Escúchenos en línea

Cumbre clausura con un encuentro con los movimientos sociales: «en el ALBA quienes mandan son los pueblos»

Varias agencias. Desde Tintorero, Lara, Venezuela. | 29 de Abril de 2007 a las 00:00
Delegados de movimientos sociales de 19 países defendieron este domingo los principios de solidaridad y justicia social que alientan el ALBA en un documento elaborado en la marco de la cumbre presidencial de ese organismo. El documento fue entregado a los presidentes e invitados a la cumbre presidencial que se trasladaron a la población rural de Tintorero, cerca de la sede de la reunión, Barquisimeto, 300 kilómetros al oeste de Caracas. En la sesión de trabajo participaron los mandatarios de Venezuela, Hugo Chávez; Nicaragua, Daniel Ortega; Bolivia, Evo Morales, y Haití, René Préval; el vicepresidente de Cuba Carlos Lage, y ministros de otras nueve naciones caribeñas. En el intercambio se acordó la creación de un Consejo de representantes de organizaciones sociales que complementará al de Presidentes del ALBA. Más de un centenar de delegados, mediante voceros, expusieron la los mandatarios los acuerdos de sus deliberaciones, cuyo basamento coincide con el ALBA, y las ansias de independencia, unidad, libertad y justicia para los pueblos. También se manifestaron contra las políticas neoliberales y fustigaron el ALCA, proyecto hegemónico estadounidense que ha sido barrido por el ALBA, basado en la unidad, la complementariedad y teniendo como objetivo supremo el beneficio de los pueblos. Los movimientos sociales abogaron por la "unión de los pueblos, la autodeterminación, la complementariedad económica, el comercio justo, la lucha contra la pobreza, la preservación de la identidad cultural, la integración energética, la defensa del ambiente y la justicia social". También pidieron que se incremente la cooperación con Haití en salud y educación, y recordaron que se cumple el 30 aniversario de las Madres de Mayo argentinas, y el 40 aniversario de la muerte del Che Guevara. Anunciaron, además, que celebrarán una "cumbre alternativa" a la Iberoamericana que se celebrará en noviembre en Santiago de Chile. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, recordó algunas de las vicisitudes vividas en América Latina durante décadas, después de la epopeya cubana, para que finalmente aflorase una revolución como la bolivariana, que ha dado pie a los actuales movimientos unitarios de corte izquierdista y antiimperialista. Destacó el valor de los movimientos sociales en las grandes luchas de los pueblos. "El pueblo está resucitando en el ALBA", dijo el jefe del Estado centroamericano, al tiempo de aseverar de forma fehaciente que en "en el ALBA quienes mandan son los pueblos". Esta reflexión la hizo al destacar que en el documento presentado por los líderes sociales se establecen algunas iniciativas que ya son proyectos tangibles en el ALBA. Para agilizar aún más las estrategias de desarrollo, el presidente venezolano Hugo Chávez propuso la organización y la coordinación de los movimientos sociales para que creen un Consejo de Movimientos Sociales que interactúe constantemente con los ministros y presidentes. Esta propuesta fue bien recibida y aprobada por los delegados, y al tomar la palabra representantes de México y Guatemala, expresaron el regocijo por contar con una iniciativa que responda a las necesidades de los pueblos. Representantes de la alcaldía peruana de Puno pidieron que el ALBA amplíe su marco de inclusión y busque fórmulas para admitir a regiones o municipios que comulgan con sus principios aunque pertenezcan a países con gobiernos opuestos a la iniciativa. También se planteó crear una comisión social del ALBA que sirva de puente entre los gobiernos y los movimientos sociales para que las propuestas populares encuentren vías de realización.

Fidel ha ganado la batalla por su vida

El vicepresidente cubano Carlos Lage, afirmó que Fidel ha ganado la batalla por su vida y ahora consolida la victoria, palabras que fueron acogidas por una gran ovación en el encuentro de la V Cumbre del ALBA con representantes de organizaciones sociales. Fidel, que siempre ha dado batallas por la vida de los demás, lleva ocho meses dando una batalla por su propia vida, y hoy podemos decir que la ha ganado y ahora consolida la victoria, "por lo cual él no se encuentra aquí, como nos hubiese gustado a todos", apuntó Lage. Agegó que Fidel no ha estado ausente de la batalla revolucionaria en estos ocho meses. Y no es simbólico su permanente espíritu de lucha, es un testimonio real –dijo Lage- , y añadió: hemos visto a Fidel en su enfermedad, en los momentos más difíciles, no dejar de pensar en los problemas de Cuba, de América Latina y del mundo. "No ha dejado de meditar y aconsejar", puntualizó. En medio de un gran coro que exclamaba "Fidel, Fidel, qué tiene Fidel, que los imperialistas no pueden con él", Lage transmitió un saludo del máximo líder cubano a la reunión. Dijo que Fidel ha estado siguiendo por TV los detalles de la V Cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas, "ha sido el principal televidente" de las sesiones, remarcó. Lage añadió que Fidel envió un saludo al encuentro de la Cumbre del ALBA con el movimiento de organizaciones sociales, que por primera vez no sesionaron en paralelo, sino juntas, y trasmitió al Jefe de la Revolución Cubana un abrazo de todos. La intervención de Lage se produjo a propósito del agradecimiento a Cuba y a Fidel por parte del mandatario haitiano, René Preval, invitado a la V Cumbre del ALBA. Y manifestó Lage: Ha sido Fidel quien ha educado a nuestro pueblo en ese espíritu de solidaridad internacionalista, que ennoblece y engrandece a nuestro propio pueblo. El presidente venezolano Hugo Chávez comentó seguidamente que Fidel es un ejemplo de entrega suprema, de dedicación al estudio, "es impresionante", subrayó, e hizo referencia a su capacidad para encontrar soluciones. "Hay un gran pueblo que tiene al frente a un gran líder", expresó. Agregó Chávez "ojalá pronto podamos hacer una Cumbre ALBA en Cuba, y por supuesto con Fidel". El presidente Daniel Ortega, había transmitido también un saludo a Fidel, a quien llamó el precursor, y envió igualmente un mensaje solidario "al pueblo heroico de Cuba", palabras que fueron respaldadas con una fuerte ovación. En la ocasión, Pablo Guayasamín, hijo del gran pintor Oswaldo Guayasamín, entregó a Chávez un cuadro de Fidel pintado por su padre, y llamó a respaldar el Encuentro de Solidaridad con Cuba que se efectuará en Quito, Ecuador.

Descarga la aplicación

en google play en google play