Escúchenos en línea

El FMI se pone «careperro» con españoles e italianos

Madrid. Público.es | 17 de Octubre de 2012 a las 15:00

El FMI considera que España e Italia deben pedir ayuda de la Unión Europea para garantizar su financiación en el mercado al tiempo que siguen adelante con su doloroso ajuste fiscal, lo que ayudaría a contener la crisis de deuda de la Eurozona. Roma ha rechazado la idea, pero Madrid parece dispuesto a hacerlo.

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard, ha dicho, en declaraciones al periódico italiano Il Corriere della Sera, que "en el corto plazo, sería vital disponer de un plan para los dos países de la perifería de la zona euro". "Esto incluiría no sólo un proceso continuado de ajuste dentro de los países sino también una garantía de que puedan financiarse. Esto tendría la condición de que se adhieran a sus compromisos. Estamos casi allí, pero todavía nos falta para llegar a ese punto", ha agregado.

Diferentes fuentes han asegurado que el Gobierno de Mariano Rajoy está preparada para pedir una línea de crédito preventivo al fondo de rescate europeo (el Mecanismo Europeo de Estabilidad, o MEDE), de modo que el Banco Central Europeo (BCE) pueda iniciar las compras de deuda soberana en el mercado secundario. Sin embargo, todavía hay obstáculos que retrasan la petición, fundamentalmente por las reticencias alemanas. No obstante, parece que la postura de la canciller Angela Merkel se ha suavizado y podría estar más dispuesta, aunque siempre ligada a una fuerte condicionalidad.

Dentro de las condiciones se incluiría una reforma del sistema de pensiones que rompa la indexación con la inflación, algo que algunos economistas ven como insostenible. Rajoy ha dicho que las pensiones son lo último que tocaría; de momento, ha aplazado hasta noviembre la decisión final sobre si compensará a las pensiones por la desviación de la inflación. Además, el Ejecutivo también ha dicho que revisaría el factor de sostenibilidad del sistema de pensiones, lo que puede conducir a la aceleración de un adelantamiento de la elevación de la edad de jubilación de 65 a 67 años.

Es decisión de España, dice Alemania.

De momento, oficialmente, desde el Gobierno de Merkel se inisite en que debe ser España la que debe decidir si recurre al fondo de rescate de la zona euro y no debe esperar que a que "Alemania dé luz roja o verde", según un alto funcionario germano. El funcionario, que realizó las declaraciones con la condición de mantener el anonimato, dijo que España está en el buen camino con sus reformas y reiteró el apoyo de Berlín al Ejecutivo de Rajoy.

El funcionario indicó que de acuerdo con las reformas institucionales previstas para hacer frente a la crisis de la zona euro, Alemania puede ver en un futuro una intervención en los presupuestos nacionales cuando éstos violen la normativa de la Unión Europea.


Descarga la aplicación

en google play en google play