Escúchenos en línea

Sigue masacre contra Gaza tras atentados en Tel Aviv

Gaza. Agencias. | 21 de Noviembre de 2012 a las 06:10

Una serie de fuertes explosiones está sacudiendo Gaza tras el atentado en un autobús en Tel Aviv, que dejó al menos a 16 personas heridas, lo que trajo como consecuencia que Israel ha redoblado sus bombardeos contra la Franja y atacó, entre otros objetivos, con más de 10 ataques consecutivos un estadio de fútbol causando varios heridos.

El portavoz del primer ministro israelí, Alex Selski, afirma que Israel continuará su acción militar para acabar con los "terroristas" en Gaza.

"Los terroristas deben saber que ningún ataque contra civiles quedará impune, así que vamos a seguir luchando para destruir a los terroristas y destruir sus armas, sus sistemas, destruir en todo lo posible lo que usan los terroristas para disparar y llevar a cabo actos terroristas", dijo Selski a la agencia Interfax. Unas horas antes una fuerte explosión en un autobús se produjo en la capital de Israel, Tel Aviv, dejando de 15 a 20 personas heridas, según diferentes fuentes.

Según los datos preliminares, el ataque dejó al menos 15 heridos, 3 de ellos en estado grave. Se oyen sirenas de las ambulancias de urgencia en el lugar de los hechos, informa la agenca rusa RT.

La versión oficial indica que se trata de un atentado. En el lugar de los hechos se encontró otro artefacto que no estalló.

Además, Israel Radio reporta que se ha producido otra explosión en Tel Aviv cerca de un centro comercial. La información no fue confirmada oficialmente, pero la policía lo ha cerrado.

Hamás aunque no ha asumido oficialmente la responsabilidad por la explosión, matizó que el atentado es la "respuesta natural a las matanzas" en Gaza.

La policía busca a dos sospechosos (antes se informaba de uno) involucrados en la explosión del autobús, ya que se cree que aún se encuentran en la zona del atentado. Testigos dijeron haber visto a un hombre huir de la escena, según la radio israelí.

El portavoz del Ejército israelí, Avital Leibovich, escribió en su cuenta de Twitter que el autobús explotó justo "debajo" de su oficina en Tel Aviv. No se trató de un atentado suicida, ya que la bomba fue detonada a distancia, informa la oficina de RT en Tel Aviv. Se trata del primer atentado terrorista que sacude Tel Aviv desde 2006.

La medianoche de este miércoles, el plazo para la entrada en vigor de un respiro en los bombardeos contra Gaza, pasó sin que los bombardeos israelíes contra el territorio hayan disminuido e interrogantes sobre su factibilidad.

El listado de muertos en ambas partes incrementó con la asimetría que es de esperar dada la diferencia de fuerzas entre los contendientes: 139 palestinos, la mitad de ellos mujeres y niños; cinco israelíes, entre los cuales figuran tres militares, además de 11 heridos, cuya filiación no se reveló por la censura militar de Tel Aviv.

Solo este martes 26 residentes en Gaza fueron destrozados por los proyectiles israelíes, mientras el diluvio de fuego prosigue esta mañana de comienzo del invierno en medio del terror desatado por la posibilidad de una penetración del contingente de infantería y blindados desplegado por Tel Aviv cerca de la Franja, secuencia lógica de los bombardeos aéreos y artilleros.

Informes confiables en medio de la vorágine enumeraron la muerte de dos hombres que viajaban en una motocicleta alcanzados por un cohete en Rafah y de otros cuatro en la ciudad central de Deir el Balah por lo que portavoces militares de Tel Aviv han dado en llamar "la operación quirúrgica" contra la franja.

Un conteo preliminar reseña que mil 450 blancos civiles han sido devastados por los proyectiles de las fuerzas israelíes, entre ellos edificios en los que operan medios de prensa locales e internacionales.

En tanto, la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, dijo que tiene "el corazón roto" por los muertos israelíes y palestinos, pero se abstuvo de pronunciarse en sentido similar a los de otros dirigentes regionales que han condenado sin ambages los bombardeos israelíes.

Sin embargo, se congratuló en una rueda de prensa conjunta en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, de la efectividad de las armas provistas por su país a Israel.

Clinton tiene programado reunirse hoy con el presidente palestino, Mahmud Abbas, y viajar a El Cairo, donde transcurren las negociaciones para el cese de hostilidades.

Las críticas más severas provinieron del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien calificó los ataques contra Gaza de "limpieza étnica", a Israel de Estado terrorista y advirtió que ese país "está ocupando paso a paso el territorio palestino".

Tampoco fue remiso en acusar a las potencias occidentales de complicidad al condonar la violencia de Tel Aviv en el Medio Oriente y subrayó que "tarde o temprano Israel tendrá que pagar por la sangre derramada".

Las perspectivas de un cese de la violencia parecían lejanas después de un anuncio de que las conversaciones de una tregua negociada con mediación egipcia habían sido demoradas sin mencionar plazo. Los atentados en Tel Aviv terminaron de alejarlas.


Descarga la aplicación

en google play en google play