Escúchenos en línea

Antes de cinco años, Nicaragua estará «liberada» del FMI, promete Ortega

Agencia PL. Desde Managua. | 21 de Abril de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega prometió este sábado "liberar" a Nicaragua del Fondo Monetario Internacional (FMI) antes que finalice su mandato de cinco años, que concluye en 2012. "Antes de cinco años Nicaragua va a estar liberada del Fondo. De eso pueden estar totalmente seguros", enfatizó Ortega, en rueda de prensa después de que su gabinete agropecuario presentó oficialmente el plan de financiamiento del ciclo agrícola y el Programa Hambre Cero. Según el gobernante, será una "bendición liberarse" del FMI, mientras que para el organismo financiero multilateral será un "alivio liberarse de un gobierno que defiende los intereses de los pobres y de la nación". Ortega instruyó a su gabinete económico, que se reunirá con una delegación del FMI el 29 y 30 de abril próximo, en Managua, a que le hagan saber cuál es la posición de Nicaragua. Señaló que su gobierno tiene la "autoridad moral" para decirle al FMI: "señores ustedes no pueden estarnos exigiendo que este pueblo se esté amarrando cada vez más la faja (cinturón)". De acuerdo con el líder sandinista, esa autoridad moral parte del hecho de que el nuevo gobierno asignó una partida presupuestaria de 172 millones de córdobas (casi 10 millones de dólares) para combatir el hambre y la pobreza. El 30 de abril próximo, según confirmó el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, llegará a Managua una misión del FMI para iniciar las negociaciones del próximo programa económico. Ya sabe el ministro de Hacienda que hay que ir a defender los intereses de Nicaragua, anunció Ortega, quien recalcó que el objetivo de esas negociaciones será terminar con la dependencia del país de los organismos financieros internacionales. "Fíjense que cosa, tener que negociar con el Fondo, para liberarnos del Fondo, (porque) eso es lo que estamos haciendo", remarcó el mandatario. Agregó que esas medidas dictadas por el FMI, que a su juicio han sido impuestas a los anteriores gobiernos, ha hecho que millones de nicaragüenses sufran de más hambre y desempleo. Ortega dijo que en esta ocasión los ejecutivos del Fondo tendrán "que entender cuál es nuestra propuesta, nuestro planteamiento para podernos liberar de ustedes", la cual, adelantó, van a ir dirigidas a erradicar la pobreza, el hambre y el desempleo.

Declaraciones íntegras de Daniel Ortega

Realmente, aquí se han presentado dos programas, pero de repente, como que no existió la primera presentación... ¡fíjense bien cómo es de frágil nuestra capacidad de observar, de recepcionar! De pronto, la primera exposición, que tiene que ver con el programa del sector agropecuario, no el del Hambre Cero, sino el sector agropecuario, que plantea metas y fue expuesto por Ariel... ¡al mismo Ariel se le olvidó que él ya expuso el documento! y está mencionando el otro documento que vamos a ver después. LEA TAMBIÉN: Exposición de Orlando Núñez sobre la estrategia agropecuaria Estos son los detalles del Programa Hambre Cero Y estas son las metas del Ciclo Agropecuario 2007/08 ¡Se olvidó...! y parece que aquí hubo sólo una exposición. La reacción de algunos periodistas es únicamente frente a una exposición; se olvidan de la primera, que hablaba del desarrollo de todo el sector, donde van incluidos los grandes, va incluida la inversión nacional y extranjera, va incluido el mediano, el pequeño; donde está incluido el financiamiento. Ariel habló de metas y de incremento de financiamiento; donde están incluidas las tecnificaciones, los caminos. Fue muy detallado en términos de los caminos, de dónde están saliendo los fondos; habló de todo eso, pero algunos periodistas... ¡perdieron de vista, de que aquí se hizo esa exposición! Es decir, ¡no se habló del país! Se habló nada más de los pobres, y como que hablar de ellos fuera pecado. ¡Eso es lo más terrible! No darse cuenta que para que un país, realmente pueda jactarse de estar en crecimiento, en prosperidad, en desarrollo, tiene que hacer desaparecer el hambre y la pobreza. Crecimiento y progreso con hambre ¡no es crecimiento! Eso es sencillamente una actividad económica que está privilegiando, enriqueciendo a unos pocos, a costa de la pobreza. Esos son los dos modelos que se enfrentan en el mundo, el modelo de ese capitalismo salvaje que muy bien lo denominó así Su Santidad Juan Pablo II; y el modelo de una