Escúchenos en línea

Salario mínimo subirá por lo menos 15%

| 1 de Mayo de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega anunció este martes que reestructurará la deuda interna con los banqueros y aumentará los impuestos a los ricos para aumentar el salario de los trabajadores públicos, los soldados del ejército y financiar programa sociales. "Tenemos que mejorar el salario de todos los trabajadores, incluyendo los soldados de nuestro Ejército, que tienen uno de lo salarios más bajos en el Estado; más bajo que el de nuestros hermanos Policías y hay que buscar cómo elevar el salario de la gente que está por debajo", dijo Ortega durante el acto de celebración del 1 de mayo en Managua. Vistiendo una camiseta roja con las siglas del Frente Nacional de los Trabajadores, el mandatario dijo que los aumentos salariales serán negociados por el Ministerio de Hacienda a través de una comisión que se instalaría el miércoles con los maestros, trabajadores de la salud, construcción y otras dependencias públicas. El presidente agregó que la comisión también revisará la posibilidad de incrementar entre un 15 y un 25% el salario mínimo de los trabajadores, que actualmente oscila entre los 60 y 120 dólares, para satisfacer una de las principales demandas de los sindicatos. Desde el 1 de abril de 2006, el salario mínimo agropecuario es de 869.40 córdobas (47.6 dólares); en la pesca, 1,371.40 (75.05 dólares); Minas y Canteras, 1,619.80 (88.65 dólares); Industria Manufacturera 1,212.7 (66.4 dólares); Industrias de la Zona Franca 1,478.40 córdobas (81 dólares); Electricidad, gas, agua, comercio, restaurantes, hoteles, transporte, almacenamiento y comunicaciones, 1,654.30 (90.55 dólares); Construcción, grupos financieros y seguros, 2,018.40 córdobas (110.5 dólares); servicios comunitarios, sociales, domésticos y personales 1,264.40 (69 dólares), y gobiernos Central y Municipal, 1,124.76 córdobas (61.56 dólares). Hasta ahora, el gobierno había planteado en la Comisión de Salario Mínimo (que se ha reunido siete veces), un incremento del 10% y los empresarios del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), el 10.4%, lo cual había originado el fracaso de siete reuniones tripartitas, convocadas por el ministerio del Trabajo. "Para esto le estoy dando instrucciones al Ministro de Hacienda" Alberto Guevara, a quien "escuché dando declaraciones donde decía que él no puede dar más del 10% de incremento en el salario mínimo, (...) a él le va a tocar discutir con todos los dirigentes del sector salud, de la construcción, de la educación, de los trabajadores del Estado, del campo, de la zona franca. Todos ellos van a ir para donde vos, se van a reunir. Y la instrucción es que ¡no nos podemos quedar en ese 10%! Debemos avanzar, acercarnos al 25% que plantean los trabajadores. Tenemos que avanzar, ir al 15% o un poco más arriba", ordenó Ortega. El mandatario dijo que los fondos saldrán de una reforma tributaria que su gobierno propondrá próximamente al Congreso para aumentar la base tributaria, al tiempo que obligará a los banqueros a pagar en tiempo y forma sus impuestos. En otra medida, ordenó al ministro de Hacienda renegociar el pago de la deuda que los anteriores gobiernos contrajeron con la banca privada, la cual es saldada anualmente con fondos del presupuesto. Este año está previsto pagar más de 804 millones de córdobas (unos 44 millones de dólares). La deuda con los bancos asciende a unos 500 millones de dólares. Una parte fue para salvar a los ahorrantes de tres bancos comerciales y uno estatal, que quebraron entre 1998 y 2000, y la mayoría ha sido una operación fraudulenta de los banqueros que adquirieron los pasivos y los activos de esos bancos quebrados, y luego recibieron del estado bonos de compensación. "Los recursos ¿de dónde? ¡Cobrales a los de los bancos, que están debiendo! Cobrales los impuestos que no han pagado ¡allí nomás vamos a tener recursos! Renegociemos con los bancos el tema de los CENIS, que ahí puede quedar un monto importante que está asignado año con año en el Presupuesto para pagar a los bancos, pero si reestructuramos esa deuda a más largo plazo y le bajamos los intereses, podemos encontrar los recursos para lograr un mejor incremento salarial, que beneficie a todos los trabajadores", explicó el mandatario. Ortega aclaró que los fondos que se obtengan de los reajustes serán destinados a salarios y a financiar la gratuitidad de la educación, salud pública y los programas sociales que su gobierno considere prioritarios para erradicar gradualmente la pobreza que afecta al 70% de los 5,4 millones de nicaragüenses. El presidente llamó a los dueños de fábricas textiles y ligeras de origen extranjero que operan en el país a subir el salario a sus obreros, que perciben un básico de 81 dólares al mes. Estos inversionistas no vienen para "hacerle un favor a Nicaragua" sin porque pagan los peores salarios de Centroamérica, explicó. "Les hemos dicho a los inversionistas, inviertan pero pagando salarios justos y desarrollando programas sociales. Y ¿qué les decimos a los inversionistas de la zona franca? Que paguen salarios justos, porque el salario en la zona franca anda por los 1,400 y pico de córdobas y ¿cuántas son las utilidades de la zona franca? ¿Por qué es que se disputan las zonas francas los inversionistas? ¡No nos engañemos! No es para hacerle un favor a Nicaragua, a los trabajadores, simplemente, porque se encuentran que en Nicaragua están pagado la mano de obra más barata de América Latina, de Centroamérica ¡y eso no es justo! Tienen que mejorar los salarios de los trabajadores de la zona franca, así como también tenemos que mejorar el salario de todos los trabajadores, incluyendo los soldados de nuestro Ejército, que tienen uno de lo salarios más bajos en el Estado; más bajo que el de nuestros hermanos Policías y hay que buscar cómo elevar el salario de la gente que está por debajo".

Descarga la aplicación

en google play en google play