Escúchenos en línea

Ciclo agrícola garantizado y el 4 de mayo empiezan a entregar los bonos productivos a las familias campesinas

| 21 de Abril de 2007 a las 00:00
Con más de 2,779.60 millones de córdobas (155,5 millones de dólares) que aportarán el gobierno, la banca privada, microfinancieras y el Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela (Bandes), Nicaragua le hará frente a la producción agrícola correspondiente al ciclo 2007-2008. El ministro de Desarrollo Agropecuario y Forestal (MAGFOR), Ariel Bravo, informó la tarde del sábado que en total, este ciclo agrícola dispondrá de 2,779.60 millones de córdobas. De ese monto, cinco instituciones estatales ofrecerán una cartera de 538.6 millones de córdobas ((29,8 millones de dólares) 19% del total, los bancos comerciales y financieras privadas 1,816.90 (100,8 millones de dólares), el 65.37%, las microfinancieras 242.9 millones de córdobas (13,5 millones de dólares), 8.74% y el Banco Nacional de Venezuela 181.2 millones de córdobas (555.555 dólares), el 6.52%. La banca privada y grandes financiares, principalmente financias a los productores de maní, café, caña de azúcar, arroz de riego y de ganado de engorde, de reproducción y compra de novillos. LEA TAMBIÉN: Exposición de Orlando Núñez sobre la estrategia agropecuaria Estos son los detalles del Programa Hambre Cero Y estas son las metas del Ciclo Agropecuario 2007/08 Bucardo dijo que con ese financiamiento se apoyará la producción de poco más de un millón de hectáreas de siembra de diversos productos de primera necesidad. El Programa Productivo Alimentario, popularmente conocido como Hambre Cero, y que pretende beneficiar a 75 mil familias campesinas en cinco años, iniciará el 4 de mayo próximo, Día de la Dignidad Nacional, en homenaje a la decisión del General Augusto C. Sandino de no rendirse ante las tropas yankis que habían intervenido Nicaragua en 1927. El Programa Productivo Alimentario comenzará el 4 de mayo por la zona de Raití, un intrincado territorio de la Región Autónoma del Atlántico Norte fronterizo con Honduras, considerado entre los más pobres del país. Para llegar a ese sitio, hay que viajar 24 horas por tierra y otras 48 navegando por los ríos de la zona. Los detalles del ambicioso proyecto, que según sus patrocinadores será el primero que emprende un gobierno en la historia de Nicaragua, fueron presentados por Gustavo Moreno, director del programa. Moreno explicó que la entrega de un bono productivo alimentario por valor de dos mil dólares constituye el instrumento principal del Hambre Cero. Se aspira a que cada familia tenga en su mesa leche, carne, huevo, granos y demás productos que integran la dieta básica de los nicaragüenses, aseveró. Explicó que cada núcleo familiar recibirá una vaca y una cerda, ambas gestadas, aves de corral, semillas, plantas frutales, un biodigestor y otros insumos. Cada receptor del bono de dos mil dólares tendrá que regresar el 20 por ciento a una caja rural, con lo que se garantiza la continuidad del programa, que será ejecutado por organizaciones no gubernamentales y los consejos populares en cada comunidad. El costo total del proyecto es de 150 mil millones de dólares, y se ejecutará a razón de beneficiar a 15 mil familias por año. De acuerdo con el asesor de la presidencia y sociólogo Orlando Núñez, se trata de la inyección más grande que recibirá el sector productivo en la historia de Nicaragua. Por primera vez estaremos cumpliendo con la deuda social que tiene Nicaragua con el campesinado, aseveró Núñez, uno de los estrategas del proyecto, el cual, dijo, es totalmente sostenible porque incluye un alto componente de participación ciudadana.

Descarga la aplicación

en google play en google play