Escúchenos en línea

Según el General Halleslevens, «en el ejército no hay doble discurso»

Por Carlos F. Chamorro, semanario Confidencial. | 30 de Abril de 2007 a las 00:00
Con un rango de confianza ciudadana del 71.5% en la última encuesta de M y R, superando incluso a los medios de comunicación y a la Iglesia por más de siete puntos, el Jefe del Ejército, General Omar Hallesleven atribuye este reconocimiento ciudadano a la trayectoria de la institución durante varios años.

Por Carlos F. Chamorro, semanario Confidencial.

Además de destacar las misiones cumplidas, la disposición de servicio a la población y el profesionalismo del cuerpo castrense, Hallesleven asegura que "en el Ejército no hay doble discurso", y resalta una actitud celosa y vigilante en torno a su credibilidad. "Tenemos conciencia que las instituciones en su actuar pueden diluir su institucionalidad, si esta institucionalidad llega a quebrarse, esa institución difícilmente puede recuperarse. Entonces aquí el peligro en Nicaragua y la lucha nuestra es que manejemos niveles de protección de la institucionalidad, para que lejos de diluirse, se fortalezca", puntualizó Hallesleven. En una amplia entrevista para Confidencial, el Jefe del Ejército describió una "relación cordial, en el marco de la ley," con el presidente Ortega, y no descarta que en algún momento el mandatario nombre a un Ministro de Defensa. La última encuesta de la consultoría M y R coloca al Ejército como la institución mas confiable del país. ¿A qué atribuye ese incremento en la confianza en el Ejército? ¿Se podría identificar algún factor clave? Yo diría que esto no es un salto de la noche a la mañana, como que vos te tiras en paracaídas y caés hoy cosechando este tipo de datos en la opinión. Quiero recordarte que el Ejército ha venido manteniendo en los últimos años, unos lugares bastante buenos en estos puntajes de opinión. Creo que hay efectivamente muchos factores que nos llevan a este estado en el cual se encuentra el Ejército actualmente en el grado de credibilidad en nuestra población. Uno de los factores que señala la gente en la encuesta es el reconocimiento al profesionalismo del Ejército, más del 50% dice que el Ejército es una institución muy profesional. El Ejército logró sortear las crisis constitucionales que se dieron en el pasado entre los poderes del Estado, y supongo que a ese factor de no intervención del Ejército en la vida política le da un enorme reconocimiento. Creo que sí, pero nosotros tenemos bastante definido el devenir en el Ejército. Hoy por hoy existe en el Ejército la carrera militar y la máxima autoridad que es el comandante en jefe, para darte un ejemplo, ya tiene una fecha, el 21 de febrero de 2011, a las once de la mañana debe estar entregando su bastón de mando al próximo comandante en jefe. Existe una carrera militar donde cada oficial tiene la posibilidad de irse reflejando e ir viendo cual es su tránsito en la institución. Existe también un sistema de enseñanza y preparación de los oficiales que permite a la institución contar con una capacidad de oficiales, bastante bien preparados, visto desde el punto de vista tanto militar como desde el punto de vista profesional en lo que es una carrera militar o el aspecto cultural. Pero además la lógica que tenemos es que ayudamos en lo que podemos, cumplimos con la razón de ser de la institución como es: el resguardo de la soberanía de la integridad territorial, invertimos una gran cantidad de energía en esa lógica. Si nosotros podemos ayudar en lo que sea a una institución, vamos y ayudamos. Estamos firmando una gran cantidad de convenios con Aduana, con Migración, con Magfor, con Marena, para ver la parte del ecosistema y la parte de la madera; con Salud, si tenemos que abatizar, para vacunar, ahí vamos. Las mejores calificaciones se las atribuye la población al ejército en la misión de ayudar en situaciones de emergencia, el 78 por ciento le da un enorme reconocimiento al Ejército. Nosotros tenemos una defensa civil que tiene dos planes: un plan invierno y un plan verano. Ese es un tema bastante conocido, hay una gran cantidad de brigadas formadas por la Defensa Civil en cooperación con las alcaldías. Hay una cantidad de brigadistas individuales también formados por Defensa Civil, hay una red de comunicación establecida con cooperación de ONG y de algunos organismos que ayudan a la Defensa Civil, y ello ha hecho que haya un sistema a estas alturas bastante bien organizado para lo que es la ayuda y el enfrentamiento a los diferentes fenómenos naturales.

