ciudad que todavía está en recuperación de un golpe que fue casi mortal.

Esta vez, Grandison no está dejando cabos sueltos.

Se quedará con su madre en el suburbio Gretna de Nueva Orléans, que no se inundó con Katrina.

La casa tiene un generador para que el refrigerador siga funcionando si se va la electricidad y tiene suficiente carbón para quemar durante días. "Uno no puede predecir lo que hará Dios" , dijo. "Odio dejar mi casa, preocuparme si se va a inundar o la van a saquear. Pero no me voy a quedar en la ciudad otra vez".

Si Isaac toca tierra aquí, encontrará una ciudad muy diferente de la que golpeó Katrina.

Esta Nueva Orleáns tiene un mejor y más grande sistema de diques y otras mejoras diseñadas para resistir las tormentas más destructivas. Muchos vecindarios fueron reconstruidos.

Algunos siguen desolados, llenos de casas vacías y dilapidadas.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército recibió unos 14 mil millones de dólares para mejorar la protección contra las inundaciones y la mayor parte del trabajo está terminado.

Los expertos consideran que la ciudad es capaz de enfrentar una tormenta similar a un huracán de categoría 3.

Se espera que Isaac llegue a las costas el martes por la noche como categoría 1 y toque tierra en alguna parte entre Nueva Orleáns y la península de Florida.

El alcalde Mitch Landrieu dijo que entendía las preocupaciones de los habitantes, pero trató de asegurarles que la ciudad está preparada.

"Pienso que todo estará bien" , indicó.

Pero la gente en Nueva Orleáns no se tranquiliza fácilmente, porque nunca olvidará las imágenes de familias varadas en el decrépito Superdomo de Luisiana, personas que imploraban ayuda en el centro de convenciones y las felicitaciones del presidente George W. Bush a Michael Brown, entonces director de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Shawanda Harris perdió todo lo que poseía cuando su apartamento en la planta baja de una zona baja de la ciudad se inundó con Katrina. Mientras está al pendiente de las noticias sobre el arribo de Isaac, dice que planea salir de la ciudad con unos familiares e irse a zonas altas a la casa de otro familiar afuera de Nueva Orleáns.

"La gente no está dejando nada al azar esta vez" , dijo mientras está atenta al televisor donde se proyectan imágenes de Isaac avecinándose sobre el Golfo de México.

Harris recuerda que en 2005 estaba asustada.

"Toda mi familia se separó, no podían encontrarme. La Cruz Roja le informó a mi mamá que yo había muerto".

Otros tratan de confiar en que la ciudad está preparada y que los diques soportarán.

"No me engaño, vamos a tener viento y agua. Pero no la destrucción de Katrina" , declaró Erin Ogg, quien planea quedarse en su casa de Nueva Orleáns durante el paso del meteoro.


Descarga la aplicación

en google play en google play