Escúchenos en línea

Los asegurados podrán recibir atención médica aún cuando no tengan la colilla, anuncia presidente del INSS

| 24 de Abril de 2007 a las 00:00
El presidente del Instituto de Seguridad Social (INSS), Roberto López, anunció este martes que a partir del primero de mayo, todos los afiliados podrán obtener atención médica con sólo presentar su carnet y aún cuando el patrón no haya cancelado las cuotas correspondientes. López reveló que "a partir del 1º de mayo, todas las personas que llegan a las clínicas provisionales (privadas, con contrato con el INSS), sólo necesitan presentar su carnet de asegurado, ya no van a necesitar presentar su colilla. Antes teníamos el problema de que, si el empleador no pagaba, el que se veía afectado era el trabajador. A partir del Primero de mayo, eso se eliminará". Según López, se trata de "un trabajo coordinado entre Sector Privado-Ministerio de Salud-INSS para brindar más salud a los trabajadores, y llevarles más beneficios cada día". "De lo que estamos hablando es de una alianza entre el INSS, el Ministerio de Salud y las clínicas privadas, que no están desapareciendo, sino que están colaborando con nosotros, para brindarles atención a todos los asegurados", añadió. El presidente del INSS informó que hay alrededor de 360 mil afiliados al seguro social y que alrededor del 3% de los empleadores no enteran la cuota laboral que le deducen al trabajador y la patronal respectiva. Esto significa, agregó López, que un 10% de los afiliados, es decir, unas 36 mil personas y sus beneficiarios, se quedan sin derecho a la atención médica cuando los patrones no pagan a tiempo la cuota correspondiente. "Nosotros vamos a asegurar que a los afiliados los atiendan, aunque su empleador se retrase en el pago", enfatizó López. También explicó que el gobierno está eliminado los elementos que perjudicaban una atención médica integral, impuestos por el neoliberalismo durante los últimos 17 años. "Uno de los elementos principales era la separación del Ministerio de Salud y el INSS, que actuaban como dos cosas separadas. El día de hoy, estamos en una coordinación muy estrecha, pero que incluye también al sector privado; y a éste, no lo debemos de despreciar, porque hay una gran cantidad de clínicas que están trabajando con nosotros", agregó López. No obstante, el presidente del INSS admitió que hay problemas en la calidad del servicio que ofrecen las clínicas privadas. En tal sentido, anunció la contratación de trabajadores sociales para sustituir a los funcionarios que hasta ahora supervisaban a esas empresas que prestan servicios a los asegurados. "Estamos trasladando la función de regulación al Ministerio de Salud. Antes, lo que ocurría era que el INSS era juez y parte", anunció. López dijo que han contratado a trabajadoras sociales "que están en cada una de las clínicas de los asegurados y que junto con el personal supervisor del Ministerio de Salud, van a estar garantizando que se cumpla con los derechos de todos los asegurados". Añadió que "vamos a tratar que la cobertura que se está dando a los asegurados, sea mayor. Las clínicas privadas están de acuerdo en aumentar la cobertura y trabajar en conjunto con el gobierno y el INSS, para brindar la mayor calidad y cantidad de servicio". En cuanto a los medicamentos, reveló que están trabajando una política para disminuir su precio. López pidió "borrar del lenguaje de este país, el nombre de Empresa Médica Previsional, porque la salud, efectivamente no puede ser un negocio. Lo que vamos a tener son Clínicas para los Asegurados, unas van a ser públicas, otras privadas, y en conjunto, vamos a tratar de llevar salud a todos los nicaragüenses, a todos los asegurados y a todos sus beneficiarios".

Descarga la aplicación

en google play en google play