Escúchenos en línea

Militares rodean congreso por crisis política en Honduras

Tegucigalpa. Diarios Proceso y El Heraldo. | 11 de Diciembre de 2012 a las 23:00
Militares rodean congreso por crisis política en Honduras

Decenas de efectivos militares se han apostado la noche del martes en los alrededores del Congreso Nacional de Honduras, en los momentos que se discute un posible golpe contra la Corte Suprema de Justicia.

Informaciones encontradas se produjeron durante la noche de este martes y comienzo del miércoles en Honduras, luego que el vicepresidente del Congreso Nacional, Marvin Ponce, confirmó, según informó El Heraldo "el punto de partida es la destitución de los magistrados".

La comisión que investiga la conducta administrativa de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia se reunió esta noche por primera vez y está por entregar el informe al Congreso Nacional de Honduras, lo que supondría la destitución de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, informó el diputado de la Unificación Democrática, Marvin Ponce.

La Sala de lo Constitucional está integrada por cinco magistrados de los cuales cuatro, José Antonio Gutiérrez Navas (Presidente), Gustavo Enrique Bustillo Palma, Rosalinda Cruz Sequeira, José Francisco Ruiz Gaekel y Oscar Fernando Chinchilla Banegas, admitieron un recurso de amparo en contra de las pruebas de confianza que se realizan a los policías hondureños a causa del proceso de depuración.

El Presidente Porfirio Lobo respalda la acción de los diputados.

El expresidente Manuel Zelaya, derrocado por un golpe de estado en 2009, publicó un twitter que "el congreso sí tiene facultades para aprobar leyes e interpelar funcionarios y formar comisiones para exigir el cumplimiento de las leyes. Lo que el congreso no puede es suplantar la autoridad del soberano y quitar a quien el Pueblo eligió. Nadie duda que algunos funcionarios confesos del golpe tienen causales de destitución. Las FFAA frente problema político entre la corte y los demás poderes del estado ofrece protección al congreso".

Rasel Tomé, del partido de Zelaya, atribuye los rumores de golpe judicial en Honduras a pugnas entre la oligarquía por el manejo de negocios con el Estado.

Entretanto, el comisionado de derechos humanos de Honduras, Ramón Custodio, uno de los que apoyó el golpe contra Zelaya, advirtió la noche del martes que "lo que estamos presenciando es algo que no debe pasar en un estado de derecho donde los hombres no se ubican por encima de la leyes" y advirtió que quienes participen de la destitución de magistrados lo hacen fuera de la ley.

Según Custorio, una coalición de diputados que se oponen a las acciones contra la institucionalidad son quienes le han comunicado lo que está pasando el la cámara, al tiempo que lamentó los hechos que ponen en precario el orden en Honduras.

"Los abusos que se están cometiendo en nombre del pueblo desde el Congreso Nacional son un pésimo ejemplo en un estado de derecho donde las cosas se arreglan desde la institucionalidad" recalcó.

Crisis política por reventar

"Hay una verdadera crisis política en Honduras y si es posible llegaremos a la madrugada para tomar decisiones respecto a la Corte Suprema de Justicia", dijo esta noche el diputado Marvin Ponce, tras confirmar que se busca destituir a por lo menos cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional del Poder Judicial.

"Están en juego las elecciones del Partido Nacional y la crisis política", dijo Ponce, vicepresidente del Congreso Nacional y miembro del izquierdista Partido Unificación Democrática. "La crisis está por reventar nos ha confirmado el presidente del Congreso (Juan Orlando Hernández)" manifestó Ponce.

"Se trata de que se estaría acabando con la candidatura de Juan Orlando Hernández", agregó ante la insistencia de periodistas.

Ponce aceptó que "se busca evitar que se dé al traste con la carrera política del candidato nacionalista" y agregó que "además se trata de otras pruebas contundentes en la aplicación de la ley".

"Esto es un tema de correlación de fuerzas y de quien tiene los 86 votos", afirmó el izquierdista diputado de la UD.

De acuerdo a los señalamientos del parlamentario, los nacionalistas buscan evitar una división que se daría en su interior, tras la anunciada presentación en la Corte Suprema de un recurso anunciado este martes por el Movimiento Salvemos Honduras que dirige Ricardo Álvarez, que pide al poder judicial el conteo voto por voto para clarificar el resultados del evento eleccionario interno y primario que se efectuó el 18 de noviembre pasado.

Según indicó Ponce, con los votos de los diputados seguidores del liberal Yani Rosenthal se lograría el control necesario para hacer los cambios de jueces que se están propiciando.

"El problema es que hay una división en las cúpulas de poder y Juan Orlando cree que la Corte mantendrá dividido al Partido Nacional", reafirmó.

Por su parte, Rosenthal negó participar en la intentona de mover a los magistrados y dijo en comunicación telefónica con el periodista Renato Álvarez, desde San Pedro Sula, que él está en cama, incluso enfermo.

Ponce aseguró que se trabaja en un informe que será presentado a la cámara esta misma noche o madrugada.

La comisión la preside el expresidente del Colegio de Abogados de Honduras, y actual secretario del Congreso hondureño, Rigoberto Chang Castillo.

El diputado Chang planteó esquemas a seguir para la investigación y la intención es presentar un informe mediante el cual establezcan el mal proceder de al menos cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, al fallar sobre un decreto que ya había sido derogado, de acuerdo a información de diputados hondureño.

Mario Pérez, integrante de la comisión, confirmó que efectivamente se enviaron oficios al Ministerio Público y a la CSJ, para que informen sobre denuncias contra los magistrados, así como casos que mantengan engavetados.

La comisión, además de Chang Castillo y Mario Pérez, está integrada por Tomás Zambrano, Armando Calidonio, Olman Maldonado, Orle Aníbal Solís, Marvin Ponce, y German Leitzelar, pero este último renunció.

De acuerdo a fuentes parlamentarias, la decisión será firme y contundente. "No se trata de sombrerazos ni nada parecido", la intención es que rueden la cabeza de al menos cuatro magistrados, esto porque además persiste la incomodidad y la presión internacional para que se investigue a los magistrados, dijo la fuente citada por el diario El Heraldo.

El argumento jurídico sería en primera instancia el fallo de la Sala de lo Constitucional contra el decreto que permitía la aplicación de pruebas de confianza a los policías y en el caso de reprobarlas sería causal de separación de la separación. Al fallar contra ese decreto parlamentario, los magistrados de la Sala de lo Constitucional pretendían, no revertir lo actuado, pero impedir que a futuro se sigan aplicando esas pruebas.

Para este miércoles, el pleno de la CSJ tiene previsto resolver sobre ese decreto que en primera instancia fue declarad inconstitucional, y la decisión sería declarar improcedente la solicitud porque esa ley expiró desde el 25 de noviembre.

Tras esa acción, según las fuentes parlamentarias consultadas, cabría por parte del Congreso Nacional, improbar la conducta administrativa de ellos, o bien iniciarles un antejuicio por ese fallo improcedente.


Descarga la aplicación

en google play en google play