Escúchenos en línea

Termina agonía de 40 años para edificio de Managua

Managua. Agencia PL. | 8 de Septiembre de 2012 a las 19:00

Una edificación en ruinas, sobreviviente del terremoto que asoló a Managua en 1972, desaparece ahora del espectro de la ciudad, incapaz de olvidar aquel dramático suceso y decidida salvaguardar a su gente.

Para la Alcaldía, la demolición es una urgencia, avalada por las inspecciones in situ de los inmuebles; para 22 familias residentes en el edificio Jorge Navarro, constituye el auxilio esperado, la oportunidad de tener nuevas viviendas.

A golpe de mazas, martillos, barras y picas, los vecinos del barrio San Sebastián, en las cercanías del Palacio de las Comunicaciones, participan en el derrumbe.

Las 22 familias están a buen recaudo en la urbanización 31 Aniversario, del Distrito VI de la ciudad, como una huella más de la diligencia de un gobierno con escasos recursos, pero de profunda vocación humanista.

Al decir de Gobierno, se trata de ser consecuentes con un proyecto de naturaleza cristiana, socialista y solidaria, que restituye derechos humanos elementales en contraste con las políticas neoliberales de anteriores Administraciones.

Solo así podría entenderse por qué tantas personas dan "gracias a Dios, al comandante Daniel y la compañera Rosario"; esa es una frase común para referirse al Presidente de la República y a la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

El desguace del edificio comenzó el 27 de agosto último a raíz del sismo de 7,4 grados frente a las costas de El Salvador, con réplicas aquí y en otros territorios de Centroamérica.

Sabedores del riesgo para otras casas en la zona, los vecinos decidieron poner a un lado la maquinaria y emprender el trabajo de forma manual, que esperan concluir en la noche de este sábado, dijo Pedro Orozco, coordinador de la obra.

Durante esta semana la urbe vivió bajo la zozobra de otro movimiento telúrico, por el estremecimiento que produjo el terremoto de 7,6 grados en la escala de Ritcher, ocurrido el miércoles en la vecina Costa Rica.

Un posterior enjambre sísmico, llevó el jueves a decretar alerta verde para el Departamento de Managua; en el transcurso de varias horas hubo al menos 17 eventos, localizados entre el volcán Apoyeque y la falla Nejapa-Miraflores en esta capital.

Según notificó la directora de Geofísica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Angélica Muñoz, los recientes movimientos en El Salvador y la península costarricense de Nicoya también pueden estimular la actividad volcánica en la región centroamericana.

Prevenir es mejor que lamentar, lo saben los managuas: el domingo 23 de diciembre de 1972 a partir de las 0:30, hora local, un terremoto y sus réplicas provocaron más de ocho mil muertes, unos 20 mil heridos, mientras más de 250 mil habitantes perdieron sus viviendas.


Descarga la aplicación

en google play en google play