Escúchenos en línea

Derecha venezolana aún no entiende qué fue lo que pasó

Caracas. Correo del Orinoco. | 10 de Octubre de 2012 a las 16:00

Maryclen Stelling, socióloga, analista política, estudiosa del comportamiento de los medios de comunicación, no oculta su orgullo por la demostración de civismo y de madurez democrática del pueblo venezolano en el pasado proceso comicial. Manifiesta sumarse al criterio de que las y los venezolanos hicimos una fiesta democrática. Piensa que las voces agoreras de la derecha internacional y de muchos intelectuales y y analistas internacionales, y 10 mil periodistas foráneos acreditados, había un gran porcentaje que vino a presenciar la caída del régimen, la derrota del presidente Chávez y quizá la guerra civil que se iba a desatar en Venezuela.

“Demostramos que ninguna de esas predicciones agoreras eran ciertas”, señaló desde su oficina en el Centro Latinoamericano Rómulo Gallegos, de cuya junta directiva forma parte.

La socióloga manda abrir la ventana para que entre la brisa (no hay aire acondicionado), prende un aparatico portátil que compró de su propio bolsillo, y luego pregunta de forma picarona: “¿Y de qué vamos a hablar?”.

-Pues de las elecciones…

Fue particularmente ácida con algunos medios y periodistas internacionales que vinieron preparados para reportar sobre una carnicería que se iba a desatar en Venezuela, luego de los comicios del 7-O.

“Creo que todos esos buitres de la derecha internacional que estuvieron aquí esperando comer carne humana, se fueron hambrientos”, acotó.

De la oposición afirmó que de tanto negar y descalificar la gestión del presidente Chávez ha perdido la capacidad de entender lo que ha ocurrido en Venezuela desde 1999 y que tampoco ha sabido mirar al país chavista.

Sobre las elecciones del pasado domingo, afirmó que votamos en paz, en absoluta democracia, al contrario de quienes esperaban que nos íbamos a matar en las colas de votación. En los centros de votación de alguna manera se depusieron las diferencias que nos desunen y se expresaron al momento de introducir el voto en la urna. Nadie agredió a nadie y se respetaron las normas democráticas.

Ese madurez democrática se expresó igualmente después que se anunciaron los resultados. Incluso elogió al candidato Henrique Capriles Radonski, quien a su juicio también dio demostración de madurez política al reconocer su derrota.

“Lo percibí como más suelto, menos quizá confinado en la prisión de sus asesores. Dio una demostración, como el dijo, de que es un demócrata a carta cabal. Además hizo alusión a su edad, 40 años, lo cual si haces una lectura más allá de que aceptó los resultados, se está lanzando como un futuro candidato de la oposición para dentro de seis años, gracias a su juventud y también porque fue muy demócrata en su manera de aceptar los resultados. Yo lo sentí muy suelto, muy diferente”.

-¿Se quitó un peso de encima?.

-Se quitó un peso de encima, creo, liberado de sus asesores. Él era productor de un marketing político. Yo lo sentí liberado. Suelto. Inclusive su expresión verbal mucho más articulada. Esas limitaciones verbales que le percibimos a lo largo de la campaña estaban casi que superadas en un algún porcentaje.

CHÁVEZ, EL PARARRAYOS

En cuanto al triunfo del presidente Chávez, cree que ganó por un considerable margen aunque no con la diferencia que se esperaba, que es inferior a la obtenida en el año 2006.

Y eso es un llamado de atención, señala, para el mismo presidente Chávez y para los que apoyan al proceso en cuanto a la necesidad de reflexionar sobre el rumbo de este proceso, y de abrir espacios de encuentros con el otro sector político que es numéricamente importante.

“Yo no soy de las que creo que ha llegado el momento de la reconciliación porque la reconciliación supone perdonar y creo que en este momento la afectividad está exacerbada en Venezuela. Yo creo que hay dos sentimientos que se encontraron en el proceso electoral y que siguen vivitos y coleando, que es el amor irrestricto a Chávez y el odio profundo a Chávez. Eso me hace afirmar que es Chávez quien vertebra esta sociedad y sus fuerzas políticas”, expresó. “Lo vertebra en el sentido de que él es el pararrayos de las dos fuerzas políticas: la que lo odian, lo adversan y desean eliminarlo y que escogieron la vía democrática para sacarlo del juego político, y del otro lado, las fuerzas políticas que lo aman de manera irrectrista e incuestionable. La vía de confrontación de dos proyectos contradictorios y opuestos es la vía electoral. Pero eso no quiere decir que ese país dividido en dos bloques que se adversan, ese país unido con base en dos sentimientos contradictorios que son el amor y el odio, que nos une y desune, ese país está ahí y existe”, expresó.

