Escúchenos en línea

Brasil e Irán, claves para lograr la independencia energética

Agencia PL. Desde Managua. | 23 de Abril de 2007 a las 00:00
Nicaragua, sumida en una grave crisis energética que el gobierno sandinista trata de paliar con grupos electrógenos y petróleo suministrados por Venezuela, busca también la cooperación de Brasil e Irán en materia de energía. El presidente Daniel Ortega se mostró complacido con el amplio espectro que pudiera abarcar la cooperación con Brasil, al recibir este lunes a una delegación interministerial y empresarial de ese país que busca concretar acuerdos con Nicaragua. En opinión del mandatario, la experiencia brasileña en la producción de electricidad a partir de la energía geotérmica e hidráulica pudiera contribuir a dar respuesta a la crisis energética que padece la nación centroamericana. "Todavía hay algún racionamiento de energía. Necesitamos más inversión en energía y Brasil es una potencia en la generación de energía hidroeléctrica, tanto en plantas grandes, pequeñas y medianas", dijo Ortega. Añadió que "nosotros preferimos las plantas pequeñas y las plantas medianas y no los grandes proyectos hidroeléctricos, porque son más complejos y provocan muchas inquietudes entorno al medio ambiente, entorno a la población que se ve amenazada con el desplazamiento cuando se desarrollan estos megaproyectos". Actualmente estamos buscando soluciones con plantas térmicas suministradas por Cuba y Venezuela, explicó Ortega, quien agregó que el proyecto de ahorro energético incluye el cambio de 2.4 millones de bombillos por otros más ahorradores, también aportados por Caracas y La Habana. De acuerdo con el ministro de Energía y Minas, Emilio Rapacciolli, la vasta experiencia de Brasil en proyectos hidroeléctricos puede ser muy beneficiosa para el país centroamericano, que tiene caudalosos ríos y extensos lagos. El titular, quien integra la delegación que negocia futuros convenios de cooperación con una misión interministerial brasileña, confía en atraer la inversión del gigante suramericano para construir pequeñas centrales hidroeléctricas. En Brasil tienen miles de lugares donde han instalado pequeñas minicentrales hidroeléctricas para pequeños conglomerados, aseguró Rapacciolli. En cuanto al etanol, el tema ha quedado excluido de las discusiones. "Nosotros no podemos pensar que vamos a sacar etanol de maíz o caña de azúcar" que en países como Estados Unidos se está produciendo como sustituto de la gasolina, dijo el ministro Rapacciolli. La forma en que se "vislumbra los proyectos que podamos tener con Brasil en el campo del biodiésel" es a nivel privado, que empresas brasileñas den asistencia técnica, financiamiento y promoción a pequeños productores nicaragüenses para la siembra, recolección y procesamiento de la palma africana, dijo Rapacciolli. A partir de la palma africana se puede extraer aceite vegetal que no es de uso para el consumo humano y "se puede transformar en agrodiesel para los vehículos", apuntó el funcionario, y agregó que Brasil podría estar interesado en invertir en el cultivo de la palma africana. "Puede haber financiamiento de Brasil y participación tal vez en alguna medida de empresas brasileñas para promover, estimular el desarrollo de plantaciones como la palma africana", sostuvo el ministro nicaragüense, quien participa en las conversaciones. Uno de los grupos económicos más importantes del país, Los Pellas, "está produciendo y exportando etanol" a partir de caña de azúcar y recientemente presentó al gobierno un proyecto para aumentar la capacidad de producción y exportación valorado en 45 millones de dólares, mencionó el ministro. "Esta iniciativa privada tiene el respaldo del gobierno", apuntó Rapacciolli como un indicador de la tolerancia oficial a proyectos de esa índole. En materia energética, con Brasil hay avances a nivel técnico para desarrollar dos proyectos que "nos van a ayudar a cambiar la matriz de la generación de energía con petróleo", agregó. Estos proyectos de energía hidroeléctrica estarían listos para 2010 y aumentarían la capacidad instalada en el país en 240 megavatios, añadió. "Toda la cooperación posible entre dos países en desarrollo será dada ... (siempre) que Nicaragua quiera, esto es lo básico", manifestó el jefe de la misión brasileña y embajador en Nicaragua, Jorge Taunay. En el caso del etanol, "depende de ellos. Si quieren habrá si no, no habrá", dijo tajante el diplomático.

Con Irán

En el caso de Irán, los proyectos del ministro del gabinete de Ortega son más ambiciosos, pues se trataría de alcanzar un acuerdo tan ventajoso en el suministro de combustible como el logrado por el gobierno sandinista con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). El ministro precisó que ambos países discutirán entre mayo y junio la propuesta en una comisión mixta, que se decidió instalar luego de la visita el sábado pasado de una delegación iraní encabezada por el canciller, Manouchehr Mottaki. "Existe la posibilidad de que pudiéramos tener con Irán acuerdos parecidos a los que tenemos con Venezuela en cuanto a poder comprar el petróleo en Irán en condiciones concesionales", explicó Rappaccioli. Las negociaciones tendrían lugar entre mayo y junio próximos, según lo acordado durante la visita que realizó a Nicaragua el canciller iraní Manouchehr Mottaki, el sábado pasado. Según el ministro nicaragüense, los iraníes también están interesados en explorar el potencial hidroeléctrico y geotérmico del país, con miras a realizar inversiones a largo plazo. "Ellos han demostrado también su interés en conocer con detalle el potencial hidroeléctrico de Nicaragua y ver también la posibilidad de cooperación en ese campo", agregó. El convenio para la importación de petróleo con Venezuela, que el presidente sandinista Daniel Ortega suscribió con su homólogo venezolano Hugo Chávez, abre la posibilidad a Nicaragua de adquirir hasta 10 millones de barriles al año y pagar el 60 por ciento al precio del mercado internacional en un plazo de 90 días, mientras que el 40 por ciento restante goza de un crédito de 23 años, dos de gracia y un uno por ciento de interés.

Descarga la aplicación

en google play en google play