economía, un mercado justo. Son los grandes debates que están planteados en estos momentos y es lo que nosotros estamos abanderando en el ALBA: el establecimiento de un mercado justo; y es lo que defendemos frente a los organismos internacionales y cuando se trata de negociar Tratados de Libre Comercio. En primer lugar, fíjense bien, aquí se hizo una primera exposición ¡muy detallada! que tiene que ver con todo el sector agropecuario, y las metas del año. En segundo lugar, se hizo la exposición para acabar con el hambre, que es un reto, una obligación que tenemos con el pueblo nicaragüense. Acabar con el hambre, no por razones de que esto nos va a permitir ahorrar divisas; es un elemento importante indiscutiblemente, porque bien exponía Orlando, este programa Hambre Cero significa incrementar la producción en el campo; poder evitar la salida de divisas para importar alimentos que perfectamente se pueden producir en nuestro país. Tenemos suficiente gente con riqueza moral, espiritual, pero que está en situaciones de abandono y es a la que se quiere llegar; donde están las mujeres al frente de ese hogar en el campo. Es una razón de elemental justicia atender esa lucha, que a la par, significa ahorro de divisas, porque Nicaragua no puede seguir importando alimentos; más bien, tenemos que exportarlos, partiendo de que estamos garantizando la alimentación del pueblo. Porque sería absurdo, como sucede, que de repente se exportan maíz, frijoles de Nicaragua, mientras faltan los frijoles en la mesa de las familias nicaragüenses, mientras pasan hambre miles de familias... ¡es absurdo! Exportamos queso, derivados de la leche, mientras falta el queso en la mesa de las familias más empobrecidas de nuestro país. Nuestra meta es acabar con la pobreza. Hablar nuevamente de cuál es el programa del Frente Sandinista, de la Gran Unidad Nicaragua Triunfa... ¡ya hemos hablado de esto! Ahora ¡hay que hacer, hay que actuar! Nada ganamos con venir otra vez a realizar una nueva exposición de lo que venimos planteando desde hace años; de lo que planteamos en el Programa de Gobierno durante la campaña... ¡allí está el Programa de Gobierno! pueden darse cuenta de cuáles son nuestros planteamientos, nuestras metas y objetivos. El pueblo ya está cansado de tantos estudios que se han hecho, porque se han invertido millones, con salarios de 20 mil, 30 mil dólares, para que esos estudiosos pasen el tiempo, elaboren grandes documentos de lucha contra el hambre, contra la pobreza... pero mientras tanto, sigue la pobreza y la miseria en nuestro país. Nuestras metas son bien claras: unir a todos los nicaragüenses en la gran batalla para erradicar la pobreza de Nicaragua, que es lo único que va a insertar a nuestro país en el camino del desarrollo. Mientras Nicaragua arrastre a gente que está pasando hambre, a familias que están en la extrema pobreza, en la miseria; familias que no pueden enviar a los muchachos a la escuela porque les cobran; que no pueden ir a los puestos de salud y hospitales porque les cobran; entonces... no podemos decir que está en desarrollo. Aunque el indicador sea del 7% de crecimiento, o de 11%, como el que tiene actualmente la República Popular China; aunque el indicador anti-inflacionario sea de un dígito... ese país ¡no es cierto que esté creciendo! Están creciendo y enriqueciéndose unos pocos, pero el país se está empobreciendo, se está destruyendo, que es lo que ha venido pasando con Nicaragua. Esto es muy importante dejarlo claro... nuestra estrategia, lo dijimos, es luchar contra la pobreza, contra el hambre. Traer el petróleo venezolano... ¿por qué y para qué? No es para subsidiar los vehículos de ocho, seis cilindros; los vehículos para ir a pasear, para ir a las discotecas; los vehículos de gente que tienen más posibilidades económicas. Eso nunca se ha planteado. Traer el petróleo de Venezuela, es para subsidiar a 800 mil nicaragüenses que se transportan todos los días en Managua, que estaban pagando tres córdobas y ahora pagan dos córdobas con 50 centavos. ¡Lo que eso significa como impacto, en el hogar de cada nicaragüense! gracias al petróleo venezolano, porque no está dando la posibilidad, con el crédito del 40% a 25 años plazo, de utilizar parte de esos recursos para subsidiar y, en la medida que podamos traer más petróleo de Venezuela, no solamente podríamos subsidiar el transporte de Managua, sino también poder sacar recursos para programa como Hambre Cero. ¡Fíjense cómo se manipulan