Escúchenos en línea

Costa Rica atraviesa una grave crisis energética y el ICE pide declarar emergencia

MiPunto.com Desde San José. | 26 de Abril de 2007 a las 00:00
Los costarricenses descubrieron esta semana que el país enfrenta una grave crisis de electricidad, que hasta ahora se le había ocultado a los ciudadanos, y que obligará a realizar inversiones de emergencia por unos 100 millones de dólares. Los cortes, que se habían superado durante el fin de semana, volvieron a reanudarse de manera sorpresiva este jueves en todo el país. La crisis se hizo evidente el jueves 19 de abril cuando se produjo un apagón nacional de más de dos horas, acompañado por cortes sectoriales durante la semana, debido a fallas en tres de las seis plantas térmicas –a base de hidrocarburos– que se utilizan en la época de verano. El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) pidió al gobierno de Oscar Arias que declare emergencia ante una crisis energética que afronta el país, a fin de invertir alrededor de 100 millones de dólares para construir una planta térmica. El presidente ejecutivo del ICE, Pedro Pablo Quirós, hizo el llamado durante una comparecencia ante una comisión de la Asamblea Legislativa que analiza proyectos de apertura y modernización de esa institución estatal. Quirós dijo a la prensa que el gobierno de Oscar Arias debería declarar emergencia para poder echar mano de unos 100 millones de dólares para adquirir una nueva planta térmica para hacer frente a la época seca del 2008 sin que se realicen cortes. El presidente Oscar Arias se desmarcó este jueves de la crisis y dijo en una entrevista con un diario local que "la administración anterior le negó financiamiento" al ICE. Arias dijo que hay que dejar atrás "la moda estatista" y abrir la producción eléctrica al sector privado. El director del Centro Nacional de Energía del ICE, Salvador López, anunció la realización de cortes de energía desde la madrugada de este jueves hasta el día viernes en diversos lugares del país, a fin de ahorrar energía. El país vive una crisis desde la semana pasada cuando fallaron tres plantas térmicas, que funcionan a base de hidrocarburos. Las mismas fueron luego reparadas pero requieren mayores trabajos de refacción. Reiteró además que la baja en los embalses y caudales de los ríos por las pocas lluvias del pasado invierno, obligaron a utilizar al máximo las plantas térmicas, que en la época seca aportan un 20% del total del consumo. Quirós manifestó que las tres plantas térmicas que han fallado –y que en el verano proveen alrededor del 20% de la energía, unos 400 megavatios– requieren de reparaciones a fondo. Las plantas térmicas, que datan de las décadas de 1970 y 1980, se utilizaron de manera intensiva desde diciembre, debido a las pocas lluvias del invierno anterior, lo que puso al límite los embalses y caudales de los ríos. López dijo que esperan reducir el consumo de unos 400 megavatios, el 20% del consumo diario del país, con los racionamientos previstos para jueves y viernes. Aunque Costa Rica, en la época de lluvias, genera más del 95% de su energía con plantas eólicas, hidroeléctricas y geotérmicas, en la época seca depende en gran medida de las plantas térmicas. Los cortes de electricidad, que no se sabe hasta cuándo se mantendrán, según el director del Centro de Control de Energía del ICE, Salvador López, también avivaron la polémica sobre el futuro de esa institución estatal, creada en 1949 por el entonces presidente José Figueres Ferrer. Ello por cuanto la sociedad costarricense, de 4,2 millones de habitantes, se encuentra dividida y en una ácida polémica sobre el futuro de sus monopolios estatales desde el 2004, cuando se firmó un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, todavía sin ratificar por el Congreso. Los aperturistas aseguran que la crisis que ahora afronta el ICE se debe a falta de previsión de sus directivos y funcionarios, y abogan por la competencia de empresas privadas. Mientras, los que defienden el monopolio aseguran que los grupos y gobiernos "neoliberales" de las últimas décadas deliberadamente prohibieron al ICE hacer inversiones para conducirlo a la crisis que ahora estalló. Entretanto, la ciudadanía fue tomada por sorpresa con la crisis, pues creía a ojos cerrados que los apagones y cortes estaban reservados más allá de su frontera para sus vecinos centroamericanos más pobres.

Descarga la aplicación

en google play en google play