-Pero ese país siempre ha existido…

-No ha existido en torno a un figura como Chávez ni en torno al proyecto político que Chávez está intentado implantar. Aquí lo que existían eran diferencias socioeconómicas, una altísima exclusión, grandes sectores viviendo en pobreza extrema, pero ese país confrontado en torno a una figura humana de carne y hueso como Chávez, eso no existía antes.

-¿Desde donde se ha atizado ese odio y esa división?.

-Yo no creo que se ha atizado, es simplemente…

-Basta ver Globovisión...

-Yo soy observadora de medios y no puedo decir basta ver Globovisión. Yo tengo que hacer un análisis de todo el panorama mediático y los medios de comunicación en Venezuela están tan polarizados como la ciudadanía y en esa polarización hay un grupo de medios que promueve el socialismo del siglo XXI, felicitan y reseñan los éxitos de la gestión del gobierno de Chávez y hay otro grupo de medios que son los privados de oposición que están todo el tiempo fustigando la gestión de Chávez, y promueven un modelo neoliberal. No es que hay un canal de televisión peor que el otro. La polarización es propia del sector mediático en Venezuela.

EL VOTO OCULTO

-¿Por qué cree que ganó Chávez?.

-Tiene una gestión de inclusión muy importante. Cuando uno va a las cifras encuentra que hay inclusión educativa, en salud, vivienda, cultura, se ha derrotado el analfabetismo. Se han destinado 500 mil millones de dólares a los planes sociales. Hay una una redistribución de la renta petrolera con fines sociales y de inclusión. Hay una defensa del ser humano y de un sistema económico per sé, todo eso es cierto, eso es cierto.

-¿Por qué pierde Capriles?

-Porque no tiene el apoyo del cual goza el presidente Chávez que tiene una gestión importante, porque convirtió en actores políticos, en actores sociales, a los grupos que estaban excluidos. La pobreza extrema ha disminuido, el desempleo ha disminuido. Tiene una población que sabe cuál es el proyecto que le conviene, pero tiene medio país que adversa el proyecto, quizá porque no lo conoce bien, o porque quizás es víctima de medios nacionales e internacionales que descalifican el proyecto, descalifican la figura de Chávez y han generado miedo terribles de que si vuelve a ganar las elecciones porque este país se va acabar. Se va a acabar para ellos, pero la vida política, social, educativa ha empezado para importantes sectores poblacionales desde que Chávez está desarrollando su plan.

-A Capriles, dentro del marketing político del que usted habla, lo venden como un buen gerente, exitoso, ¿pero cómo se explica que haya perdido en Miranda, en su propio patio…?..

-Eso hay que analizarlo. Me decían que la abstención el sector por aquí fue altísima. Habría que ver por qué en Baruta, Chacao, la abstención fue alta. Es un fenómeno analizar: por qué pierde en Miranda y porque la abstención es alta.

-Pero el voto de la clase media es un voto duro…

-Yo lo dije antes y lo digo ahora: pienso que había un voto chavista oculto en sectores medios que por miedo al estigma, porque en general los sectores medios fueron lo que llevaron a Chávez a la presidencia en el 98. Él gana con el voto medio. No gana con el de los sectores en pobreza extrema y pobreza general.

Esa clase media “comienza a adversarlo porque comienza a percibirlo como que Chávez los está destruyendo su proyecto de ascenso social, pero muchos sectores medios se han beneficiado con las políticas de Chávez: los ha protegido de las quiebras bancarias, los protegió de los créditos indexados, los protegió de los desarrollos urbanísticos fraudulentos, hay un proyecto de viviendas para los sectores medios, pero hay miedo a un estigma social que es terrible de que sospechen de que va a votar por Chávez”, agregó. Por eso “yo creo que en muchos de esos sectores hubo un voto oculto por Chávez y el que no se atrevió se abstuvo. Esa es una lectura”.

-¿Usted no cree más bien que la clase media está entendiendo el significado de esa expresiónespeculo pero doy empleo?

-Yo creo- suelta una corta carcajada- que se ha logrado entender esto, ya que la política social de Chávez es importante…

-Además en las estafas han sido víctimas de su propio sector…

-Claro. Ese el voto que yo creo que es oculto y que en sectores de altos ingresos había un voto oculto chavista, que se ha beneficiado del gobierno. Además, Chávez en una entrevista televisiva afirmó que no iba a eliminar la propiedad privada. Aquí lo que hay es una búsqueda de un modelo socialista, hay una suerte de experimento que estamos construyendo sobre la marcha. Chávez ya dijo que vamos a convivir con la sociedad privada.

