Escúchenos en línea

Educación regresa a la normalidad en todo el país

Varias agencias. Desde Managua. | 7 de Mayo de 2007 a las 00:00
Tras ocho horas de reuniones la tarde del lunes, los dirigentes de los sindicatos agrupados en la Unidad del Magisterio Nacional (USM), la oficialista Asociación Nacional de Educadores (ANDEN), y el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, firmaron un conjunto de acuerdos para poner fin al paro parcial de maestros en cinco departamentos del país. El titular de Hacienda indicó que el gobierno enviará a la Asamblea Nacional con carácter de urgencia, un proyecto de reforma a la Ley del Presupuesto Nacional de 2007 para dar al Ministerio de Educación una partida por 37.7 millones de córdobas (1,949,754 dólares), para atender las demandas de los educadores que han realizado sus protestas. Durante la reunión, el gobierno convino con los sindicatos devolver a los educadores el dinero que les había quitado para el seguro, que será asumido por el gobierno, para que su incremento real sea de aproximadamente 380 córdobas (21 dólares) o más, dependiendo del escalafón que tenga el educador. "El gobierno de Nicaragua como una solución adicional restituirá el monto correspondiente al aporte patronal de 37.5 millones de córdobas (dos millones de dólares que le quitó a los trabajadores y) que afectaba la reserva de reajuste salarial del 2007", señala uno de los puntos del acuerdo firmado por las partes. "Con el presente acuerdo se satisfacen las demandas que por razones salariales ha planteado el gremio de maestros para el año 2007, a través de sus sindicatos, obligándose a cesar a partir de este momento sus manifestaciones o huelga, por no existir más motivos para ella", reza el acuerdo firmado por todas las partes y leído por el ministro Guevara en rueda de prensa. Por otra parte, el ministro de Educación, Miguel De Castilla, informó que este martes sostendrá una reunión con los dirigentes magisteriales para proceder a distribuir los 37.5 millones de córdobas entre todos los maestros del país para el aumento salarial. Respecto a los días de clases que perdieron los alumnos, el profesor De Castilla expresó que quienes más le preocupan son los alumnos de quinto año de secundaria, ya que son los que tienen que hacer exámenes de admisión en los primeros días de noviembre. Sin embargo, dijo, "este martes que nos reunamos con los dirigentes sindicales miraremos la forma de recuperar esos días, para que no se castigue a nadie por estos paros, ni alumnos de primaria, ni de secundaria". También expresó su esperanza de que quienes estuvieron en huelga de hambre, no hayan sufrido "ningún daño a su sistema biológico, ni psicológico, a fin de que no haya nadie lastimado al final de esta jornada de reivindicaciones salariales". El portavoz de la USM, que lideró la protesta, Carlos Bojorge, por su lado, dijo que "en aras de la estabilidad del sistema educativo y por respeto a la sociedad nicaragüense, hemos optado por aceptar parte de la solución a la problemática planteada". Los sindicatos por su lado se comprometen a integrarse a sus labores magisteriales, con la garantía de que el gobierno no despedirá ni tomará ninguna medida de represalia contra los profesores que estuvieron en huelga. Los acuerdos fueron recibidos por las bases magisteriales que estaban en paro con cierto recelo y en algunos casos con voces de protesta. "Estamos discutiendo eso porque hay sectores que no están de acuerdo con lo que se firmó, pero la huelga se tiene que desmontar", dijo el dirigente sindical, José Siero. La USM había arreciado este lunes sus protestas en demanda de un incremento salarial, al mantener siete de ellos una huelga de hambre y otros cientos se plantaron en las afueras del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Además, unos dos mil educadores continuaron por quinta semana seguida una huelga parcial en los colegios públicos. Los educadores de la USM, integrada por doce sindicatos de la derecha, estuvieron en huelga parcial desde hace cuatro semanas, en demanda de un aumento salarial de 540 córdobas (30 dólares), retroactivo desde el 1 de enero pasado. La UMS aglutina a cerca del 30 por ciento de los 39.752 docentes de la educación pública de Nicaragua. Los docentes estaban en desacuerdo con el incremento autorizado por el gobierno, de 308 córdobas (17 dólares), en sus salarios. Los maestros devengan un salario de entre 65 y 100 dólares al mes.

Texto de los acuerdos

Un comunicado del Ministerio de Educación, revela el texto íntegro de los acuerdos: 1. El gobierno de Nicaragua, asegurará la entrega total del monto de C$ 206.6 millones de córdobas acordados por los maestros con el gobierno anterior en el año 2006 y aprobados en el Presupuesto General de la República del 2007. 2. El gobierno de Nicaragua como una solución adicional a los acuerdos iniciales, restituirá el monto correspondiente al Aporte Patronal por C$37.5 millones de córdobas, que afectó la reserva de ajuste salarial del 2007. 3. El gobierno de la República enviará a la Asamblea Nacional con carácter de urgencia una iniciativa de ley de reforma al Presupuesto General de la República del 2007, en la cual se incluirá una partida económica al Ministerio de Educacion por C$ 37.5 millones de córdobas para restituir el efecto del aporte patronal en el monto de reserva para el ajuste de salario aprobado en 2007. 4. Que con el presente acuerdo se satisfacen las demandas que por razones salariales ha planteado el gremio de maestros para el año 2007 a través de sus sindicatos, obligándose a cesar a partir de este momento sus manifestaciones de Huelga por no existir más motivos para ella. De igual forma se comprometen a integrarse a sus labores magisteriales por las razones antes expresadas. 5. El gobierno de Nicaragua se compromete a garantizar la estabilidad laboral de los maestros que han participado en esta Huelga. Los firmantes de este acuerdo se reunirán con el Ministro de Educación para los efectos de distribución de los fondos antes referidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play