Escúchenos en línea

Brasil anuncia vasto plan de cooperación con énfasis social

Agencias PL, DPA y AFP. Desde Managua. | 24 de Abril de 2007 a las 00:00
Una comisión mixta Nicaragua-Brasil estableció este martes el marco y las prioridades sobre las que descansarán las relaciones de cooperación e intercambio entre los dos países que abarcará desde el sector energético y la agroindustria hasta la adopción de posiciones comunes en foros multilaterales. Los compromisos de cooperación alcanzados en sesión de dos días serán ratificados por los presidentes Daniel Ortega y Luiz Inacio Lula Da Silva en los próximos meses en una fecha y país aún no especificada por representantes de ambos gobiernos. Al concluir este martes en Managua una reunión binacional de dos días, ambos países acordaron reforzar sus relaciones de cooperación y establecer "un programa amplio y estructurado" de apoyo a proyectos en distintas áreas. Mediante un comunicado conjunto, ambos gobiernos anunciaron su interés de trabajar en sectores como energía, salud, educación, desarrollo social y combate al hambre, producción agropecuaria, vivienda, medio ambiente, agua y saneamiento, entre otros. "Las partes constataron, con satisfacción, el excelente diálogo político-diplomático entre los dos países y expresaron la disposición de establecer un programa más amplio y estructurado de cooperación bilateral en los más diversos campos", indicó el informe. En un tiempo récord de 36 horas de trabajo, "lo que hubo acá fue una perfecta identificación de propósitos entre los dos gobiernos, que estuvieron representados por casi todos los sectores factibles de haber cooperación", declaró al termino de la reunión el embajador brasileño Róger Taunay. El trabajo de la comisión mixta es la "preparación" para el encuentro de los presidentes Ortega y Lula Da Silva, añadió Taunay, quien se declaró sorprendido por los "resultados extraordinarios" en tan corto tiempo. En opinión del subsecretario para América del Sur de la cancillería de Brasil, se dio un "paso gigantesco" en el avance de las relaciones bilaterales, las cuales quedarán selladas con una visita del presidente Luiz Inacio da Silva a Nicaragua a mediados de año. Para el canciller Samuel Santos, quien confirmó la visita de Lula a Managua en los próximos meses, los acuerdos de intención son un gesto generoso y de compromiso solidario del gobierno brasileño, que se inscribe en el contexto de la cooperación Sur-Sur. El comunicado conjunto al término de la sesión de trabajo recoge los compromisos en áreas de prioridad establecidos por el gobierno de Nicaragua y en los que Brasil tiene vasta experiencia. La delegación nicaragüense presentó a su par brasileña una cartera de 37 proyectos, la mayoría encaminados a satisfacer necesidades sociales de alimentación, transporte, vivienda, agua y saneamiento, salud y educación, entre otros. En sus partes medulares, el documento señala que Nicaragua presentó a Brasil proyectos de generación hidroeléctrica y producción de agrocombustibles a partir de la palma africana, sobre los cuales ambos países firmarán un memorando de entendimiento a mediados de este año. Brasil también ayudaría a construir un acueducto para aprovechar las aguas del lago Nicaragua o Cocibolca -60 kilómetros al sur de Managua- para el consumo de la población de esta capital. Nicaragua también pidió adquirir 1,000 autobuses (mitad y mitad para transporte colectivo urbano y rural) en un período de cinco años en términos preferenciales para renovar parte de la flota de autobuses del servicio público para el área rural y urbana, lo cual será estudiado por las empresas Marcopolo y Mercedes Benz. También pidió apoyo para un proyecto de rehabilitación de carreteras valorado en 114,4 millones de dólares y se identificó una demanda de dos millones de dólares para medios de transporte a la costa Caribe. Con respecto al área productiva, se acordó firmar un memorando de entendimiento de cooperación técnica, para establecer un programa de colaboración en temas como agricultura familiar campesina, administración de tierras y acceso a servicios financieros rurales. Brasil, a su vez, ofreció asistencia técnica en sectores como ganadería, desarrollo forestal, pesca, biotecnología, agrocombustibles, agricultura de conservación, manejo de post cosecha y agroindustria, entre otros, precisó el informe. Asimismo, en el área de la vivienda, ambos gobiernos acordaron que dos profesionales brasileños visitarán Nicaragua y seis técnicos locales realizarán una pasantía en Brasil en temas de planeación de desarrollo urbano y tenencia de la tierra, entre otras. Convinieron una línea de financiamiento a un proyecto de viviendas de interés social, mediante una combinación de crédito hipotecario y respaldo de seguro de hipoteca, sobre el cual no se precisaron detalles ni montos estimados. Brasil también dará asistencia técnica para la construcción de aulas prefabricadas o con participación comunitaria en el área rural, el financiamiento para un programa de viviendas de interés social. Igualmente acordaron enviar a Nicaragua y a Brasil delegaciones de los respectivos ministerios de Salud y de Educación, para concretar aspectos de la cooperación en ambas áreas próximamente. Brasil dará asesoría a Nicaragua en la aplicación del programa homónimo brasileño Hambre Cero en lo relativo a seguridad alimentaria, huertos comunitarios y participación popular y empresarial en el mismo. La parte brasileña también demostró interés en proyectos de generación de energía hidroeléctrica, producción de biocombustibles y programas de inclusión social a la energía eléctrica. En el ámbito de inversiones, se planteó la posibilidad de instalar parques industriales de manufactura ligera, autopartes, agroindustria y producción a escala de yuca, tempate e higuerilla para producción de alimentos y agrocombustibles. En tanto, Nicaragua apoyará a Brasil con el envío de profesores que impartan la enseñanza del idioma español a nivel de escuelas, universidad e instituciones públicas. En el área de política exterior, la parte nicaragüense manifestó su interés en establecer un mecanismo de consultas políticas bilaterales sobre temas de la agenda internacional, dirigido a adoptar posiciones comunes en los foros multilaterales, afirma el comunicado. En la reunión de dos días participaron ministros del gobierno de Daniel Ortega y una nutrida misión brasileña integrada por funcionarios, empresarios y directivos del Banco de Brasil, la Caja Nacional y el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social (BNDES).

Descarga la aplicación

en google play en google play