Escúchenos en línea

Exposición de Orlando Núñez sobre la estrategia agropecuaria

| 21 de Abril de 2007 a las 00:00
En primer lugar, sería bueno señalar que aquí estamos partiendo de una economía instalada en el sector agropecuario, que es un sector que tiene niveles precarios de salud, educación, caminos; casi sin créditos, es el sector más disperso. En segundo lugar, sin embargo, y a pesar del empobrecimiento del sector campesino, quiero decir que es el sector que más alimento, más empleo y divisas genera en Nicaragua. Tenemos esa paradoja, esa extraña coincidencia, de ser el sector más empobrecido y el que más riquezas produce en Nicaragua. De tal manera que bien vale la pena, compañero Presidente que apostemos, no por la simpatía, que la tenemos; no por razones políticas, sino porque es el sector más productivo de Nicaragua; es el responsable de alimentar el país y el que tiene mayor potencial de ahorrar divisas... estamos hablando de 350 millones de dólares que importamos en alimentos en Nicaragua. Es un sector que ahorra divisas y puede también ahorrar divisas. El alimento, se convierte en la principal materia prima para posibilitar la industrialización de Nicaragua. Para industrializar hay que tener materia prima y la única materia prima disponible es el alimento; de tal manera que la agroindustria se convierte en la posibilidad del desarrollo de Nicaragua. Ustedes ven las cifras que plantearon Gustavo y Ariel. Este bono que se inserta en el plan productivo anual, llega a ser la inyección más grande que, en la historia de Nicaragua, se ha hecho a sector productivo alguno. Si sólo viéramos las hembras preñadas de cerdas o vacas, estamos hablando que son los programas de redoblamiento ganadero, avícola o porcino más grandes que ha habido en Nicaragua. Estamos apostando a la mayor cuota de inversión que podría aspirar un sector, porque es generación de riquezas. Mucha gente se pregunta porqué se comienza con los pobres... primero, porque es la prioridad de este Gobierno, pero además, garantizar esa masividad de oferta, implica en primer lugar reactivar las granjas porcinas, avícolas y la ganadería. Aquí, con gran parte de la ganadería, ocurre que los vientres se matan o se van a México, entonces, esto se convierte en un programa de retención del hato ganadero y sobre todo, de retención del campesinado que, por razones de pobreza, falta de crédito y salud, están saliendo del campo hacia la ciudad y hacia Costa Rica. Este programa se convierte en un instrumento articulador y va a ser apoyado por el resto de programas. Aquí, el compañero Ministro planteó, no el plan del MAGFOR, sino el plan del sector público agropecuario rural, donde, él decía, está el primer piso que es el bono; el segundo piso que es el crédito, el apoyo a la comercialización; y el tercer piso que es la agroindustria, en el Instituto de Desarrollo Rural y el resto de acompañantes para la agro-forestación o para los objetivos agrosocio-económicos, o agro-ecológicos del país. Creo que este programa también se podría exponer como el programa más grande de organización, que hemos tenido en el campesinado. No organización militar, no de una clientela electoral, sino de organización económica. Igualmente, se podría vender como el programa más grande de organización de la mujer en Nicaragua, porque es la mujer la que se organiza en esos Fondos de Crédito Rural. También se podría ofrecer como el mayor programa de fondos revolventes que ha habido en el campo nicaragüense, porque todos esos grupos de mujeres constituyen un fondo revolvente con el cual se propone la emancipación de la usura que existe en el campo. No hay que verlo solamente como un agregado, sino que cada componente tiene un nivel que lo transforma en un programa de movilización del sector más empobrecido, más alejado. Nosotros esperamos que el resto del Estado, educación, salud, vivienda, agua, acompañen a este programa. Esperamos que haga girar al Estado para tener un perfil mucho más rural que urbano, porque el Estado nuestro ha sido urbano, nuestras Alcaldías son urbanas, nuestras políticas han sido urbanas; nosotros mismos tenemos un enfoque muy urbano de las cosas. Creo que va a servir de ejemplo para Nicaragua y Latinoamérica, porque es el primer programa en América Latina, como nos lo explicaba el compañero Lula y el compañero Chávez, que con más recursos que nosotros no tienen, en el caso de Brasil, ni el sujeto, porque el campesinado no tiene tierras; y en el caso de Venezuela, no tienen al campesino, aunque tengan tierras y dinero, porque todos los elementos los han comprado. En Nicaragua, tenemos la dicha que todavía poseemos el mejor patrimonio productivo del país, que es ese campesinado. Este programa es posible en Nicaragua porque tenemos ese patrimonio campesino... ¡casi es un homenaje! Yo diría, compañero Presidente, que con esto, nosotros estaríamos, por primera vez en la historia, cumpliendo con la deuda social que tiene Nicaragua y sobre todo el sector urbano, con el campesinado. En el caso de las metas que señalaba el compañero Ministro del Agro, repito, no son del MAGFOR, son del sector público rural agropecuario y este año se van a estrenar los esfuerzos realizados años anteriores de conceptualizar el Programa Pro Rural y la dinámica del sector público agropecuario rural, que sólo estuvo a nivel conceptual. Quizás había voluntad, en manos de los técnicos, profesionales y la comunidad internacional que lo elaboraron, pero no había podido arrancar. Con esto arranca el sector público agropecuario rural; arranca la armonización, el alineamiento que ha pedido la comunidad internacional, para hacer funcionar al Estado como una sola unidad. Yo diría que debiéramos celebrar este programa, revisar las cifras, llevarlas a discusión; porque no se puede echar a andar si no es con un nivel de participación altísimo; de tal manera que el perfil participativo que este Gobierno le está dando a la democracia en marcha, va a tener su principal contenido en este programa. Es un contenido de los Consejos, tanto Políticos como Económicos que se van a implementar en el campo; de tal manera que le da una gran coherencia a las políticas que el nuevo Gobierno está ofreciendo al pueblo nicaragüense. Muchas gracias.

Descarga la aplicación

en google play en google play