“Yo creo”, acota, “que la convivencia de la propiedad privada y con el capital privado se va a lograr, pero bajo las reglas del estado venezolano, que no es un estado mínimo que está delegando en la sociedad civil la satisfacción de los derechos humanos, sino que asumió para sí la responsabilidad de la vivienda, la educación, la cultura y lo asumió para sí y es un estado que dialoga directamente con la sociedad, no a través de ese tercer sector”.

Por otro lado, precisó, “las reglas del juego, la definición de lo que es justo y justicia ya no está en manos de los capitales privados, ni de las fuerzas del estado, sino en manos del estado venezolano”.

Sobre la derrota de la oposición y sobre si la procesión va por dentro, Maryclen Stelling observa que hay tristeza y desilusión el el campo opositor. Eso se observa en algunos mensajes por celulares. Lo que si está seguro es que existía triunfalismos en ambos sectores.

“Ambos estaban seguros que iban a ganar. En la oposición no se mira a Venezuela, al país político, al país chavista, no se le sabe mirar. La oposición de tanto negar la gestión de Chávez, de tanto recibir informaciones de la derecha internacional, ha perdido la capacidad de entender lo que ha sucedido en Venezuela desde 1999 para acá. No lo entienden”, expresó.

“Yo creo que la oposición debería cambiar la percepción del proceso que está viviendo Venezuela, que es un proceso nacional, internacional, del Caribe, continental”.

LA RECTIFICACIÓN NECESARIA

-¿Que espera de Chávez en esta nueva etapa?.

-Yo no quiero hablar de las tres R, ni de las cinco R, pero aspiro de Chávez rectificación, autocrítica, que oiga voces endógenas, voces que están dentro del proceso y que apoyan el proceso, que las oiga, porque han ocurrido perversiones, pérdida del rumbo y creo es el momento de rectificar. Chávez debe saber que hubo mucho voto no fue cheque en blanco.

Quizá mucha gente no votó por Chávez, puntualizó, “sino para que no se pierda el proceso y el proyecto. Son votos condicionados a una rectificación y a una revisión y a un oír las voces del pueblo venezolano. Creo que se le está pidiendo que supervise de alguna manera eficiente la gestión local y regional”.

Hay allí un peligro, en las gestiones locales y regionales, “ya ya que en algunos casos fueron elegidos a dedo por el presidente Chávez por lo tanto hay responsabilidad del presidente y él tiene que rectificar, monitorear mejor, como él lo dijo, las gestiones locales y regionales. Y tiene que buscar algunas manera para volver a acercarse al pueblo, como lo hizo en esta elecciones. Tiene que oír esas voces del pueblo, no mediadas por una burocracia inmensa. Ya él quizá , eso es propio del poder, no está en contacto con las voces de su pueblo que esperan de él un cambio radical. Él es un prisionero burocrático y tiene que romper esa prisión”.

EL HAMBRE DE LOS BUITRES

-¿No cree que usted que los grandes perdedores de esta contienda fueron los medios privados?.

-Los grandes perdedores fueron los medios y algunas encuestadoras que se había convertido en actores políticos. Los medios de comunicación social en Venezuela son actores políticos. Tu eres un actor político. Los partidos políticos se han convertido en Venezuela en simples maquinarias electorales. Y los medios, los comunicadores sociales asumen roles de líderes políticos y muchos medios, nacionales e internacionales, que vaticinaron la derrota de Chávez, esos medios fracasaron, pero también fracasaron, los que atizaron la violencia fracasaron , pero también los medios que vendieron un pueblo venezolano, agresivo, violento, donde iba a ocurrir una guerra civil fracasaron.

Añade: “Creo que todos esos buitres de la derecha internacional que estuvieron aquí esperando comer carne humana, se fueron hambrientos. Tendrán que buscar otros derroteros que no es Venezuela. Venezuela les restregó en las narices que somos un país que está buscando nuestras propias vías, nuestro propio modelo de desarrollo, pero que además se ha convertido en un proyecto que el mundo lo mira”.

A su juicio “mucha gente con mayor conciencia social se ha dado cuenta de que este proyecto con miles de errores, quizás hasta habiendo perdido el rumbo en algún momento, este un proyecto de interés para el mundo”.

Los países europeos con una crisis profunda del capitalismo, donde se está desbaratando el Estado de bienestar, “están mirando a Venezuela, están mirando este experimento latinoamericano donde el ser humando es el centro de la atención y no de la defensa de un sistema económico”.

T/ Manuel Abrizo
F/ Luis Franco

Descarga la aplicación

en google play en google play