Combate al narcotráfico: inteligencia y acción operativa

Y en el caso del narcotráfico, en los últimos meses hemos visto que la Policía y el Ejército le han asestado golpes contundentes a los narcotraficantes, ¿qué tan grave es la penetración de estos carteles en nuestros territorios y en nuestros mares? Yo veo el enfrentamiento que tiene que hacer Nicaragua como Estado, como nación, al narcotráfico en dos ángulos; uno el enfrentamiento que hacen los instrumentos como es la Policía y el Ejército de Nicaragua; y otro la disponibilidad que tiene que tener el estado-nación para enfrentar este fenómeno. Nosotros, la Policía y el Ejército, venimos haciendo eso el pueblo lo conoce, la opinión pública lo sabe perfectamente, hemos venido haciendo, como dicen, un enfrentamiento con ganas, con decisión, desde hace mucho tiempo. Y este año que acabamos de concluir, el año 2006, fue bastante exitoso en el enfrentamiento a este tipo de delitos. Este año que estamos iniciando yo lo veo como concatenado un poco, porque al concluir el año pasado se inició un desencadenamiento más exitoso de lo que es el enfrentamiento de este tipo de delitos. En lo que es el enfrentamiento al narcotráfico y en lo que corresponde a la Policía y el Ejército viéndolo como un sistema, yo también le veo dos caras; el enfrentamiento físico, la captura, que tiene importancia, es lo que se ve, la captura de cocaina que están trasegando; y otro lo que es el trabajo que hacen los sistemas de inteligencia. En la actualidad diría que el sistema de inteligencia ha venido teniendo un éxito acelerado avanzando en esa línea. ¿Tiene el Ejército suficiente técnica para poder enfrentar un desafío de esta envergadura? me refiero a la fuerza aérea, la fuerza naval, ¿ha logrado tener un reforzamiento técnico para poder luchar contra el narcotráfico, que tiene medios ilimitados? Efectivamente el narcotráfico, de todo mundo es conocido, tiene muchos recursos, y además puede deshacerse de ellos a la hora que quiera, ocuparlos en una operación y dejarlos abandonados. Nosotros como institución de un Estado pobre no tenemos tantos recursos, pero combinando y teniendo la lógica de sistema en el cual vos enfrentás y si podés emplear un medio aéreo, lo empleas para trasladar tropas de forma rápida, si conocés y ponés una línea de vigilancia con la fuerza naval, también lo podés emplear. Si tenés información más fidedigna y podés montar una operación quirúrgica de captura en un punto determinado donde están talvez esperando abastecimiento, también lo podés hacer. Yo lo veo no como el enfrentamiento de dos más dos, o de uno contra uno, lo veo como un sistema que tenemos que emplear y yo creo que tenemos que potenciar más, acá en Nicaragua, el trabajo de inteligencia. Es un sistema en el cual vos haces un trabajo de inteligencia y lo combinás con un trabajo operativo. Pero a mediano plazo ¿tiene el Ejército posibilidades de reponer su técnica naval, su técnica en la fuerza aérea?, Desde hace años aquí se habla de expectativas de establecer un plan de cooperación con el ejército de los Estados Unidos o con otros ejércitos ¿Qué posibilidades existen? Hemos venido alargando la vida de los medios que tenemos, y debo decirte que en la fuerza naval contamos con una buena flota de lanchas rápidas de este mismo tipo que se utilizó hace dos noches en Masachapa por la Policía, la famosa cigarrette; y las eduardoño también con cuatro motores de 200 caballos. Donde yo diría que tenemos mas limitaciones es en la fuerza aérea, no tenemos medios de intercepción, pero que visto desde la lógica como sistema, como te digo, no vamos a pasarnos la vida añorando tener medios de intercepción, tenemos que buscar otras aristas del sistema, fortalecerlas, donde nosotros como nicaragüenses tenemos bastante experiencia.

