Escúchenos en línea

Presidente ordena a la Policía no desalojar a nadie cuya propiedad esté en disputa

| 1 de Mayo de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega defendió este Primero de Mayo el derecho de los campesinos y precaristas a conservar sus tierras, lotes y viviendas aunque no sean legalmente suyas, y le pidió expresamente a la Policía Nacional que no los desaloje aunque haya una orden judicial de por medio, porque "es un crimen" sacarlos de sus casas. Al mismo tiempo, el mandatario ordenó a la Policía que no tolere ninguna ocupación ilegal de tierras, sin importar si el propietario es pobre o rico. "Le he dado instrucciones a los mandos de la Policía, que no se presten a desalojar a ninguna familia que tiene tiempo de estar habitando en su vivienda o en su finca en el campo", informó Ortega. Dirigiéndose expresamente a los mandos de la Policía Nacional, el presidente expresó: "Fíjense bien! Ustedes tienen que ayudarnos a fiscalizar que se cumpla lo que hemos ordenado, porque eso, no lo está ordenando Daniel como persona. Lo está ordenando el pueblo de Nicaragua a través de la persona de Daniel, porque el pueblo es el que manda en Nicaragua". Desde hace 17 años, ha sido común observar a decenas y en oportunidades hasta centenares de policías que acuden a una propiedad a desalojar a humildes familias que las han ocupado por décadas, pero que por distintas razones las han perdido, se las han robado o las tienen en litigio con otros que se reclaman sus dueños. "Es importante que ustedes, cuando vean que se va a producir un desalojo... porque se puede aparecer un Juez con una orden, y yo estoy seguro que la Policía no lo va a acompañar, porque pueden contar con órdenes de desalojo, ustedes lo saben", expresó. Y añadió: "Estamos hablando de familias que tienen ya tiempo de estar en su casa y los llegan a desalojar ¡eso es un crimen! Los adultos, niños, todos en la calle con sus trastes; estamos hablando de familias campesinas que tienen años de estar en esas propiedades; que aunque estén en disputa, ¡hay que buscar cómo resolverlo! pero no lanzándolos a la calle, sino, dándoles garantías y seguridad sobre la propiedad de la tierra". Pero también pidió a la Policía que no se permitan ocupaciones, "y esto es importante que lo trabajemos todos juntos: ¡que no se permitan ocupaciones! Cualquier ocupación que se produzca ahorita... ¡eso no! y allí la Policía sí tiene que actuar, sea de quien sea la propiedad. No importa que sea de un pequeño o gran propietario. No se le puede tocar la propiedad a nadie". Según Ortega, "ese es el compromiso que tenemos con los pobres, las familias. Irle dando solución a las demandas que tiene el pueblo; son demandas históricas: de viviendas, de lotes, de materiales de construcción; demandas de tierras, por parte de los campesinos; demandas de financiamiento". También se comprometió a resolver el financiamiento para los productores, lo cual definió como "otra gran batalla que tenemos planteada para que las fuerzas productivas se puedan desarrollar a plenitud en el campo y las ciudades; que vaya desapareciendo el desempleo y la pobreza. "Salud y educación gratuitas; financiamiento para los productores, lucha contra el hambre: allí están nuestras grandes propuestas, nuestros grandes compromisos; erradicar el hambre y la pobreza". También confirmó que el próximo 4 de mayo estará Raití, al norte de Jinotega, iniciando el programa de Lucha contra el Hambre.

Descarga la aplicación

en google play en google play