las cosas! Digo se manipulan porque, ninguna persona con cinco sentidos, aquí presente, es ajena al planteamiento que hemos venido haciendo sobre el tema del petróleo venezolano. ¡Nunca se dijo que el petróleo venía aquí, para abaratar los precios del combustible...! Ese es un problema que hay que enfrentarlo como nación. En los mismos Estados Unidos es un problema; un país con tantas riquezas, tantos recursos ¡y tienen problemas! porque los ciudadanos norteamericanos deben pagar más por la gasolina que utilizan en sus vehículos todos los días. Aquí no se trata de subsidiar de manera general el transporte, porque el país no tiene esa capacidad para subsidiar todo el transporte. Y si hay que escoger entre estas familias que están en la extrema pobreza, donde tenemos más de 2 millones 200 mil nicaragüenses, y el que tiene su vehículo... ¡que se ponga la mano en la conciencia el que tiene su vehículo! Los que tienen vehículo, que busque cómo ahorra un poco más, utilizar menos el vehículo, para poder pagar el costo del combustible, o se monta en el bus. ¡Pero, bueno! Mientras tanto, tenemos esos buses que están desvencijados y la población los utiliza por necesidad. Hoy está llegando una delegación de Brasil, porque estamos trabajando; anoche vino el Canciller de Irán; está llegando una delegación venezolana. Con la delegación de Brasil, vienen empresarios de la Marco Polo y otras empresas, porque estamos interesados en traer buses nuevos, para que la población pueda contar con un servicio de buses, realmente digno. Y con respecto a la gente que tiene dificultades para mantener el vehículo, porque les costó conseguir un carrito, tal vez ya bastante maltratado, de muchos años, y resulta más costoso porque mientras más antiguo, su mantenimiento es más caro; buscar cómo desarrollar programas de cara a estos sectores. Programas que por ejemplo, ya se han implementado en otros países, donde se busca cómo se pueda cambiar el vehículo destartalado por uno nuevo, de 4 cilindros, que tiene un menor gasto de combustible. Propiciar las condiciones para que puedan cambiar el vehículo y eso, en la práctica, significa ahorro de combustible. También, al poner unidades nuevas para trasladar el pasaje, da la oportunidad al que está escaso de recursos de montarse en el bus, y utilizar el carro para pasear un poco por la noche, o el fin de semana con la familia. Estamos hablando de un problema que es global; porque el problema del combustible es global, donde países con una economía tan poderosa como los Estados Unidos, no tienen capacidad para subsidiar ¡mucho menos que lo vayamos a hacer nosotros aquí! Lo que estamos haciendo nosotros, es subsidiando a los 800 mil nicaragüenses que se transportan todos los días en Managua. Y lo estamos haciendo, gracias al petróleo venezolano. Si ese petróleo venezolano no estuviese llegando seguramente el pasaje del bus estaría a estas alturas, no en tres córdobas, sino a lo mejor los transportistas estarían planteando 3.50, o irían para los cuatro córdobas, dependiendo de las fluctuaciones del precio del diesel. En el tema energético, estamos trabajando; hemos informado ampliamente sobre el mismo; hemos hablado de que con Unión Fenosa, por un lado hay una demanda y por otro lado, también se está hablando y negociando con ellos para buscar una solución. Igualmente con la Polaris que hace tres años entró a una inversión en San Jacinto-Tizate, y también se está negociando; donde se van a establecer condiciones para que, si a determinado plazo no están generando lo que se han comprometido a generar, pierden la concesión. Bajo ese principio se está negociando. Con la misma Glencore, se están revisando los contratos para mejorar la operación del petróleo con Venezuela, y ha habido una buena disposición de esta empresa para apoyar la operación. Estamos hablando de que, con el tema energético; con el Programa que hoy presentó el compañero Ariel Bucardo, de cara al sector agropecuario; con el Programa Hambre Cero, que también se ha comentado; el programa que se va a presentar el día lunes sobre la alfabetización; el que va a presentar Salud, el día martes, donde se van a abordar otros aspectos que tienen que ver con la cuestión alimentaria de la población nicaragüense... ¡estamos pasando a la ejecución! con la participación, lógicamente, de los ciudadanos. Esos son los Consejos del Poder Ciudadano, lo que están explicando muy bien aquí los compañeros; donde el objetivo es lograr el