Escúchenos en línea

Viernes, día clave para negociar salario mínimo y parece que el aumento será del 18%

Varias agencias. | 27 de Abril de 2007 a las 00:00
La Ministra del Trabajo, Jeannette Chávez, convocó este jueves a las autoridades del gobierno, empresarios y sindicatos de los trabajadores a la séptima ronda de negociaciones para fijar el nuevo salario mínimo en este país, que se realizará este viernes por la mañana. Los sindicalistas dicen que no aceptarán menos del 25%, los patrones que no aumentarán más del 10.4% y la propuesta inicial del gobierno ha sido del 10% de incremento del salario mínimo. Para este viernes, los sindicatos anunciaron plantones en las afueras del ministerio de Trabajo, sede de las negociaciones, para presionar al Ejecutivo y al empresariado. La canasta básica, que incluye ahora el alquiler de viviendas, cuesta tres mil 500 córdobas (192 dólares al cambio actual), mientras que el salario mínimo en las ciudades no sobrepasa los 88 dólares. En el campo apenas alcanza los 700 córdobas mensuales (unos 40 dólares). Los sindicatos de los trabajadores señalan que ambas propuestas, la del gobierno y los empresarios, son inaceptables porque no cubre la canasta básica de 53 productos. El salario mínimo tiene que ser fijado por al menos dos de los tres sectores, de acuerdo a las leyes nicaragüenses. Una fuente vinculada a la Presidencia dijo este jueves a Radio La Primerísima que el gobierno probablemente propondrá un incremento de entre un 15% y un 18%. "Si esto es cierto, al menos recuperaremos la pérdida del poder adquisitivo de los últimos quince meses", comentó al respecto el representante de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), Luis Barboza. Según la fuente presidencial, "si el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP, que agrupa a los grandes y medianos empresarios del país) no aceptan, entonces nos veremos obligados a firmar el acuerdo con los sindicatos". Si esto ocurre, sería la primera vez desde que fue instalada la Comisión del Salario Mínimo, hace ocho años. Hasta ahora, los gobiernos de turno siempre habían firmado los acuerdos con la propuesta de los patrones, avalada por minúsculas centrales sindicales, con quienes ambos sectores guardan afinidad ideológica. Los sindicatos de trabajadores, quienes se han retirado de los anteriores encuentros por falta de acuerdos entre las tres partes, reiteraron hoy que mantendrán su propuesta de incrementar el salario mínimo en un 25 por ciento. "No vamos a firmar ningún ajuste al salario mínimo que esté por debajo del 25 por ciento", señaló Domingo Pérez, secretario general del sindicato Unión de Empleados de Nicaragua (UNE). Los empresarios, por su lado, manifestaron que su propuesta será la misma, de incrementar en un 10,4 por ciento el salario mínimo. El presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua, José Adán Aguerri, agregó que "estamos siendo lo suficientemente responsables en relación al tema de la estabilidad macroeconómica". Aguerri sugirió a los sindicatos de los trabajadores aceptar el 10,4 por ciento de incremento salarial y dentro de seis meses, cuando vuelvan a discutir de nuevo el salario mínimo, hacer "nuevos ajustes. Si no lo aceptan antes del lunes, entonces perderán un mes más, porque cualquier acuerdo posterior, entraría en vigor hasta junio". El comerciante declaró que el 10.4% que ofrecen los patrones es para mantener el poder adquisitivo de enero del 2006, para una canasta que valoró en 3,010 córdobas (165 dólares) la cual según el comerciante, puede ser comprada con los ingresos aportados por al menos 2,6 miembros de una familia.

Descarga la aplicación

en google play en google play