Escúchenos en línea

«ALBA es la única alternativa para que avancen los pueblos», dice Ortega a su arribo a Venezuela

Varias agencias | 28 de Abril de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega llegó a las once de la mañana a Venezuela para participar en la V Cumbre de la Alternativa Bolivariana para América (ALBA) que Nicaragua integra junto a Venezuela, Cuba y Bolivia y a la cual asistirán representantes de nueve países latinoamericanos y del Caribe. A su arribo a Barquisimeto, sede de la Cumbre, Ortega dijo que este encuentro "es un momento para reflexionar y evaluar los avances del Alba, así como fortalecer acuerdos para profundizar este proyecto (...) la posibilidad de construir una verdadera democracia en el orden económico, social y político, un desarrollo integral que le entregue realmente el poder al pueblo. Vamos a reflexionar y evaluar cómo va marchando este proyecto (ALBA), que es la única esperanza que tienen los pueblos latinoamericanos para salir de la pobreza". Destacó que el objetivo es "ver cómo se alcanza la soberanía plena, libre de toda hegemonía imperial y capitalista. Las iniciativas de los países desarrollados están pensadas para seguir oprimiendo, son formas de colonización. Esta es una alternativa propia. Eso deben reflexionarlo los presidentes y los pueblos latinoamericanos y caribeños". Ortega defendió el ALBA frente a las otras "alternativas que se mueven en la región, muchas de ellas promovidas por los países desarrollados, que no tienen una visión estratégica para sacar a estos países de la pobreza". Según el presidente nicaragüense, esos mecanismos "están pensados para seguir dominando, para seguir oprimiendo. Son nuevas formas de colonización". En su opinión, "la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños es fundamental para lograr una soberanía plena, libre de toda hegemonía imperialista". "En cambio, aquí hablamos de una alternativa propia", dijo Ortega al referirse al ALBA. "Hoy por hoy el ALBA es la única alternativa que permite avanzar con un comercio justo, en el que la solidaridad sea un concepto fundamenta", aseveró. El mandatario criticó también a los organismos multilaterales que "imponen índices macroeconómicos a nuestros pueblos. No se trata de tener inversión por tener inversión, ni de controlar la inflación para que unos pocos sean ricos, sino que se trata de llevar salud y educación a nuestros pueblos". Insistió que "no basta que mantengamos altos los índices macroeconómicos ni traer inversión por traerla, sino de lograr que todo este esfuerzo beneficie a nuestros pueblos, tengan salud, educación y trabajo y salgan de la miseria". Nicaragua -que junto con los países centroamericanos suscribió un tratado de libre comercio con Estados Unidos- adhirió al ALBA en enero de este año, un día después de que Ortega y el Frente Sandinista volvieron al poder que habían perdido en 1990. La adhesión de Nicaragua al ALBA permitió al gobierno de Ortega beneficiarse de 12 proyectos de cooperación venezolanos en materia energética, económica y social, valorados en 340 millones de dólares.

Llegan otros invitados

Con anterioridad arribaron los presidentes de Bolivia, Evo Morales y de Haití, René Preval, en carácter de invitado, así como el vicepresidente cubano Carlos Lage, acompañado del canciller Felipe Pérez Roque. Ortega, Morales, Preval y Lage fueron recibidos en el transcurso del día por el vicepresidente venezolano, Jorge Rodríguez, en la base aérea de Barquisimeto, unos 400 kilómetros al oeste de Caracas. La Cumbre del ALBA inicia hoy con una reunión de cancilleres previa a la cita de dos días de los presidentes de Bolivia, Haití, Nicaragua y Venezuela, junto a altas autoridades de Cuba, Ecuador, San Vicente, Dominica, Antigua y Barbuda. La instalación formal del encuentro se realizará la tarde de este sábado. En el marco de la cumbre serán inaugurados los II Juegos Deportivos del ALBA, en los que participan atletas de 31 países en 45 disciplinas. Simultáneamente empezaron allegar cerca de 100 delegados de movimientos sociales de América Latina, desde los Sin Tierra de Brasil hasta el Frente Farabundo Martí de El Salvador. Los delegados de los movimientos sociales deliberarán junto a medio centenar de representantes de organizaciones venezolanas este sábado en Barquisimeto, y el domingo sostendrán un conversatorio con los mandatarios en el cercano pueblo de Tintorero. La Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), lanzada hace tres años entre Cuba y Venezuela, pretende ser un mecanismo de unión más que de integración comercial. Hace un año se sumó Bolivia la iniciativa, que incorporó al grupo el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), un mecanismo para intercambios económicos no financieros. Nicaragua adhirió el pasado enero y Ecuador evalúa la propuesta. En el ALBA, los gobiernos propugnan además de los acuerdos de intercambio comercial, convenios en los sectores sociales, culturales y deportivos.

Descarga la aplicación

en google play en google play