bienestar, el progreso de los nicaragüenses. El 4 de mayo, como decía Ariel, se va a inaugurar este programa en Raití. El 4 de mayo es el Día de la Dignidad Nacional, el día que Sandino dijo que no se rendía, ni se vendía. Y está bien escogido el día, porque ese día estamos diciendo... que el pueblo nicaragüense ¡no se rinde, ni se vende, frente al hambre, frente a la extrema pobreza! Sino que, vamos a derrotar el hambre, vamos a derrotar a la extrema pobreza. Ese es el significado de esta fecha. Luego, el 25 de abril, al abanderar a la Selección que va a los Juegos Deportivos a Venezuela, se presentará el Plan de Deportes. Hemos venido otra vez, a hacer la historia... ¡tenemos que ejecutar! El hecho de que este Gobierno del Pueblo le haya asignado, como bien señalaba Orlando, esta primera partida de 172 millones de córdobas en el Presupuesto al Programa Hambre Cero... esto nos da la autoridad moral para buscarle recursos y hablarle también al Fondo Monetario. Aquí está el Ministro de Hacienda, compañero Alberto, porque los del Fondo vienen de nuevo el 31 de abril. Precisamente, anoche estaba hablando con Antenor, Alberto, Bayardo, sobre el tema del Fondo y era importante que el Ministro de Hacienda estuviera aquí, y escuchara este planteamiento, porque tenemos la autoridad moral de decirle al Fondo Monetario... "señores, ustedes no pueden estarnos exigiendo que este pueblo se esté amarrando cada vez más la faja; que es lo que han venido haciendo todos estos años, haciendo padecer más hambre y desempleo a la gente, sino que tienen que entender cuál es nuestra propuesta, nuestro planteamiento ¡para podernos liberar de ustedes!" ¡Fíjense qué cosa! Tener que negociar con el Fondo, para liberarnos del Fondo; eso es lo que estamos haciendo, porque queremos liberarnos ¡y lo vamos a lograr! Nos vamos a liberar del Fondo en estos próximos años; o sea, antes de cinco años, Nicaragua estará liberada del Fondo. De eso, pueden estar totalmente seguros y es una bendición liberarse del FMI. Para el mismo Fondo será un alivio, liberarse de un gobierno que defiende los intereses de los pobres, los intereses de la nación. Ya sabe, compañero Ministro de Hacienda, que debe ir a defender ante los amigos del Fondo... amigos porque son hombres y mujeres que trabajan allí ¡y les toca esa misión terrible! Muchos de ellos vienen a esas misiones en contra de sus propios deseos; pero allí trabajan y hay que hacerles ver cuál es nuestra posición. Con esto, en lo que son estos campos, nosotros estamos pasando a la ejecución de nuestros programas, porque ya lo hemos hecho, por ejemplo en Educación, en Salud... ¡cuántas cosas no se han realizado! La salud gratuita, educación gratuita ¡eso ya está! Hay que garantizarla, así como hay que garantizar que la urea, que está llegando para las cooperativas ¡llegue de verdad a las cooperativas! Pero desgraciadamente, nos movemos en una economía donde está el famoso libre mercado y siempre andan los especuladores buscando cómo aprovecharse de circunstancias como ésas, para apoderarse del producto a precio subsidiado. El subsidio es para las cooperativas, para los productores pequeños, ¡no para los grandes! Éstos tienen que seguir trabajando o que vayan a prestarle a los bancos; pero no es justo, ni es correcto que un grande venga y se aproveche de la necesidad de la cooperativa o del pequeño, para buscar cómo apoderarse de esa urea. En lo del Programa Hambre Cero, no veo ningún problema en cuanto al control, porque allí van a ser los Consejos los que irán identificando; los mismos Consejos del Poder Ciudadano en el territorio, en el municipio, en la localidad, el campo, la montaña. Ellos van a identificar cuál es la familia que será beneficiada y se podrá chequear, fiscalizar, garantizar el cumplimiento, a través de los mismos Consejos. Agradecemos la presencia de los periodistas, las preguntas que nos hacen, que siempre nos ayudan acá, porque aquí estamos en una batalla en contra de una situación tan compleja como la que nos tocó asumir a partir del 10 de enero; una situación tan dura para el pueblo nicaragüense y, tenemos que unirnos todos para salir adelante. Gracias también a los compañeros y compañeras del Gobierno del Pueblo que han estado participando en esta sesión, y continuamos el lunes, martes, miércoles y jueves con Educación, Alfabetización, Salud, Deportes, y con la Pequeña y Mediana Industria. Buenas tardes.

Descarga la aplicación

en google play en google play