Escúchenos en línea

Policía quiebra banda de tráfico ilegal de inmigrantes

Managua. RLP/Hoy. | 21 de Septiembre de 2012 a las 15:00

Un individuo nacido en Bangladesh, pero con cédula de identidad nicaragüense fue detenido por las autoridades nicaragüenses y acusado por los delitos de tráfico ilegal de migrantes y y crimen organizado, idica la publicación Hoy.

De acuerdo al informe, el sujeto encabezaba una banda que se dedicaba al tráfico de seres humanos que viajaban rumbo a los Estados Unidos.

El asiático, Mohamed Helai Khab (39), fue detenido en posesión de una cédula de identidad nicaragüense con el número 777-010473-0000u. Se considera que él es la persona que dirigía una estructura delincuencial en territorio nica, dedicada al tráfico ilegal de migrantes, según la Fiscalía.

El extranjero junto con los nicaragüenses Ermen Gutiérrez Díaz (33) y Odell Antonio Ramírez Orellana (29), fueron acusados por los delitos de tráfico de migrantes ilegales y crimen organizado en perjuicio del Estado de Nicaragua.

La Policía a través de un trabajo de inteligencia y de seguimiento allanó el pasado 17 de septiembre a la 5:40 de la tarde la vivienda del acusado Odell Ramírez, ubicada de la zona franca Las Mercedes dos cuadras al Sur, en el barrio Alexis Argüello, Managua, donde encontraron a nueve migrantes ilegales originarios de los países de Sri Lanka y Bangladesh.

¿Cómo operaban?

El imputado Mohamed Helai Khab, quien tenía como domicilio el oeste en el barrio Nueva Libia, en Managua, dentro de la estructura delincuencial era el encargado de contactar vía electrónica y telefónica a personas de su país de origen (Bangladesh) para el traslado de migrantes ilegales, el cual los alojaba en la capital nica, con ayuda de los otros dos acusados.

La ruta que utilizaba la red de traficantes ilegales era Sri Lanka-Brasil-Ecuador-Colombia-Panamá-Costa Rica-Nicaragua-Honduras-Guatemala y con destino final EEUU.

El acusado Ermen Gutiérrez era la persona encargada de recibir y trasladar a los extranjeros ilegales desde que entraban a Nicaragua, por el punto ciego conocido como Juan Bululo, Rivas, hasta Managua, y utilizaba un vehículo cerrado tipo Vans.

Gutiérrez le entregaba al acusado Odell Ramírez los migrantes, y este último se encargaba de albergarlos en su casa ubicada en el barrio Alexis Argüello, donde les proporcionaba alimentación, colchones para dormir y todo lo básico mientras duraba la estadía.

Según la acusación, el acusado Mohamed Helai Khab, por cada migrante ilegal que recibía, trasladaba y albergaba en territorio nicaragüense, recibía entre 500 y 1,500 dólares y de ese dinero los otros acusados recibían un porcentaje.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play