Escúchenos en línea

Miles de cubanos damnificados son atendidos con alimentos y víveres

La Habana. Agencias. | 26 de Octubre de 2012 a las 20:13

Las autoridades cubanas movilizaban  este viernes, alimentos y otros insumos básicos para ayudar a los miles de damnificados por el huracán Sandy, que dejó 11 muertos a su paso por la zona oriental de la isla, e intensas lluvias que aún persistían en la parte central.

Las tres provincias más afectadas por el impacto del meteoro son Santiago de Cuba, Guantánamo y Holguín, que Sandy atravesó el jueves de madrugada causando fuertes lluvias acompañadas por vientos de gran intensidad, con ráfagas de hasta 165 km/h. La ciudad de Santiago de Cuba, la segunda del país, resultó muy dañada.

El envío de recursos de emergencia fue acordado en una reunión del Consejo de Defensa Nacional, presidida por el presidente Raúl Castro, que evaluó "preliminarmente los daños ocasionados" por Sandy y trazó estrategias para "prestar la ayuda que se requiera" a los damnificados, señaló el diario oficial Granma.

Castro se comunicó telefónicamente con los responsables de las zonas afectadas, les expresó su "confianza en la recuperación del país" y su "interés de visitar la región en las próximas horas", reseñaron medios locales.

El mandatario destacó también la importancia de "restablecer los principales servicios afectados, en particular la electricidad", dijo el portal de Solvisión, la televisora de Guantánamo.

Esos daños, y las intensas lluvias que aún persistían, sobre todo en la región central de la isla, llevaron a la Comisión Electoral Nacional (CEN) a suspender la segunda vuelta de los comicios municipales, prevista para el domingo, hasta una fecha que se anunciará "oportunamente".

Por su parte, la Defensa Civil decretó una fase de alerta por intensos aguaceros en las provincias centrales de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spiritus y Ciego de Ávila, ya que "pueden persistir al menos 24 horas más".

El gobierno movilizó hacia las provincias orientales más dañadas alimentos y otros insumos básicos, mientras las autoridades locales, con apoyo de brigadas militares, intensificaban las labores de limpieza y saneamiento para evitar enfermedades y epidemias.

Por el momento, no se ha divulgado la cifra total de damnificados, pero "en una evaluación preliminar en ocho de los nueve municipios de Santiago de Cuba (con excepción de la ciudad cabecera) se calculan al menos 4.249 derrumbes totales de viviendas, 17.000 daños parciales de techos y 27.000 totales", sostuvo la agencia cubana Prensa Latina.

El huracán Sandy dejó 11 muertos en la isla -nueve en Santiago de Cuba y dos en Guantánamo- entre ellos el bebé de cuatro meses, Roldán Barrio Colomé, que pereció aplastado al derrumbarse su casa, según la Defensa Civil cubana.

Este balance lo convierte en el segundo huracán más mortífero de los que han azotado a Cuba en medio siglo, después de Dennis, que dejó 16 muertos en julio de 2005.

El fenómeno que podría generar una gran tempestad en la costa este de Estados Unidos según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, provocó al menos 38 muertos a su paso por el Caribe: 11 en Cuba, 26 en Haití y uno en Jamaica.

El huracán cruzó Cuba de sur a norte como huracán de categoría dos, de un máximo de cinco en la escala de Saffir-Simpson, dañando varios miles de viviendas, comercios, escuelas y hospitales, y anegando cultivos de plátano, tomate, tabaco, frijoles y caña de azúcar (a pocas semanas del inicio de la cosecha azucarera).

El Nacional de Centro de Huracanes informó que Sandy, degradado a ciclón de categoría uno, se encontraba a las 00H00 GMT del sábado a unos 120 km al norte de la isla Abaco, en Bahamas, y a 645 km al sur-sureste de Charleston, en Carolina del Sur (sureste de Estados Unidos), desplazándose a 11 km/h con vientos máximos sostenidos de 120 km/h.


Descarga la aplicación

en google play en google play