Las relaciones con EEUU y Venezuela

Pero, ¿no resulta irónico que siendo el Ejército la institución de mayor confiabilidad en la sociedad nicaragüense, no puede concederle Estados Unidos un plan de cooperación de largo plazo? Hemos venido sosteniendo con los señores norteamericanos una relación de fuerzas armadas que en algún momento tuvo sus altos y bajos, y luego la hemos venido estableciendo, tenemos una relación bastante franca, diáfana, de ayuda en el enfrentamiento de este tipo de delito, sin embargo entendemos que los norteamericanos no son muy dados a ayudar de forma grande en estos temas. Hay otros países que pudieran representar alternativas, por ejemplo, ahora que el Estado nicaragüense tiene una relación tan estrecha con Venezuela ¿cómo son las relaciones del Ejército de Nicaragua y las fuerzas armadas venezolanas? Indudablemente que en estos temas yo creo que el Ejército va a tener que seguir explorando posibilidades, ya sea con Venezuela, ya sea con España, con otros países, con Taiwán, donde podamos seguir siempre en la búsqueda de fortalecer esos dos instrumentos que tiene el Ejército y que son parte de este Estado, de este gobierno. El gobierno de Venezuela anunció un plan para construir una carretera de Bilwi a Río Blanco, y se ha dicho que sería construida por el ejército de Venezuela, ¿El Ejército de Nicaragua es parte de ese proyecto de construcción de esa carretera? Entiendo que las construcciones viales donde Venezuela ha apoyado a algunos países, las ejecuta con el cuerpo de ingenieros de sus fuerzas armadas. Aquí estuvo el jefe del cuerpo de ingenieros y se formó una comisión con el MTI, el cuerpo de ingenieros nuestros fue parte de esa comisión; el cuerpo de ingenieros de Venezuela, MTI de Nicaragua y el cuerpo de ingenieros del Ejército de Nicaragua. Esta comisión anduvo en el Atlántico, estuvo viendo el hilo de la carretera Bilwi –Las Minas. ¿A qué nivel se encuentra eso? Eso no lo conozco, entiendo que ellos recepcionaron la información. Pero sí, es el cuerpo de ingenieros el que ejecuta estas actividades y estos proyectos, y en esa lógica también nuestro cuerpo de ingenieros, como contraparte con el MTI de Nicaragua, forman los dos un conjunto para ser la contraparte de Nicaragua ante Venezuela.

Nuevas misiones y el Ministerio de Defensa

¿El gobierno del presidente Ortega le ha planteado al Ejército nuevas misiones?, ¿desarrollar actividades de acción cívica, orientaciones específicas en algunos ámbitos, o ustedes siguen trabajando con el mismo plan que ya habían desarrollado? Nosotros tenemos hoy por hoy, una idea que hemos venido sustentando un par de años atrás pero que no habíamos podido llevar a cabo, estamos a punto de iniciarla. ¿Cuál es la idea? Es que el Ejército se pueda involucrar en ayudar a los productores en algunos puntos que son puertos de montaña: Nueva Guinea, en algunos puntos de El Ayote, San Pedro del Norte, en algunos puntos de Jinotega, donde el Ejército conoce que hay una serie de necesidades, sobre todo en verano, de vías de penetración, de trochas veraneras. Lo habíamos planteado anteriormente, inclusive en algún momento lo conversábamos con el embajador japonés buscando ayuda y no habíamos tenido la respuesta. Vamos a abrir un nuevo frente de apoyo a la población, que estamos también con este nuevo gobierno iniciando. ¿Qué pasó con el Ministerio de Defensa? prácticamente no hay Ministerio de Defensa en el país? Yo no diría tan así, tan a secas, que no hay ministerio, lo que no hay es un Ministro nombrado. Pero las funciones del Ministerio de Defensa ¿las está ejerciendo esa secretaría o cómo se le podría llamar? Una buena parte la está ejerciendo el delegado administrativo que nombró el presidente Ortega. Casualmente el doctor Umaña anda en Ginebra con el Mayor General Calderón, el Inspector, en una reunión de donantes para el desminado, buscando fondos. ¿Pero no representa eso un debilitamiento a la institucionalidad que rodea al Ejército? Aquí se había acordado un Libro Blanco de la defensa nacional, se invirtieron muchos recursos en eso, y parte de sus conclusiones eran fortalecer las funciones del Ministerio de Defensa. Sí, efectivamente se llevó a cabo, el Libro Blanco existe y se concluyó. Creo que el Presidente de la República en algún momento va a nombrar su Ministro. Creo que le ha dado prioridad a otras áreas del gobierno, que como vos sabés asumió recientemente y tenia que darle prioridad de parte de su lógica, pero yo no descarto que en algún momento determinado se nombre al Ministro o a un Viceministro, o a un secretario que asuma la responsabilidad.

