Escúchenos en línea

CST propondrá una reforma integral al sistema pensiones

Managua. Radio La Primerísima/Informe Pastrán. | 2 de Enero de 2013 a las 07:00

La Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar, propondrá una reforma integral al sistema del seguro social de Nicaragua en el 2013, anunció este miércoles su Secretario General, Luis Barbosa.

El sindicalista dijo que pretenden que en cualquier tipo de reforma que se discuta este año, exigida por el Fondo Monetario Internacional (FMI), prevalezca la edad de retiro en 60 años y el pago de 750 cuotas o cotizaciones y que el estado honre una deuda histórica que arrastra y se comprometa a amortizar al menos el 5% anual.

Detalló que el sector laboral exigirá que los gastos operativos y administrativos del Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS) no superen el 6%, porque actualmente andan arriba del 10,8%, "y ahorrarse del 10,8% al 6% representa 500 millones de córdobas anuales".

Indicó que propondrán el pago de una pensión reducida y la pensión postergada y anticipada, que hasta ahora se ha negado a los trabajadores porque no se contempla en la ley.

Autoridades del INSS han manifestado que el sistema de pensiones se encuentra sólido, pero que para el año 2019, será indispensable realizar cambios graduales, que conlleven a consolidar este rubro.

El presidente del INSS, Roberto López, había sugerido hace varios meses, la creación por cada asegurado de una cuenta de ahorra paralela y hacer uso de esos fondos, que serán reconocidos cuando pasen a retiro, pero pasaría la tasa de cotización del 11 al 15%, incrementar la cartera de asegurados, así como subir la edad de jubilación de 60 a 65 años, y la cantidad de semanas cotizadas de 750 a mil 500.

El sector privado ha estado de acuerdo en sentarse a discutir todas las alternativas para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones. esta reforma debió darse desde el 2010 y ha sido postergada.

Adelantó Barbosa que recolectarán 20 mil firmas a nivel nacional para presentar el ante proyecto de ley en el parlamento y que el viernes pasado entregaron copia del documento en la Presidencia de la República, dirigido al Presidente Daniel Ortega y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo. Igualmente fue entregado al asesor económico, Bayardo Arce, En los próximos días entregarán copia al COSEP.

Luis Barbosa, Secretario General de la CSJ-JBE sostiene que cualquier reforma debe modernizar el sistema de seguridad social y ampliar la base de asegurados. Propone que taxistas, autobuseros, incluso estudiantes de quinto año y todo aquel que sea trabajador por cuenta propia también se afilie al INSS.

Con más de 2 millones de personas en actividad económica activa en Nicaragua, solo un 18% de ellos son cotizantes del INSS. "Necesitamos ampliar esa base. Nuestra propuesta, cuando habla de una eficiente administración, estamos hablando de eficiencia en la calidad de los servicios porque los servicios que recibimos los trabajadores a través de las empresas medicas deja mucho que desear", expresó.

Reveló Luis Barbosa que el estado paga a las empresas médicas previsionales 90 millones de dólares anuales. "Por eso es que la salud se ha vuelto un negocio y vemos clínicas que nacieron en garajes que ahora tienen edificios de tres y cuatro plantas a costillas de la salud del pueblo trabajador".

Indicó que si un asegurado requiere de atención médica especializada tiene que esperar entre 6 meses y un año para ser atendido y por tanto el per cápita que se entrega a cada empresa privada debe ser revisado o en todo caso el INSS debiera tener sus propias clínicas para darle un mejor servicio a los asegurados.

Los mayores de 60 años, que hoy representan el 6% de la población total del país serán el 20% en 2050, de acuerdo con datos del INIDE. En otras palabras, en la actualidad existen 12.4 personas en edad de trabajar por cada jubilado y 6.6 cotizantes por 1 pensionado, con lo cual se demuestra que la seguridad social no está comprometida con el envejecimiento de la población, como se observa en Europa.

El problema financiero del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) se explica con el hecho de las pensiones se pagan con las cotizaciones de los asegurados actuales, que pasan a ser pensionados cuando cumplen 60 años de edad y hayan cotizado durante 15 años o 750 semanas, y reciben una pensión o a través de sus beneficiarios sobrevivientes entre 15 y 35 años.


Descarga la aplicación

en google play en google play