Escúchenos en línea

Más maestros se unen a huelga de hambre

Varias agencias. Desde Managua. | 6 de Mayo de 2007 a las 00:00
Más de 20 maestros participaban este domingo en una huelga de hambre en demanda de aumento salarial, en el marco de la protesta de brazos caídos que un sector del magisterio realiza contra el gobierno. A la huelga de hambre, que comenzó hace una semana con dos profesoras de la ciudad de Masaya, se integraron 22 nuevos maestros originarios de los departamentos de Managua, León, Matagalpa y Estelí, afirmó el dirigente magisterial José Siero. Con el ayuno, exigen gobierno que les paguen 222 córdobas adicionales a los 308 aprobados para este año, para completar 530, equivalentes a 30 dólares. La protesta es promovida por sindicatos de derecha agrupados en la denominada Unidad del Magisterio Nacional (UMN), la cual convocó a un paro en el cual participa menos del 10% de los 39,742 maestros de colegios públicos. Los sindicatos de la UMN, que no quisieron luchar por mejores salarios durante los gobiernos anteriores, convocaron a la protesta en marzo pasado con paros escalonados los días viernes, en abril acordaron suspender parcialmente la clases y manifestarse en pequeños grupos por las calles y hace una semana irse a una huelga de hambre. El presidente Daniel Ortega ordenó el miércoles pasado al ministro de Hacienda Alberto Guevara revisar la demanda de los maestros en una reunión prevista para este lunes en Managua. La USM convocó a un plantón en las afueras del Ministerio de Hacienda y Crédito Público como parte de sus protestas. La mayoría son mujeres con hijos, que llevan años trabajando por míseros salarios de 80 a 100 dólares mensuales. La huelga de hambre se desarrolla en los centros de estudio de los profesores afectados, donde algunos ya comenzaron a sentir mareos, vómitos y dolores de cabeza que son vigilados por paramédicos de la Cruz Roja Nicaragüense. Una maestra de 54 años de edad abandonó el ayuno que había iniciado el viernes pasado luego de sufrir mareos y calambres, informaron hoy fuentes del sector. La maestra Amalia Palacios, que junto a siete docentes iniciaron la huelga de hambre, levantó su ayuno a partir de ayer por recomendación de la Cruz Roja nicaragüense. Según Siero, la educadora fue ingresada ayer de emergencia en un centro asistencial después de sufrir mareos y calambres. "El gobierno está jugando con la vida de los maestros", advirtió el dirigente sindical, quien la semana pasada fue encontrado culpable del delito de falsificación de firmas y ahora espera su sentencia. El incremento salarial aprobado este año fue uno de los acuerdos firmados por la principal central sindical de maestros, la Asociación de Educadores (ANDEN), con el gobierno anterior de Enrique Bolaños. El gobierno alega que ese dinero ha sido usado para pagar la seguridad social de los más de 39 mil maestros, el treceavo mes, para cancelar los incentivos por títulos académicos y antigüedad, y para contratar a 3,300 maestros, que cubrirán parcialmente el incremento de la matrícula este año. Por esa razón, el gobierno destinó para incremento salarial sólo 16 dólares a partir de abril, porque decidió destinar los 14 dólares a los otros pagos. Pero en el acuerdo, no se explica si el monto acordado para este año, de 530 córdobas, incluye o no las prestaciones sociales y los incentivos. Además, el gobierno anterior tampoco previó en el presupuesto de este año, una partida para asegurar el pago de los maestros recién contratados. "No queríamos realizar este tipo de protestas, pero ahora vamos a llegar hasta el final", dijo Yadira Cisneros, una maestra de la capital que está en huelga de hambre desde el viernes pasado. "Es difícil estar en estas condiciones...es un sacrificio, pero esperamos que valga la pena", expresó por su lado la profesora Alba Ramos.

Descarga la aplicación

en google play en google play