La institucionalidad: una vacuna

En estos primeros cien días del gobierno del presidente Ortega se han planteado, de parte de algunos sectores críticas al estilo de gobierno en torno a ciertas tendencias autoritarias, o de desconocimiento a la ley. En el caso de la relación con el Ejército ¿ha habido alguna suerte de afectación en esa relación institucional Ejército – presidencia? No, fijate que no, hemos manejado una relación muy cordial. Como vos sabes, nosotros hemos venido sosteniendo la subordinación a la autoridad civil, y en este caso al Presidente de la República quien es el Jefe Supremo del Ejército, pero todo en el marco de la ley, y en el marco de algo que nadie puede violar en este país como es la Constitución Política. Creo que en estos cien días o más que lleva ya el presidente Ortega, nosotros no hemos tenido ningún elemento que violente algo establecido, o que esté fuera del marco de la ley en la relación con nosotros. ¿Puede tener seguridad la población, de que esta institución que representa usted, que en este momento es la más creíble del país, tiene alguna suerte de vacuna para evitar que su institucionalidad pueda ser afectada en el futuro? Puede tener certeza. Nosotros hemos asumido una lógica en esta institución y esa lógica va a seguir ascendiendo, la lógica de fortalecer la institucionalidad. Una lógica de fortalecimiento al profesionalismo, que nos permite a lo interno poder ascender a un estadio superior en la oficialidad, o sea, no irnos quedando en el pasado, viviendo del pasado, sino que estar actualizado, una lógica de modernización, modernización que uno dice pasa por recursos económicos. Una institución puede pasar mucho tiempo formando credibilidad y la puede lograr, pero esa institución pudiera perderla en un tiempo muy corto, y nosotros hemos dicho que vamos a ir logrando credibilidad y vamos a irla acuñando para que se mantenga. Es como la profesionalización, una institución puede ser muy profesional, se descuida, se destruye, se cae; lograrla, mucho tiempo. Entonces somos muy celosos en ello pero somos vigilantes. Y lo otro que hemos dicho también, y lo vamos a seguir manteniendo, es que el discurso que tenemos para afuera es el discurso que tenemos para adentro. ¿No hay doble discurso? No hay doble discurso en el Ejército. Cuando decimos que es apolítico es porque efectivamente es apolítico, es porque a lo interno de la institución no se habla de política. Cuando decimos que en el Ejército se respetan las leyes es porque vivimos acuñando el respeto a la Constitución como la ley máxima de este país, como la que está en el vértice de las leyes, y después el respeto a todo el andamiaje jurídico-legal que existe, incluidas las leyes nuestras a lo interno, los reglamentos, que tienen mucho peso en la vida militar. Y cuando decimos respeto a la institucionalidad es porque también tenemos conciencia que las instituciones en su actuar pueden diluir su institucionalidad, si esta institucionalidad llega a quebrarse, esa institución difícilmente pueda recuperarse. Entonces aquí el peligro en Nicaragua y la lucha nuestra es que manejemos niveles de protección de la institucionalidad, para que lejos de diluirse, se fortalezca. ¿Y en este momento usted despacha personalmente con el presidente Ortega o hay algún intermediario? No, efectivamente nosotros despachamos directamente con el presidente Ortega. Ya lo hacíamos anteriormente con el doctor Alemán, en su momento el comandante en jefe del ejército también tenía despachos bilaterales con el Presidente de esa época, y con el presidente Bolaños el General Carrión, en su momento, y su servidor lo hacía también. Hoy en la actualidad lo hacemos con el presidente Ortega. ¿Este reconocimiento de la población a la confianza en el Ejército cómo lo reciben ustedes? Queremos agradecer a ese pueblo trabajador, a ese pueblo luchador que día a día está pensando en el futuro, que se levanta para trabajar y hacer algo por Nicaragua, queremos decirle que en este ejército tiene a su ejército. Que este es el ejército de Nicaragua, y que esas muestras de estima o ese reconocimiento que se manifiesta en estas encuestas no hacen mas en nosotros que comprometernos a seguir haciendo las cosas lo mejor posible, a traer esas palabritas mágicas que hoy mucho se usan como es la eficacia y la eficiencia. Y dondequiera que haya un problema y nosotros podamos ayudar a nuestro pueblo, tengan la plena seguridad que ahí vamos a estar.

Descarga la aplicación

en google play en google play