Escúchenos en línea

Juicio contra Fariñas y su banda entra a su etapa final

Managua. Agencia PL. | 19 de Septiembre de 2012 a las 09:00

El juicio a la red de presuntos narcotraficantes encabezados por el empresario nicaragüense Henry Fariñas entró este jueves en una maratónica sesión final, cuando acusadores, defensores y la jueza emitan sus argumentos conclusivos.

Iniciado el 22 de agosto último, el proceso ya clasifica como uno de los más prolongados de los últimos años, e involucra a 24 personas, aunque tres de ellas tendrán sus audiencias posteriormente.

Tras 12 audiencias y la exposición de unos 80 testigos, el acontecimiento se ha caracterizado por estrictas medidas de seguridad, con policías de rostros encubiertos, técnica canina y armas largas en manos de los guardias.

En el complejo judicial Nejapa se dirimen violaciones relacionadas con el tráfico internacional de drogas, crimen organizado y lavado de dinero, con tentáculos extendidos a otros países.

El detonante de la causa penal fue el asesinato en la capital de Guatemala del cantautor argentino Facundo Cabral, en julio del 2011, cuando viajaba en un automóvil acompañado por Fariñas, quien era el verdadero objetivo del atentado.

Ese hilo condujo al costarricense Alejandro Jiménez, alias El Palidejo, detenido actualmente en Guatemala y considerado uno de los líderes de la red, quien por discrepancias de sus negocios ilícitos con el socio nicaragüense, encargó su eliminación.

Durante la presentación de las evidencias quedaron expuestos los vínculos de esas personas con grupos colombianos, salvadoreños, mexicanos y guatemaltecos, así como la participación de ciudadanos norteamericanos.

Las imágenes mostraron lujosos inmuebles y otras propiedades adquiridas, vehículos ligeros, sitios de almacenamiento de estupefacientes y vías de distribución, incluidos los correos humanos o mulas.

Las evidencias aportadas se relacionaron también con grabaciones de reuniones y de los allanamientos realizados por la Policía en algunos de los inmuebles.

Los negocios pantalla para el lavado de dinero, las artimañas para justificar desmesurados niveles de vida, las asociaciones para cometer los delitos y los trámites de legalización de propiedades fueron puestos también al descubierto.

La fiscalía pedirá la pena máxima de 30 años en un proceso devenido demostración de la eficacia del enfrentamiento regional al crimen organizado, en el cual Nicaragua ha reconocido especialmente la colaboración de Guatemala y Costa Rica.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play