Escúchenos en línea

Cabezas recibirá a luchadores por cierre Escuela imperialista

Managua. Radio La Primerísima/LINyM | 3 de Septiembre de 2012 a las 12:00

El sacerdote estadunidense e incansable defensor de derechos humanos, Roy Bougeuis y una nutrida delegación de las organizaciones norteamericanas School of the Americas Watch (SOAW) y Nicaragua Network (NicaNet), serán recibidos este martes por el Procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas.

La delegación, que también la integra la socióloga Lisa Sullivan, coordinadora para America Latina de SOAW,  se reunirá con el Procurador Omar Cabezas Lacayo, para abordar el el cese definitivo del envío de militares nicaragüenses a la tristemente famosa Escuela de las Américas (SOA por sus siglas en inglés), hoy rebautizada como Instituto de Cooperación y Seguridad del Hemisferio Occidental (WHINSEC).

Los norteamericanos llegaron al país la semana pasada, para además, conocer de cerca la realidad actual del país y los avances logrados durante los últimos seis años de Gobierno Sandinista.

La delegación ya propuso en 2008 al Presidente Daniel Ortega cesar el envío de soldados a la Escuela de las Américas. Durante el gobierno sandinista, la cantidad de militares enviados ha bajado sensiblemente de 78 en 2008 a 5 en 2011.

Hasta la fecha, más de 4,500 soldados nicaragüenses han recibido entrenamiento en la SOA, sobre todo durante la dictadura somocista. Después de una larga suspensión durante el periodo del gobierno sandinista en los años 80, a partir de 2001 Nicaragua reanudó los envíos a la academia militar estadounidense. Con el nuevo gobierno sandinista (2007) la cantidad de militares enviados ha bajado sensiblemente -de 78 en 2008 a 5 en 2011-.

"Cada año se gastan más de 30 millones de dólares de los contribuyentes para financiar esta Escuela de asesinos. Nosotros queremos que nuestro dinero sirva para construir escuelas de verdad y ayudar a estos países de América Latina a salir de la pobreza. ¡La Escuela de las Américas ya no debe existir!", manifestó el sacerdote norteamericano.

Según Lisa Sullivan, el cese del envío de militares de parte de Nicaragua, además de ser simbólico en cuanto sería el primer país centroamericano a tomar esta importante decisión, contribuiría a que más congresistas norteamericanos se sumaran a apoyar una iniciativa de ley, ya presentada en el Congreso, que apunta a cerrar la SOA.

"Durante más de 20 años esta organización ha dado seguimiento a los graduados. Las atrocidades más graves cometidas en este continente han sido perpetradas por graduados de la SOA.

Asimismo, hemos visto intentos de golpes de Estado en los últimos años encabezados por esos mismos graduados, como es el caso es Venezuela (2002), Honduras (2009) y Ecuador (2010).

Tomar esta decisión para los Estados - continuó la coordinadora latinoamericana de SOAW -  no tiene nada que ver con ser de izquierda o de derecha, sino apuntar a su propia soberanía y a la soberanía de sus ejércitos", sentenció.

"Tenemos la esperanza de que el presidente Ortega tome esta decisión y se sume a la iniciativa de pedir el cierre definitivo de esta Escuela de asesinos, que ha causado tanto sufrimiento en toda América latina", concluyó Bourgeois.

Tenebroso historial

La SOA fue fundada en 1946 en Panamá con el objetivo de entrenar a soldados latinoamericanos en técnicas  de guerra y contrainsurgencia. Por sus aulas han pasado más de 64 mil alumnos, "muchos de los cuales han resultado ser destacados violadores de los derechos humanos en sus propios países", destaca una nota de prensa de la delegación.

Hasta la fecha, 5 países de América Latina -Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Venezuala- cortaron sus vínculos con la Escuela de las Américas, cuyas instalaciones fueron trasladadas a Fort Benning, Georgia, en 1984.

"La Escuela de las Américas es bien conocida en América Latina como una escuela de asesinos, torturadores y golpistas, y es el símbolo de la política exterior de Estados Unidos, cuyo papel es siempre el mismo: proteger sus intereses económicos y apropiarse de los recursos naturales de los países latinoamericanos", dijo Bourgeois durante una conferencia de prensa brindada este lunes (3/9) en Managua.

Durante los últimos 11 años (2001-2011), la SOA ha entrenado a casi 14 mil entre militares y policías, destacando Colombia, Chile y Perú como los países que más soldados han enviado. Casi la mitad de los "alumnos" son colombianos. "Para nadie es un secreto que el ejército que más ha violado los derechos humanos es el de Colombia", dijo Sullivan.

En Centroamérica, los países que más efectivos han enviado son Honduras y El Salvador, con 234 y 227 soldados respectivamente entre 2008 y 2011.

En la conferencia de prensa participaron también miembros de la delegación de Nicanet en Chile y del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH). Durante los próximos meses la delegación visitará Brasil y otros países de América Latina.


Descarga la aplicación

en google play en google play