Escúchenos en línea

EEUU es un gran pecador por el bloqueo contra Cuba

Managua. PL. | 13 de Noviembre de 2012 a las 17:00

Millones de personas sufren en Cuba la sistemática violación a sus derechos humanos que significa el mantenimiento del bloqueo por parte del gobierno de Estados Unidos, expuso este martes el reverendo nicaragüense Sixto Ulloa.

Este 13 de noviembre, la comunidad internacional, en el seno de Naciones Unidas, volvió a exigir el cese de esa política totalmente injusta y criminal, destacó el pastor evangélico e integrante de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos en Nicaragua.

En entrevista con Prensa Latina, el líder religioso apreció cómo los cubanos, desde el optimismo, el amor a la vida y la creatividad, han sabido encontrar soluciones para resistir vicisitudes de toda naturaleza a cuenta del bloqueo por más de 50 años.

Desde cualquier punto de vista, resulta insostenible la continuidad del bloqueo, eso lo viene diciendo el mundo entero en sucesivos pronunciamientos en Naciones Unidas, y esta es la ocasión 21 en que las autoridades de Washington son emplazadas por el organismo multilateral, recordó.

Nicaragua, dijo, siempre ha acompañado a Cuba en su lucha por la justicia, incluso antes del triunfo aquí de la revolución popular sandinista en 1979, porque se trata de valores universales compartidos por la humanidad.

La reelección presidencial de Barack Obama estuvo respaldada por el voto de una gran cantidad de latinoamericanos residentes en Estados Unidos, comentó el pastor en alusión a la promesa del mandatario de un cambio de política hacia la región en calidad de iguales, con respeto a la soberanía de los otros Estados.

Obama pudiera dar pasos para la negociación y el entendimiento con el pueblo de Cuba, manifestó el defensor de los derechos humanos.

A juicio de Ulloa, en esa isla caribeña tiene lugar una renovación del modelo socialista a partir de las decisiones del pueblo que, sin ser objetivo, continúa desmantelando históricas campañas en contra del gobierno revolucionario, sus dirigentes y el liderazgo del partido comunista.

Entre las transformaciones valoró la reciente actualización de la política migratoria para que los cubanos viajen libremente al exterior, las nuevas facilidades para la compra-venta de viviendas y el aumento de los negocios particulares.

Es decir, la revolución cubana se sigue renovando a partir de las demandas propias de su sociedad y ello abona a la práctica del ejercicio de la soberanía y la autodeterminación, opinó.

Desde 1978 las iglesias evangélicas cristianas de Nicaragua mantienen contactos sistemáticos y fluidos con las existentes en Cuba y somos testigos de las relaciones de respeto por parte del Estado y su vocación por unir intereses comunes a favor de la nación, subrayó.

A la luz de la visión cristiana de la vida, la revolución cubana significa una recuperación espiritual y pragmática, en tanto hechos concretos, de las sagradas escrituras, pues ha dado educación, salud, cultura, desarrollo científico, bienestar humano a las personas por igual, expuso el reverendo.

Aun bloqueado, ese pueblo es solidario con prójimo más allá de sus fronteras; doy fe de ello, soy uno de los fundadores de la Operación Milagro en Nicaragua; es decir, del programa ideado por Cuba para ofrecer operaciones oculares gratuitas.

Ese programa de intervenciones quirúrgicas comenzó aquí un año antes del retorno del Frente Sandinista de Liberación Nacional a la dirección del gobierno con el presidente Daniel Ortega, precisó.

Unos mil 500 nicaragüenses recibieron en aquellos momentos los beneficios de la Operación Milagro, entre ellos 450 pastores evangélicos, y con el inicio del mandato de Ortega en 2007, el Estado incorporó el programa como un plan para toda la nación.

Entre los pecados más grandes del gobierno de Estados Unidos está el bloqueo económico, financiero y comercial a Cuba; el mundo lo reiteró hoy en Naciones Unidas, resumió el reverendo.


Descarga la aplicación

en google play en google play